Mía

El padre de mi hijo me desautoriza frente a él

En todos los aspectos se debe analizar bien qué se permite y qué no. Lo mejor es acordarlo entre ambos para no improvisar.

Falta de coherencia. Foto: David Guzmán.

Falta de coherencia. Foto: David Guzmán.

La Razón / La Paz

00:02 / 02 de mayo de 2013

Si contradices a tu pareja delante del hijo que tienen en común, estás dando herramientas al menor para que pueda manipularlos más adelante, además de que le causas confusión al no saber a quién debe obedecer o  a quién debe dar la razón.

Educar a un hijo es tarea de dos. Padre y madre deben participar activamente en la formación de sus hijos  y ninguno debe ser más que el otro. Su imagen de autoridad debe ser equitativa y complementaria.

Los hijos deben ver a sus progenitores como una unidad; desautorizarse frente a los pequeños es un mal hábito que puede traer terribles consecuencias a futuro.

Si como padre o madre del menor no estás de acuerdo con lo que el otro ha determinado, lo peor que puedes hacer es decirlo delante del niño. “Debes conversar a solas, plantear tus argumentos y escuchar los del otro progenitor para llegar a los mejores acuerdos”, sugiere el psicólogo Alexis Olivares.

Muchos niños saben bien cómo manipular a los adultos y un ambiente de confusión es perfecto para ello. “Lo importante es conseguir lo que quieren y, si los padres lo facilitan, mejor para ellos”, manifiesta la psicóloga Patricia Tellería.

Según la especialista, entrar en contradicciones tiene que ver muchas veces con la relación de pareja. “Si están molestos el uno con el otro y uno dice que algo es blanco, sólo por contradecir, el otro dirá que es negro. Cada uno buscará tener al hijo a su favor”.

Olivares aconseja que pese a que uno de los padres no esté de acuerdo con cierta orden que se haya dado, debe tratar de aceptarla siempre y cuando ésta no dañe al menor.

La crianza de los hijos es como una ramificación de lo que los dos padres son como pareja. “Su buena educación y disciplina depende de ambos, ninguno puede pretender hacer el papel de bueno sólo por querer ganar puntos con el niño. Si es necesario se debe ser firme, incluso con alguna determinación que ya asumió tu pareja y la dio a conocer frente al pequeño”, subraya Olivares.

Tellería señala que muchas veces, cuando la pareja está molesta entre sí, la mejor forma que encuentra para atacar es contradecir las órdenes del otro, involucrando a los hijos. “La peor forma de actuar es desaprobando lo que dice el otro. Puede llegar a ser un indicador para darse cuenta de que la relación no está  yendo bien”.

La imagen de autoridad de los padres está relacionada con el amor que como esposos o pareja se profesan. “Este amor para los hijos es vital, por eso la desautorización no debe darse. La primera consecuencia es que los menores piensen que sus padres no se aman tanto, pues no se apoyan. Se confunden, se les baja la autoestima y su educación se deforma”, explica el psicólogo Rigoberto Bermeo, especialista en asesoramiento educativo familiar, en el portal www.semana.ec.

Acuerdos

Es primordial que se pongan de acuerdo sobre la educación de su hijo para no tener que enfrentar ideas a último momento. Esto evitará generar resentimiento, falta de entendimiento, pérdida de respeto y desunión. Sólo hace falta conversar muy claro.

Ejemplo

Conoce bien a tu hijo para poder ejercer la autoridad eficazmente. Ésta debe estar respaldada con el ejemplo de rectitud y la coherencia que día a día le enseñes.

Desconfianza

Desautorizando consigues que tu niño sea desobediente, generas rebeldía y lo conviertes en manipulador. Así fomentas también la incredulidad. Los hijos necesitan confiar en sus padres para ser educados.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia