Mía

Del trabajo al cóctel, etiqueta empresarial

Mi recomendación de siempre, sé tú mismo y mantén tu dignidad. En un cóctel de negocios, estás ahí para trabajar, así que ¡a trabajar se dijo!

Pilar Richardson es capacitadora en etiqueta social y corporativa. Foto: blogger

Pilar Richardson es capacitadora en etiqueta social y corporativa. Foto: blogger

La Razón (Edición Impresa) / Pilar Richardson

00:00 / 01 de junio de 2017

En ocasiones y hasta por razones de presupuesto, las empresas prefieren invitar a un cóctel de negocios inmediatamente después del trabajo. En esta categoría están las inauguraciones de oficinas, lanzamiento de nuevos productos o celebraciones de algún emprendimiento. Aquí algunas pautas:

RSVP. Traducida del francés “responda por favor”, significa que debes confirmar tu asistencia dentro de las 24 horas de haber recibido la invitación.

Prepárate, estar bien informado impresiona. Analiza el motivo del evento y organízate.

Saluda y preséntate. No te sientas incómodo haciéndolo, todos lo harán. Pon mucha atención a los nombres cuando te presentan; si es necesario repítelos para no olvidarlos.

Tu vestimenta sigue siendo de trabajo. No deseas ser el mejor vestido, pero tampoco el peor. Lucir elegante y sofisticado proyecta una imagen de total credibilidad. No son apropiados demasiados escotes, trajes apretados y cortos o tacones desmesurados. Igualmente los accesorios y el maquillaje.  Los varones pueden o no llevar corbata y traje oscuro, dependiendo del nivel y lugar de la invitación. Si ésta marca una etiqueta, respétala. Las ropa de lana, algodón, lino o jean son demasiado casuales.

Mézclate con otros profesionales. No te invitaron por tu buen apetito, estás ahí para relacionarte, hacer contactos o celebrar la ocasión. Haz tus rondas, aprovecha las oportunidades y ofrece tu tarjeta de negocios.

No monopolices la conversación. A no desgastarse con temas de raza o religión; habla del trabajo, nuevos proyectos, la nueva agenda, etc., y escucha. Evita el humor, no todos lo entienden y nunca dejes una conversación en el aire;  si debes excusarte, expresa tu agrado a la otra persona.

No comas ni bebas demasiado. Nada puede ser más amenazante que el alcohol desmedido. Prudencia y mesura al comer, recuerda que no estás ahí por la comida. Si hubiera un brindis, por cortesía, espera hasta el final para beber.

No seas el último en salir.  No desaparezcas, despídete y agradece a los anfitriones.

Mi recomendación de siempre, sé tú mismo y mantén tu dignidad. En un cóctel de negocios, estás ahí para trabajar, así que ¡a trabajar se dijo!

Pilar Richardson, experta en Etiqueta y Protocolo, autora y conferencista.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia