Mía

El shiatsu: sanar con los dedos

La técnica china sirve para activar el flujo de la energía ki en el cuerpo.

El shiatsu: sanar con los dedos. Foto: thejaven.org.uk y shiatsuglassgow.com.

El shiatsu: sanar con los dedos. Foto: thejaven.org.uk y shiatsuglassgow.com.

La Razón / Erika Ibargüen. A.

00:05 / 12 de septiembre de 2013

Aplicar la digitopresión con las palmas y dedos pulgares sobre el cuerpo del paciente sirve para activar la energía o cesarla, si está demasiado exacerbada. A esta milenaria terapia se la denomina shiatsu y permite corregir disfunciones internas, promover y mantener la salud y tratar dolencias específicas.

Para que la sanación suceda, el terapeuta desbloquea la energía vital (conocida como ki) siguiendo los canales naturales que tiene a través del cuerpo (los llamados meridianos de acupuntura de la Medicina Tradicional china), que tienen puntos específicos en su camino que activan y despejan cualquier bloqueo energético, explica la terapeuta María Rene Molina de Prana, del centro de yoga y terapias alternativas.

Un terapeuta de shiatsu ejerce presión de manera continua y rítmica a lo largo de cada uno de los meridianos o en puntos específicos, según la dolencia del paciente. Cada punto controla una o más partes del cuerpo, de manera que cuando se estimula por presión la energía acumulada o bloqueada en el lugar, ésta se dispersa, haciendo que el órgano que se quiere tratar vuelva a su balance y empiece la sanación. “Cuando la molestia es localizada (dolor de cabeza, cuello, espalda, cadera u otros) se puede presionar en el lugar, de forma directa”, señala la terapeuta.

Los tratamientos de shiatsu suelen incluir estiramientos, movilizaciones y manipulaciones articulares, entre otras técnicas de masaje. “Es habitual que los pacientes permanezcan en el piso porque al ser una terapia de cuerpo a cuerpo, se necesita comodidad, aunque si se trata de un dolor de cabeza, la persona puede permanecer sentada o en otra posición”, comenta Molina.

En cambio, si los dolores son generales, la manipulación con dedos y palmas es más efectiva si se está recostado, para ejercer presión. “Se empieza desde los pies y se va subiendo hasta terminar en la cabeza. En ese manipuleo se va intercambiando energía entre el paciente y el terapeuta”, agrega la especialista.

Cualquier persona puede someterse a esta terapia para armonizar su cuerpo y no necesariamente cuando se encuentre en crisis, aunque en caso de estar pasando por una, el shiatsu la aliviará en cuatro sesiones que duran una hora cada una.

Es recomendable ser consecuente con al menos cuatro sesiones, día por medio, pero si es sólo para prevenir posibles molestias, bastará con cumplir la hora, una vez por semana. Ésta tiene un costo de Bs 100.

Restaurar el flujo

La idea es no concentrarse sólo en un síntoma, sino tratar al individuo de forma completa. Al restaurar el flujo natural de energía ki en el cuerpo, éste será capaz de sanarse a sí mismo a nivel mental, emocional y físico, dependiendo de cada caso.

Para todas las edades

El shiatsu puede ser practicado en personas de todas las edades, incluyendo mujeres embarazadas, con problemas crónicos y después de operaciones e intervenciones médicas. Sin embargo, se aconseja precaución en casos donde hay heridas abiertas.

Un complemento

Se recomienda para tratar el estrés, espasmo muscular, dolores de cabeza, desequilibrios hormonales, fatiga, irritabilidad, artritis, depresión, lesiones agudas o crónicas. La técnica no reemplaza la medicina convencional, se trata sólo de un complemento.

 Fuente: Maria Rene Molina Terapeuta y experta en constelaciones familiares - PRANA (Centro de Yoga y Terapias alternativas) Con datos de: www.nuevaera.about.com

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia