Tendencias

Ensamblajes

La trayectoria artística de Evin Zapata, desde sus orígenes en la madera hasta el descubrimiento de la plasticidad de otros materiales, muestra un desarrollo y madurez que le han permitido alcanzar el ideal que persigue en la creación de sus obras.

La Razón (Edición Impresa) / Joaquín Sánchez - artista curador

00:00 / 11 de mayo de 2014

Desde muy niño Evin Zapata aprendió a manipular materiales, formas y objetos, gracias al conocimiento heredado de su hermano ornamentista.  De adolescente dejó la práctica del fútbol para dedicarse de lleno a la escultura, empezando a convertir bloques de madera en verdaderas obras de arte.

Sus composiciones están pobladas de una iconografía rica en alegorías que nos remiten a los recuerdos de infancia, en esa iconografía  sus personajes se yuxtaponen a un universo de situaciones oníricas.

Este artista selecciona cuidadosamente el tipo de madera que utiliza en sus esculturas o tallas de altos y bajos relieves y las mezcla con otros materiales, como el metal y el laminado de oro, plata o bronce.  En sus esculturas se puede observar una variedad de escenas o patrones que nos remontan a las danzas folklóricas de Bolivia. El resultado equilibra magistralmente el volumen con el movimiento.

Gubias, cepillos, azuelas, diablos, sierras, serruchos, chinas, mazos, limas, morenos y cinceles hacen parte del vocabulario de formas  que caracterizan a Zapata, que convierte la rigidez en movimiento, creando volúmenes inexistentes y contrastando la materia con la forma.

El lenguaje explotado por Zapata propone un diálogo original de temas locales con personajes únicos;  su libre interpretación sugiere una geografía humana, social y estética, integrada a las artes populares con un tenor telúrico.

La trayectoria artística de Evin Zapata, desde sus orígenes en la madera hasta el descubrimiento de la plasticidad de otros materiales, muestra un desarrollo y madurez que le han permitido alcanzar el ideal que persigue en la creación de sus obras.

PROYECTO. Museo de papel es una plataforma de difusión que visibiliza a creadores que están fuera del circuito artístico establecido y que, más allá del dominio técnico, ofrecen una reflexión poética sobre la creación artística. Este museo no exhibe en un espacio físico, ni atesora, consagra o jerarquiza obras; es un dispositivo que amplía la mirada hacia un horizonte mestizo donde conviven lenguas, temporalidades y culturas.

Se trata de un proyecto de la Fundación Cinenómada para las Artes, con el apoyo del periódico La Razón, el Centro Cultural de España en La Paz y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Artista de la semana

Evin Zapata

El arte popular —que nace y muere cada día— es obra de hombres y mujeres que ponen en juego la riqueza de su imaginación y la habilidad de sus manos para lograr una obra ligada, no solo a quien la realiza sino también a la colectividad en que se origina y cuyas formas directas descubren las necesidades que está destinada a satisfacer. El arte popular no se estudia; vive y muere sin la venia de las academias y sus creadores solo atienden a exponer su mensaje plástico sin preocupaciones de orden formal si afanes estilísticos, pues el estilo es convención y fruto de la “escuela”.Rafael Carrillo AzpeitiaEscritor

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia