Tendencias

Escarificación, la técnica como lenguaje

La propuesta del artista paceño Christian Alarcón se basa en una técnica particular de dibujo contemporáneo.

Técnica. Una muestra de escarificación, creada por Christian Alarcón.

Técnica. Una muestra de escarificación, creada por Christian Alarcón. fotos: Christian Alarcón

La Razón (Edición Impresa) / Naira de la Zerda

00:00 / 29 de enero de 2020

Tras varios años de crear instalaciones, el paceño Christian Alarcón sintió que el dibujo volvía a llamar su atención. Sin embargo la decisión de retomar la técnica con la que comenzó a crear no fue una decisión sencilla. “Durante gran parte de mi carrera en Alemania, donde estudié, me dediqué a la instalación. De pronto, estando en medio de una maestría, me dieron ganas de dibujar otra vez. Comenzar de nuevo implicaba, de alguna manera, tirar a la basura lo que había logrado, pero decidí lanzarme y hacerlo”.

Las texturas de los dibujos que creó —una vez que se hubo decidido— fueron dirigiéndolo a un momento intenso de experimentación en el que llegó a crear 160 variaciones diferentes. Luego, su primer plan fue hacer cuadros con 10 de ellas, pero se halló cautivado por una en particular. “De-sarrollé algo muy mío, algo que podía reconocer en muchos de mis intereses, en mis propuestas y en mis instalaciones, así que decidí profundizarlo”.

Escarificación es el nombre de la técnica que nació de aquel impulso y  es la protagonista de la exposición que el creador inauguró el 23 de enero en la galería Puro (Enrique Peñaranda 1034, San Miguel). La muestra consta de dos cuadros de gran dimensión    —dos metros de alto por cinco de largo— formados, cada uno, por 15 piezas diferentes. Ni la exposición ni los cuadros tienen título.

“Prefiero que cada uno viva el momento en el que está frente a mi propuesta. Que la conexión de los espectadores sea libre. Por eso la exposición no tiene título y no estoy seguro que alguna exhibición mía vaya a tenerlo. Con los cuadros pasa lo mismo”.

El misterio en cuanto a su obra funciona de forma similar en relación a la técnica con la que la realiza. Si bien aún define sus piezas como dibujos prefiere no divulgar qué materiales utiliza o cómo los transforma. “Espero que ver de cerca estos cuadros produzca preguntas, curiosidad y sensaciones diferentes. Es lo que diferencia esta propuesta de una ilustración, porque verla en persona no es lo mismo que ver una foto, en cambio una ilustración se ve igual en cualquier formato en el que esté”. 

Las sensaciones, temas o ideas con las que dialoga esta técnica varían. “En estas obras, las sensaciones de volver a mi ciudad natal y de estar con mi gente van de la mano, potencian, de alguna manera, el juego de crear con la técnica que he creado”.

La importancia de la experimentación, por otro lado, se hace evidente. En un primer momento, la instalación le dio la libertad que necesitaba después de alejarse de Bolivia. “En ella puedes hacer escultura, video, dibujo, pintura, lo que quieras. Eso me ayudó a liberarme de la timidez y de las restricciones en las que pensaba a la hora de crear y proponer”.

Con la escarificación le sucedió algo similar. Durante un año generó 130 pequeños ejemplos, que si bien utilizan materiales clásicos, tienen como resultado un tipo de “dibujo más contemporáneo, con el que planeo jugar, combinándolo con fotografía y pintura y buscaré darle tres dimensiones, en lugar de quedarme con las dos que me da el dibujo ahora”.

El tamaño también es otro factor constante. Desde sus experimentos con el dibujo —una vez que dejó un poco de lado la instalación— la escala grande fue un aspecto insistente en sus creaciones. Su tesis de maestría no es la excepción, como tampoco lo son las obras que presenta, ahora, en la zona Sur de La Paz.

“Cuando vez una prueba pequeña es fácil pensar que todo está resuelto. En cambio, en grande el reto es mayor. Otro aspecto importante es el impacto. Los espectadores pueden imbuirse, entrar en una creación más fácilmente que en una pequeña. Espero lograr ese nivel de impacto en algo pequeño en algún momento”, detalla el artista,  quien es parte de la Bienal de Arte Contemporáneo Contextos (Cochabamba) y fue seleccionado para realizar una residencia en la galería de arte  contemporáneo Kiosko (Santa Cruz).

“Pensaba estar en Bolivia un par de meses y después volver a Alemania, pero se están abriendo puertas muy interesantes, estoy muy feliz con cómo me han recibido”.

La exposición estará abierta por lo menos dos semanas y el artista estará presente todos los días para interactuar con los que quieran charlar o comentar con él sus interpretaciones.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia