Tendencias

Consultas más completas y cómodas

La versión digital del diccionario de la Real Academia amplía las posibilidades de búsqueda e incluye nuevos bolivianismos

Portal de la RAE. Captura: lema.rae.es

Portal de la RAE. Captura: lema.rae.es

La Razón (Edición Impresa) / Juan Pablo Rodríguez - La Razón

00:00 / 25 de octubre de 2015

Para consultar la definición u ortografía de una palabra, hasta hace poco, uno tenía que enfrentarse a un grueso diccionario y lanzarse a una —a veces no tan sencilla— búsqueda entre sus cientos de páginas y millones de entradas. Los buscadores de internet ahorraron buena parte de esta pesada tarea. Por eso, con más de 40 millones de consultas al mes, la edición digital del Diccionario de la Lengua Española (DLE) se ha convertido, de lejos, en la manera más común de disipar las dudas lingüísticas.

A partir de este mes, la Real Academia Española (RAE) ofrece en su página web (dle.rae.es) la posibilidad de consultar la última edición de su DLE, que es la más cercana a los hablantes que se haya publicado hasta ahora. “El castellano usado en Bolivia va a estar muy bien representado en esta nueva plataforma”, comenta el director de la Academia Boliviana de la Lengua, Mario Frías Infante, sobre la nueva versión de la herramienta.

“El diccionario digital tiene una capacidad inmensa, no como ocurre con el papel, donde había que poner ciertos límites”, destaca Frías. “Para los americanismos, y dentro de éstos los bolivianismos, se fijaban cupos limitados porque había que dar cabida a los de otros países”. La versión impresa de la vigésima tercera edición del diccionario cuenta con 2.809 bolivianismos, que han sido ampliados para su versión digital: “este proyecto nos da la posibilidad de incluir un número enorme de bolivianismos que evidentemente tienen que estar debidamente respaldados y que no sean palabras de tienen una vida breve”.

BOLIVIANISMOS. Las palabras y usos propios de los bolivianos provienen mayormente de las lenguas de origen quechua, aymara y guaraní. En la versión digital y en la empresa del diccionario se pueden encontrar ahora, entre otras: aguayo, alasita, api, challar, chuño, llajua, llocalla, yacaré.

Desde 2001, cuando se publicó la anterior edición, la RAE introdujo novedades, cambios y mejoras a su nueva versión. La tarea cotidiana de dar pie al ingreso de nuevas palabras y acepciones cuya vigencia sea duradera es una de ellas, y para esta labor colaboraron las 22 Academias de la Lengua Española, entre ellas la boliviana. “El trabajo se hizo conjuntamente con todas las academias para que se revise y se responda”, comenta Frías. La boliviana “propuso algunas modificaciones para el DLE actual, como definiciones que no son las adecuadas o el retiro de algunas palabras que han caído en desuso”.

CORRECCIONES. La ortografía y gramática también fueron revisadas para la última versión del diccionario, de 2014, conforme a lo que fue establecido por las más recientes normas de la misma Academia. Pero la versión digital era anterior a esa última edición, y no se había actualizado. Así, el investigador boliviano César Alcides Calla halló 2.742 errores. Hoy destaca que la RAE enmendó la mayoría: “Solo hay observaciones a los pronombres que todavía se mantienen tanto en la versión impresa como en la digital”, asevera y menciona las palabras: solo, este, ese, aquel y aquello, que no deberían llevar tilde.

Uno de los cambios más destacados de la nueva edición es la notación especial de “ofensivo o discriminatorio” que llevan algunos términos. Ocurre con la palabra “gitano”, que en una de sus acepciones es sinónimo de “ratero”. Los académicos aclaran que estas acepciones quedan marcadas como inapropiadas y no se deberían usar, pero que ellos no pueden suprimirlas porque tienen que explicar a lector los sentidos que “han estado hasta hace poco o siguen estando perfectamente vigentes en la comunidad social”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia