Tendencias

Laboratorio de arte

La Razón (Edición Impresa) / Joaquín Sánchez - artista curador

07:26 / 10 de febrero de 2016

La aplicación de las nuevas tecnologías en el campo artístico está dando un auténtico sentido interdisciplinario y verdaderamente vivo al arte. En el campo del arte contemporáneo están surgiendo nuevos actores que encuentran en las nuevas tecnologías y en la red su elemento distintivo y potenciador. Es el caso de la artista cruceña Brenda Bazán, que experimenta con proyectos electromecánicos y acciones urbanas.

El trabajo de Bazán a menudo se refiere al lenguaje abstracto de la nueva economía de medios, la invocación de los grandes datos, la mezcla del low tech con la electromecánica y la presión constante de actualizarse con la tecnología en nuestra vida cotidiana. Bazán normalmente encuentra la fuente para su trabajo dentro de los materiales mecánicos cotidianos. La artista despliega interfaces gráficas tomadas de las conexiones entre las metas utópicas de la nueva economía de medios con las de la modernidad histórica.

Los videos, instalaciones, performances, ilustraciones y proyecciones tienen la necesidad de un hallazgo en esa búsqueda en las casualidades y accidentes. Su proceso creativo refuerza la idea de la irrupción de lo inesperado. Es así que la serendipia revela analogías escondidas que posibilitan el surgimiento de conexiones creativas inesperadas.

Las manifestaciones artísticas de Bazán muchas veces funcionan a simple vista. Su arte como experiencia científica crea un laboratorio de experimentación entre disciplinas artísticas bajo una dimensión pública. Según esta idea, el laboratorio de arte es el lugar donde convergen distintas modalidades artísticas con el fin de explorar, mezclar y fusionarlas dentro de un espacio público y urbano. El objetivo es que el arte, como experimentación, adquiera una dimensión pública que difumine y derribe las fronteras entre la cultura de las elites y la cultura popular.

Las nuevas tecnologías, tanto analógicas como digitales, aportan al arte una nueva sensibilidad a la hora de representar y pensar las imágenes. El movimiento, el espacio y el tiempo no son solo una sugerencia, sino la base material de estos nuevos formatos artísticos. Además de desarrollarse en el tiempo y el espacio, la obra tecnológica combina lo real con lo virtual.

Bazán es una de las artistas que más experimenta con la imagen en movimiento; combina en su trabajo lo real con lo virtual, estableciendo conexiones multidireccionales e hipertextuales entre un relato virtual y una secuencia real. Más allá del uso de la tecnología, ofrece un adecuado contexto histórico y las referencias al escenario del arte actual.

Bazán no escatima en los materiales ni elementos utilizados en sus proyectos: cacerolas, cartones, cerámicas, pedazos de tela u objetos extraños y encontrados. A veces simplemente lleva un proyector al hombro, con el que produce una tensión congelada y un vértigo relativo que nos recuerda un lugar en el mundo y un tiempo móvil. De esta manera afirma que las realidades siempre corren simultáneas; en ese sentido hay que buscar los puntos de cruces de las cosas y de las personas.

Proyecto. Museo de papel es una plataforma de difusión que visibiliza a jóvenes creadores bolivianos de diferentes disciplinas artísticas que, más allá del dominio de la técnica, ofrecen una reflexión poética sobre la creación artística. Este museo no exhibe en un espacio físico ni atesora, consagra o jerarquiza obras; es un dispositivo que amplía la mirada hacia un horizonte mestizo donde conviven lenguas, temporalidades y culturas. Museo de Papel es un proyecto de la Fundación Cinenómada para las Artes que cuenta con el apoyo del Centro Cultural de España en La Paz, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y el periódico La Razón.

Artista de la semana

Brenda Bazán

conexiones y existencia

Mi búsqueda dentro del arte —y lo que me mueve— es lo referente a una conexión como punto de quiebre y acontecimiento de lo inesperado, y lo que es conectar en sí: los puntos de enlace, los elementos participantes, el contexto, el resultado, lo que sucede antes, lo que sucede durante y lo que queda después. Si siempre hay un final es que hubo un inicio, y para mí la obra está dentro. Son dos caminos que, hasta ahora, investigo sobre conectar: el primero, cómo se conecta/complementa la obra con el otro, y, el segundo, cómo se conecta la obra con sí misma (dotar de vida a la obra para que funcione sola).

En el primer camino mis herramientas son más visuales o sensoriales, basándome en el video, la instalación, el performance, la ilustración en la calle o las proyecciones en la misma. En el segundo camino de mi investigación me baso en estudios de lo electromecánico, siendo componentes de electrónica mezclados con elementos cotidianos y sonoros mis recursos más utilizados.

Mi obra tiene un discurso núcleo sobre la existencia como acto poético en el contexto.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia