Tendencias

El Hobbit en pantalla grande

Se estrena otra adaptación de la obra del británico J. R. R. Tolkien para el cine

Película  • El cartel de la producción cinematográfica de Jackson. Foto: esdla.wikia.com

Película • El cartel de la producción cinematográfica de Jackson. Foto: esdla.wikia.com

La Razón (Edición Impresa) / Selene Pinto - comunicadora

00:00 / 14 de diciembre de 2014

Un estudiante de Ronald Tolkien entregó su examen en blanco y, en ese papel, al profesor se le ocurrió juntar los términos hole (agujero) y rabbit (conejo) para crear la frase: “En un agujero en el suelo vivía un Hobbit”.  “Cuando invento una palabra, me da curiosidad la historia detrás. No podía esperar a saber cómo eran los hobbits”, decía. Pasarían 34 primaveras desde ese momento hasta la publicación de “El Señor de los Anillos”, hazaña que tenía la intención de dotar a Inglaterra de una mitología fantástica basada en principios católicos. 77 años después, los medianos se encuentran en la nueva trilogía cinematográfica de Peter Jackson que gira alrededor del legendarium del filólogo británico.

A pesar de las quejas de los tolkienólogos (estudiosos de la obra de Tolkien) ante los cambios realizados al libro, los ringers (fans de las películas de Jackson) están ansiosos por el estreno el 17 de diciembre. Y aunque estos últimos desconocen que la historia fue escrita para entretener a los hijos del autor, se sorprenden ante imágenes que no corresponden al ejemplar original. Éstas se deben a que el director incluyó capítulos de los Cuentos inconclusos, justificando la aparición del Nigromante, el Concilio Blanco y las constantes ausencias de Gandalf.

Si con esta extensión se recauda un estimado similar al de la primera trilogía, el libro El Hobbit —de 315 páginas— estaría valorado en nueve millones de dólares por hoja. Para ello, el cineasta prometió una escena de batalla que durará 45 minutos. Además, esta última entrega incluirá a los actores “firmes” Ian McKellen, Orlando Bloom, la ganadora del Oscar Cate Blanchett, Ian Holm, Hugo Weaving y Christopher Lee, el único de los intérpretes que llegó a conocer a Tolkien.

¿El que más suerte tuvo en el set? Aidan Turner (Kili), el khazad apuesto que sólo tarda 30 minutos en producirse, mientras que Stephen Hunter (Bombur) pasa 105 minutos en lo propio. Los enanos llevan tantos kilos entre maquillaje y vestimenta que tuvieron que hacerles chalecos de ventilación para que no se sofoquen en el rodaje. Grabar a 48 cuadros por segundo tampoco fue fácil para ellos, ya que las pruebas de cosméticos los hacían ver amarillentos y revelaban las prótesis, así que les forzaron a utilizar colores rojizos en los rostros y cuidar el trabajo prolijo de efectos visuales.

Tolkien rechazó la idea de que su obra llegue al cine, pero el libro El Hobbit vendió más de seis millones de copias. Una de sus ediciones fue subastada en unos 60.000 euros. Christopher Tolkien, hijo del maestro y gestor de su patrimonio, insiste en que las películas convirtieron a su padre en un monstruo devorado por su propia popularidad, reduciendo la estética y la filosofía de su creación a un mero fenómeno comercial.

A los tolkienólogos y ringers no nos queda más que disfrutar esta última entrega de Hollywood adaptando la obra de fantasía para niños más aclamada de todos los tiempos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia