Mía

No pierdas la esperanza de ser madre

Si la pareja tiene problemas para lograr la fecundación, existen tratamientos de fertilidad luego de determinar cuál es la causa.

No pierdas la oportunidad de ser madre. Foto: Dreamstime.

No pierdas la oportunidad de ser madre. Foto: Dreamstime.

La Razón Digital / Érika Ibargüen A.. / La Paz

00:00 / 07 de noviembre de 2013

Hay esperanza  para las mujeres que todavía no han conseguido quedar embarazadas. Aunque no existen estadísticas exactas sobre el porcentaje de parejas en edad reproductiva que experimentan problemas de infertilidad en Bolivia, se calcula que esta dificultad afecta al 15% del total, cifra similar a la que se maneja en el ámbito internacional, señala el biólogo Carlos Encinas, jefe de Laboratorio de Reproducción Asistida de Embriovid.

La reproducción asistida se define como el conjunto de técnicas utilizadas para tratar la infertilidad, lo que implica la manipulación de los gametos, se describe en el sitio www.reproduccionasistida.org.

Según el experto de este centro integral de reproducción y especialidades médicas, el 35% de los casos de infertilidad están asociados a problemas en la salud de las mujeres, otro 35% a la de los varones, en el 20% tiene que ver con contrariedades que afectan a ambos, y 10% a causas idiopáticas, es decir, desconocidas.

En el ámbito local, uno de los principales motivos que dificulta la maternidad tiene que ver con la edad de la mujer, pues existe la creencia errada de que ésta se puede embarazar en cualquier periodo cuando en realidad hay un momento propicio, asegura el biólogo. Otro factor tiene que ver con la presencia de las enfermedades infecciosas ITS (infecciones de transmisión sexual).

Encinas sugiere a las entidades involucradas en el tema informar sobre las limitaciones de la edad en la mujer para embarazarse y reforzar los conceptos de sexualidad responsable. “Por razones de desarrollo personal o profesional, muchas parejas deciden tener hijos después de los 35 años, cuando la fertilidad de la mujer comienza a disminuir y las probabilidades de lograr un embarazo representan la mitad de las que se tiene a los 25 años. Tras los 40, es mínima”.

Si una pareja lleva sin éxito buscando un embarazo en uno o dos años, pese a mantener relaciones sexuales periódicas sin usar métodos anticonceptivos, es momento de acudir a un especialista para someterse a los análisis correspondientes.  Es posible que tras los exámenes se descubra alguna obstrucción tubaria (trompas), una irregularidad menstrual o amenorrea u otras enfermedades preexistentes.

Asistencia

Los procedimientos son personalizados y  que la pareja logre la fecundación dependerá de la edad de ella, de la calidad embrionaria y de los ovocitos, y de una posible solución a la irregularidad que haya sido detectada.

Gracias a la ciencia, hoy existen tratamientos que hacen posible la concepción. Los centros de reproducción asistida ofrecen procedimientos de baja y alta complejidad. “Los de baja complejidad tienen que ver con las relaciones sexuales dirigidas, para las que se indica el o los días en los que se debe tener el coito para lograr un embarazo”, explica Encinas.

También está la estimulación ovárica controlada con encuentros sexuales dirigidos y la inseminación intrauterina (IIU). “Se introducen los espermatozoides en el útero para que la fertilización ocurra en la trompa de Falopio. El test de embarazo para comprobar la gravidez se realiza dos semanas después”, añade.

Los procedimientos de alta complejidad tienen que ver con la FIV/TE (fertilización in vitro y transferencia embrionaria) y la ICSI (Inyección Intracitoplasmática de espermatozoides), que constan básicamente de cuatro pasos.

Primero está la estimulación ovárica: se inyectan hormonas que producen el desarrollo de folículos (óvulos) en los ovarios.

Segundo, la aspiración folicular: los óvulos desarrollados se extraen de los ovarios bajo sedación, en un procedimiento que dura cerca de 20 minutos y es ambulatorio.

Tercero, la fertilización: los óvulos extraídos del ovario se juntan con el semen de la pareja en el laboratorio para que se fertilicen y se formen los embriones. “Si el semen es adecuado en cantidad, morfología y motilidad (habilidad para moverse de forma espontánea), se espera que fecunden al óvulo; si el semen no tiene las características antes mencionadas, se opta por la ICSI, que consiste en introducir al espermio dentro del óvulo”, dice el biólogo.

Finalmente está la transferencia embrionaria: los embriones formados en el laboratorio se transfieren al útero de la madre entre el tercer y quinto día después de la aspiración. El test de embarazo se realiza dos semanas después de la transferencia embrionaria para confirmar los resultados del tratamiento.Infertilidad

Se puede deber a: obstrucción de conductos (en las trompas de Falopio), endometriosis (el endometrio crece afuera del útero), ovarios poliquísticos (múltiples quistes), problemas endócrinos (ovular y/o menstruar de manera irregular). Probabilidades

De forma natural, una mujer menor a 35 años tiene una posibilidad del 20% de embarazarse. Con el procedimiento de FIV, ésta fluctúa entre el 40 y 50%. En mujeres mayores de 40 años con óvulos propios es del 15 al 20%.

Fuente: Carlos Encinas, de Embriovid y http://www.reproduccionasistida.org. Biólogo-Jefe de Laboratorio de Reproducción Asistida de Embriovid (Centro Integral de Reproducción y Especialidades Médicas). C/21 de Calacoto N° 8239-  zona Sur

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia