Mía

Millennials menos contacto, menos apetito sexual

15% de los jóvenes entre 20 y 24 años de edad no tuvo una pareja sexual desde sus 18 años. En el otro frente, es decir en la generación de sus predecesores, la cifra llegó solo al 6% cuando tenían la misma edad.

Relaciones de los Millennials.

Relaciones de los Millennials. Foto: Internet

La Razón (Edición Impresa) / José Luis Mariscal

08:32 / 26 de diciembre de 2017

Los millennials han probado ser bastante activos y llevarse muy bien con la tecnología, más considerando que son los primeros nativos digitales. Pero al parecer no les va tan bien en el amor, para ser más precisos en sus experiencias sexuales. ¿Será cierto?

Un estudio realizado por la Universidad de San Diego, en Estados Unidos —para el que encuestaron a más de 26.000 personas pertenecientes a la generación de los millennials (nacidos en los 80 y 90) y a la Generación X (nacidos en los 60 y 70)—, reveló que 15% de los jóvenes entre 20 y 24 años de edad no tuvo una pareja sexual desde sus 18 años. En el otro frente, es decir en la generación de sus predecesores, la cifra llegó solo al 6% cuando tenían la misma edad.

Una de las causas que explica estos índices es que los millennials, al ser adeptos de la tecnología digital, son propensos a vivir conectados a las redes sociales, lo que disminuye el contacto interpersonal. Así lo afirma la Dra. Jean M. Twnge, responsable de la investigación.

“La tecnología está tan avanzada que realmente han cambiado las prioridades de los jóvenes. Con esto no se quiere decir que no busquen placer sexual, sino que ya no tienen parejas sexuales estables”, comenta la psicóloga boliviana Anahí Navarro, experta en sexología. Y añade que en Bolivia ocurre algo similar debido a la globalización. “Evidentemente, los llamados millennials tienen una mirada más centrada en sí mismos, pero en Bolivia no es tan marcada como en las sociedades europeas o norteamericanas. Aquí se sigue cultivando el valor de la familia”, precisa.

En criterio de la boliviana Cecilia Prado —experta en terapia familiar e individual—, los millennials o generación Y se han vuelto más individualistas y egocéntricos. “Esto se debe al aumento de la tecnología digital y, con ella, a la reducción de la interacción personal”. Sin embargo, ella no cree que hayan “perdido el interés por tener parejas sexuales, sino que ahora pasan más tiempo en internet y usando aplicaciones que les permiten tener una variedad más amplia de contactos online”.

De acuerdo con otros estudios realizados en distintas partes del mundo, es un hecho que los jóvenes de hoy han invertido la escala de prioridades. Prefieren estudiar y tener reconocimiento académico antes que una familia. Ellos invierten sus recursos en viajar y en estar actualizados con la tecnología. “Para ellos ya no es tan importante el otro, sino uno mismo”, dice Prado.

Ambas especialistas coinciden en que otro motivo para que los millennials no busquen una pareja estable es el haber experimentado sufrimiento emocional. En muchos casos, circunstancias dramáticas como el divorcio de sus padres o situaciones sentimentales desagradables durante la adolescencia les generan temor a repetir la historia.

“Esto les impulsa a buscar relaciones efímeras y no así un compromiso a largo plazo”, explica Navarro.

Hoy, las redes sociales se han vuelto en un punto importante de encuentro para establecer contacto con el entorno, es así que hay sitios especializados en crear vínculos entre personas. Según las entrevistadas, estos avances han transformado la forma de experimentar las relaciones y la intimidad. Sin duda, sin que sea bueno o malo, los jóvenes del siglo XXI han disminuido su interés por conquistar y formar relaciones estables, eternas. Ya no es lo suyo perderse en el romance, pero esto no significa renunciar a ser activo sexual, una característica de la naturaleza humana.

Características

Nativos digitales. Se caracterizan por dominar la tecnología, casi es una prolongación de su cuerpo.

Egocentristas. Ellos son primero y buscan satisfacer en primera instancia sus necesidades y gustos.

Nomófobos y appdictos (adictos a las aplicaciones). Sus relaciones, tareas, trabajo y otras actividades cotidianas las realizan desde sus móviles.

Ambientalistas. Priorizan el cuidado de su entorno y medio ambiente.

Participativos. En lo laboral quieren ser incluidos en la toma de decisiones, quieren aportar un valor agregado a la empresa.

Fuentes: Cecilia Prado (Psicóloga experta en terapia familiar y breve), Anahí Navarro (Psicóloga y sexóloga)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia