Mía

¿Cuándo se requiere un maestro particular?

Haz un seguimiento al desempeño del niño en clases. Identifica sus problemas de aprendizaje y  toma las acciones necesarias.

¿Cuándo se requiere un maestro particular? Foto: Dreamstime

¿Cuándo se requiere un maestro particular? Foto: Dreamstime

La Razón (Edición Impresa) / Érika Ibargüen / La Paz

00:00 / 08 de mayo de 2014

No esperes a recibir la segunda evaluación de notas de tu hijo o hija si has notado que tiene problemas para comprender alguna materia en especial. Lo aconsejable es que tú hagas el debido acompañamiento durante los dos primeros meses, luego de iniciado el año escolar para tener una idea clara sobre cómo se desenvuelve.

“Algunos padres de familia esperan a que sus hijos rindan los últimos exámenes para contratar un profesor particular. Entonces ya es demasiado tarde, porque el menor no comprenderá en tres o cuatro clases lo que no entendió en todo el año”, explica la psicóloga Mónica Soliz.

Sin embargo, todo dependerá de la predisposición del alumno para querer tener un alguien que refuerce sus conocimientos. “Si no quiere, no le gusta o no le interesa la materia, contratar a un maestro no tendrá razón porque no aprovechará nada”, agrega el psicólogo Óscar Urzagasti.

Para el psicólogo Alexis Olivares, la mejor sugerencia es que el padre o la madre sea su maestro de reforzamiento. “Será el mejor profesor porque lo hará con cariño y ambos definirán horarios. Si esto se hace imposible por cuestión de tiempo u otras causas, entonces habrá que hablar primero con el menor y explicarle que existe el riesgo de perder la materia y luego el año”.

Una vez que el niño haya comprendido, debes tomarte el tiempo necesario para buscar un profesional que no solo venga a enseñarle con el objetivo de cumplir su currículo, sino para que identifique cuál es el problema por el que el menor no logra asimilar la materia. Puede ser un mal método de enseñanza del colegio, que el estudiante no tenga un buen método de estudio, dislexia, atención dispersa, falta de interés o afinidad por la materia u otros factores.

Otra sugerencia del profesional es hablar con el maestro y aclarar el motivo por el que tu hijo no alcanza a tener buenas calificaciones para ayudarlo a tiempo.

Por todas estas razones, no esperes a llegar al cuarto bimestre: si tu hijo aprende bien desde un inicio, cada avance será más fácil para él; ponle un poco más de atención.

Estudiar

Si ves que tu hijo tropieza en alguna rama de sus estudios, intenta estudiar con él de tal manera que entiendas mejor cuál es su problema.

Contrato

Analiza tu presupuesto para ver si puedes pagar un profesor particular a domicilio o si puedes enviar al niño a algún centro de reforzamiento. Esto implica tiempo y gasto de pasajes.

Saturar

No lo satures tanto, habla con él porque sus ganas de aprender cuentan para que esto dé buenos resultados.

Fuentes: Alexis Olivares, Óscar Urzagasti y Mónica Soliz, psicólogos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia