Mía

Las mil y una noches, encanto oriental que conquistó Latinoamérica

Fue en Chile donde se hizo el doblaje al español y se abrió la puerta del éxito en toda la región, que la aclama.

La Razón (Edición Impresa) / Eliana Flores y Miguel Vargas / La Paz

00:00 / 16 de abril de 2015

Muchos niños peruanos han sido registrados con los nombres Sherezade, Onur, Thiago y Liam, según registra el portal www.elpopular.pe. Y es que la historia de amor de la telenovela turca Las mil y una noches, que emula y homenajea al libro clásico universal, ha conquistado los corazones latinoamericanos.

La historia es sencilla: Sherezade Eviyaoglu es una arquitecta que trabaja en Binyapi, una importante constructora turca que pertenece a Onur Aksal y Kerem Inceoglu.

Sherezade es viuda y tiene un hijo de cinco años, llamado Kaan, con leucemia. El niño necesita un trasplante de médula que cuesta 100 millones de liras turcas y para costear la intervención, Sherezade acude a su millonario suegro, Burhan Eviyaoglu, pero éste se niega a prestarle el dinero porque reniega de la existencia del pequeño. En ese marco, Sherezade pide ayuda a su jefe Onur, quien está dispuesto a darle el dinero que necesita a cambio de pasar una noche juntos.

Desesperada, Sherezade acepta y desde entonces Onur se obsesiona con ella. El empresario arregla un viaje a Dubái en el que le ofrece el doble de dinero a cambio de otra noche, pero Sherezade se niega muy molesta e intenta alejarse de él, aunque Onur no pierde la esperanza de ganar su amor.

  • La fiebre

Esta trama llamó la atención de Patricio Hernández e Ignacio Vicente, del Canal 13 de Chile. En 2013 hallaron la novela en un stand medio perdido en el MIPTV de Cannes. Vieron unos pasajes en turco, mientras los vendedores les contaban la historia en inglés y se engancharon, cuenta el portal elcomercio.pe.

Cuando ambos chilenos se cambiaron a Mega, un canal dispuesto a tomar riesgos, compraron Las mil y una noches. Primero tuvieron que hacer algo inusual para la Tv chilena: doblar los diálogos y confrontar al público con escenas y planos más largos que el promedio del formato latino. De 11 puntos en su debut en marzo de 2014, el rating escaló al rango de los 30 puntos.

La fiebre se fue contagiando en el resto de Latinoamérica. En cada país, el resultado fue similar: Perú, Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, México, Uruguay y Bolivia cayeron bajo el encantamiento

  • La telenovela

Las mil y una noches es una teleserie turca producida por la empresa TMC Film. Originalmente fue transmitida por el Kanal D de Turquía, entre 2006 y 2008. Sus principales protagonistas son Halit Ergenc, Bergüzar Korel, Tardu Flordun y Ceyda Düvenci.

La teleserie fue filmada en locaciones de Estambul, Turquía.

En un principio la telenovela causó polémica en Turquía, un país que todavía guarda una sociedad muy conservadora, cuestionando la moral de los personajes protagónicos que pasan una noche juntos con dinero de por medio.

Durante el rodaje de la serie, Halit Ergenç (Onur Aksal) y Bergüzar Korel (Sherezade Eviyaoglu) se enamoraron a pesar de que ambos estaban en una relación. Halit se divorció de su esposa y Bergüzar rompió con su novio de entonces para estar juntos. La pareja se casó en agosto de 2009 y tienen un hijo, Ali, nacido en febrero de 2010.

En la teleserie se nota que Sherezade es más joven que Onur. De hecho, cuando comenzaron a filmar la novela ella tenía 24 años y él 36, 12 años de diferencia. Ahora son muy reconocidos.

Los demás actores también tuvieron éxito. Yonca Cevher Yenel (Füsun Eviyaoglu) destaca en la actualidad como modelo, pero se rumorea que es de trato complicado. Feyzan Çapa Gizem Güneş (Buket Eviyaoglu) y Hazal Gürel (Burçu Eviyaoglu) también son modelos.

¿Cuál es el secreto del éxito? El colombiano Omar Rincón, teórico de la Tv y de las narrativas contemporáneas, planteó a El Comercio: “Encanta a la televidente clásica, a esa que ama el melodrama y tiene en la telenovela un modo de desear y aprender, ellas encuentran maneras de conocer otras culturas, esas mágicas de lo oriental, porque definitivamente nuestro norte es el Oriente, donde se privilegia el narrar sobre el saber, donde contar es una manera de aprender en goce. Y esto se aprecia cuando todo se ha convertido en narconovela, chistenovela y bionovela. Las mil y una noches vuelve a poner en evidencia que el relato manda y, cuando hay que contar, todo puede ser posible: soñar, desear y reconocerse. No hay arcaico, hay relato”.

Datos: elcomercio.pe; wikipedia.org, laprensa.peru.com; www.ecuavisa.com.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia