Mía

Los niños saben qué pedir en su día

Los chicos consultados por Mía demandan a sus padres juguetes, diversión, pero sobre todo compañía

Padres e hijos

Padres e hijos Foto: Archivo

La Razón / Erika Ibargüen Ayub

00:00 / 05 de abril de 2012

“Quiero que me compres una cancha de fútbol con césped sintético y así nunca dejaré de quererte”, sorprendió Bernardo Flores, de 12 años, a su papá cuando éste le preguntó sobre el regalo que le gustaría recibir por el Día del Niño.

mía pidió a mamás y papás que recordasen sugerencias de este tipo hechas por sus hijos o que les formulasen ahora, antes del 12 de abril, la pregunta al respecto.

Las ocurrencias menudearon. “Quiero que dejes de ir a trabajar y que juegues todo el tiempo conmigo”, le dijo Diego Salas (10 años) a su mamá.

“Quiero que sigas siendo mi papá y que me quieras más” , respondió Eduardo Gómez (11 años) y su hermano menor, Miguel, retrucó: “Mi papá siempre tiene tiempo para no-sotros, pero quiero que me compre una pista de autos y que saque más tiempo todas las tardes para que juguemos a las carreras”.

Natalia Galindo (4 años) espera que sus papás la lleven a algún restaurante de comida rápida, “porque así puedo jugar y estar con mi mamá y mi papá, juntos”. Su hermano Luciano (12 años) aprovechó para solicitar algo concreto: “un juego para Xbox 360, pero para kinect”,  aunque, “si no se puede, quiero que mi papá me lleve a la cancha a jugar fútbol y que veamos películas”.

Otro grupo de niños consultados se inclinaron por juguetes, pero no dejaron de enfatizar en la alegría que les provoca tener a sus padres al lado. Camila Flores (12 años) conmovió a su mamá al pedirle que dejara volver a casa a su papá (están separados), porque es lo que ella más quiere.

“Yo quiero mucho a mis papás y no necesito que me regalen juguetes; pero si pudieran, me gustaría recibir una  muñeca Monster High”, le dijo Belén Fuentes (10 años) a mía.

La psicóloga Mónica Soliz señala que los niños son muy sinceros cuando expresan lo que sienten, lo que les hace falta. Es muy normal que soliciten juguetes, pero cuando empiezan a reclamar otro tipo de demandas relacionadas con el amor, el cariño, la compañía y la atención, los papás deberían tener en cuenta para resolverlo; pero, si escapa de sus manos, bien se puede acudir a un especialista para buscar ayuda.

Buen tiempo

Dedícale a tu hijo el tiempo libre que tengas, brindándole atención y amor para que no sienta tanto tu ausencia cuando vas a trabajar. Haz que los fines de semana y los feriados sean especiales e inolvidables; evita que ese tiempo escaso se pierda en regaños y enojos.

Comparte con él

Antes de decidir comprar un juguete costoso para conquistar a tu hijo y dejarlo que juegue solo en su tiempo libre,  mejor llévalo al parque, juega con él, comparte sus vivencias, cuéntale tus secretos, consigue que confíe en ti y haz que se sienta el niño más feliz de la tierra porque crecerá y  eso es lo que recordará.

Saber escuchar

Escucha activamente a tu hijo y ten conversaciones genuinas con él. Si sólo escuchas con un oído y mantienes el otro conectado al teléfono o a una cacerola que está a punto de hervir, cometes un error. Evita que tu niño sea testigo de tus tiempos de furia o desgano.

Fuentes: Mónica Soliz, psicóloga.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia