Reportaje

Vuelve la antigua magia de Blur

La mítica banda británica de pop publica su primer disco de estudio en 15 años

ESTILO • El sonido sigue siendo el mismo, aunque el disco aporta aire fresco. Foto: portalternativo.com

ESTILO • El sonido sigue siendo el mismo, aunque el disco aporta aire fresco. Foto: portalternativo.com

La Razón (Edición Impresa) / Werner Herpell - DPA (Londres)

00:00 / 03 de mayo de 2015

Ni siquiera los fans más optimistas de Blur, uno de los buques insignia del britpop, esperaban un nuevo disco de la banda, grabado en armonía por los cuatro integrantes originales del grupo, rey de la escena pop durante los primeros años 90. El álbum, el primero de estudio de la banda desde 1999, acaba de salir a la venta con el título de The Magic Whip, y su sonido, aunque haya evolucionado, recuerda mucho a esa magia que embrujó entonces a sus muchos seguidores.

“Fue un poco como cuando alguien regresa a casa y se encuentra con todos los semáforos en verde. Como si este álbum tuviera que hacerse sí o sí”, dice el guitarrista Graham Coxon, que abandonó Blur en 2002 —cuando la banda estaba en la cima de su éxito mundial— por “diferencias artísticas”, con los demás miembros. Coxon se muestra emocionado con el proceso de creación del disco, al que calificó como “una feliz casualidad”.

HONG KONG. El cuarteto volvió a reunirse en los últimos tiempos, de cuando en cuando, para interpretar en directo antiguos temas. En una de esas giras, en 2013, hizo una pausa y se encerró cinco días seguidos en un estudio de Hong Kong, donde grabaron una serie de canciones tan nuevas que aún no estaban del todo terminadas. Después, cada uno siguió su camino, preocupándose de su vida privada o sus proyectos personales. Así, el cantante de la banda, Damon Albarn, lanzó el año pasado su celebrado debut en solitario, Everyday Robots.

The Magic Whip arranca con el ruido callejero de Hong Kong que se cuela en una habitación al abrir la ventana. Algunos críticos han interpretado que de esta forma Blur simboliza que deja salir el denso ambiente del pasado y permite que entre una nueva brisa de aire fresco.

Renovación. El ambiente de renovación se confirma con la canción Lonesome Street, que suena a vida y a buen humor (incluso se oyen silbidos), con unos arreglos musicales que oscilan entre los Kinks, los Beatles, Syd Barret, XTC y el pop guitarrero de los años 90. Esto no impide que el tema suene al más puro estilo Blur, en la línea de clásicos como Parklife o The Great Escape. “Claro, la canción tiene algo familiar”, reconoce  Coxon. Ponerla como primer corte parece una idea muy acertada en un disco de regreso que pretende unir pasado, presente y quizá futuro.

Blur, diga lo que diga Coxon, es una banda de sonido muy británico. Por eso rinde tributo al submarino amarillo de los Beatles con la canción Ong Ong, aunque luego el estilo cambie en  Mirrorball, que recrea la atmósfera del spaghetti-western. El disco presenta 12 temas completamente nuevos. La banda los juntará con sus clásicos y los presentará en una gira que arrancará el próximo 13 de junio en el festival de la isla británica de Wight.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia