Tendencias

Centenario de Parra, ¡ahora!

En 2014, el poeta Nicanor Parra cumplirá  cien años, ¡todos a celebrar!

Parra. El poeta chileno, Premio Cervantes. Foto: El País

Parra. El poeta chileno, Premio Cervantes. Foto: El País

La Razón (Edición Impresa) / Rubén Vargas - periodista

00:00 / 29 de diciembre de 2013

Propongo que el antipoeta chileno Nicanor Parra celebre su cumpleaños el 1 de enero y no el 5 de septiembre como está previsto en todos los calendarios. La innegable ventaja de ese cambio radica en que nos permitirá a todos sus fans atribuir la cohetería que estalla alrededor del globo a primera hora de esa fecha a un acontecimiento que supera de lejos a cualquier otro en todos los órdenes de la actividad humana: Parra cumplirá cien años, vivito y coleando.  

Así se inauguraría, además, un año rico en recordatorios para la literatura latinoamericana. En 1914, además de Parra, nacieron por lo menos otros tres grandes escritores de este continente. En 31 de marzo, en México, nació Octavio Paz. El 26 de agosto, en Bélgica, por accidente, el argentino Julio Cortázar. Y el 14 de septiembre, en Buenos Aires, el también argentino Adolfo Bioy Casares. Estos tres escritores, sin embargo, cometieron la imprudencia de morirse sin esperar a cumplir cien años. De tanto pensar y pensar, de tanto escribir y escribir se olvidaron de lo principal: se olvidaron de vivir. En eso —como en tantas otras cosas— Parra sabe lo que hace. ¡Alá está con los que cumplen cien años!

La otra ventaja de que a Parra lo agarre su centenario gozando de buena salud y mejor humor es que podremos obligarlo —con fuertes presiones telepáticas— a que cumpla la obligación que contrajo en 2012 cuando le fue otorgado el Premio Cervantes.

Como se sabe, Nicanor Parra se excusó de acudir a la ceremonia de entrega del máximo reconocimiento de las letras en lengua castellana por un motivo harto comprensible: le da miedo volar en avión. En su lugar, compareció en Alcalá de Henares —la cuna del divino Manco de Lepanto, en cuyo honor se instituyó el premio— su nietito, el Tololo.

El susodicho Tololo, vestido rigurosamente de pingüino,  presentó ante los reyes de España y ante todos los asistentes al acto las excusas de su abuelo no solo por no asistir en persona sino también por no mandar el discurso que pronuncia para la posteridad todo aquel que recibe el Premio Cervantes. A través del Tololo, Parra pidió a sus graciosas majestades peninsulares el plazo de un año por lo menos para redactar un discurso mínimamente decente, según sus propias palabras. Pues bien, don Nicanor, sería bueno que vaya enterándose de que no hay plazo que no se cumpa ni deuda que no se pague y vaya preparando el famosos discurso en honor al padre del Quijote que nos debe.

Otro atractivo de adelantar el cumpleaños de Parra al 1 de enero —es decir para el próximo miércoles—  es que nos permitiría doce meses enteritos de jarana. Si se mantiene la fecha de su natalicio en 5 de septiembre apenas quedaría el último trimestre del año para rendirle los honores que se merece por durar tanto. Además, como está documentado en cientos de trabajos académicos, a Parra no le gusta la primavera. Así que para qué esperar: ¡A celebrar!

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia