Tendencias

Libros que conquistan el cine

La relación entre cine y literatura es casi tan vieja como las propias historias del cine

El paciente inglés. Una buena película sobre un libro poco conocido.

El paciente inglés. Una buena película sobre un libro poco conocido. Foto: Internet

El País / Winston Manrique S.

00:00 / 08 de enero de 2012

Si en la vida real el amor eterno es el que nunca fue, en las artes lo hacen realidad la literatura y el cine. El romance entre estas dos manifestaciones es tan centenario como la historia de las películas.

A pesar de este vínculo tan fuerte, son dos artes y dos lenguajes distintos que no admiten comparaciones.  Cada manifestación artística debe ser valorada, juzgada o comparada con las de su mismo género: literatura con literatura, arte con arte o cine con cine porque las reglas de cada soporte o manifestación son diferentes. Aunque, sin duda, el cine ha logrado que muchas personas nos hayamos acercado a unos cuantos libros. Esta relación se puede clasificar en cuatro categorías: los libros buenos que han dado buenas películas, los libros buenos que han dado regulares o malas películas, los libros regulares o malos que han dado buenas películas y los libros poco conocidos que han dado buenas películas.

Libros buenos, buenas películas.  El halcón maltés, de Dashiell Hammett, dirigida por John Huston (1941); Un tranvía llamado deseo, de Tennessee Williams, dirigida por Elia Kazan (1951); Matar un ruiseñor, de Harper Lee, dirigida por Robert Mulligan (1962); El gatopardo, de Lampedusa, dirigida por Luchino Visconti (1963); Tristana, de Benito Pérez Galdós, dirigida por Luis Buñuel (1970); El tambor de hojalata, de Günter Grass, dirigida por Volker Schlöndorff (1979); Los santos inocentes, de Miguel Delibes, dirigida por Mario Camus (1984); La edad de la inocencia, de Edith Warthon, dirigida por Martin Scorsese (1993); Lo que queda del día, de Kazuo Ishiguro, dirigida por James Ivory (1993); El señor de los anillos, de J.R.R. Tolkien, dirigida por Peter Jackson (2001, 2002 y 2003); Brokeback Mountain, de Annie Proulx, dirigida por Ang Lee (2005).

Libros buenos, películas regulares. Cumbres borrascosas, de Emily Brontë, dirigida por William Wyler (1939); Guerra y paz, de Leon Tolstói, dirigida por King Vidor (1956); El gran Gatsby, de Francis Scott Fitzgerald, dirigida por Jack Clayton (1974).

Libros regulares, buenas películas. Lo que el viento se llevó, de Margaret Mitchell, dirigida por Victor Fleming (1939); El puente sobre el río Kwai, de Pierre Boulle, dirigida por David Lean (1957); El padrino, de Mario Puzo, dirigida por Francis Ford Coppola (1972, 1974 y 1990); El silencio de los corderos, de Thomas Harris, dirigida por Jonathan Demme (1991).

Libros poco conocidos con buenas películas. El paciente inglés, de Michael Ondaatje, dirigida por Anthony Minghella (1996); Las horas, de Michael Cunningham, dirigida por Stephen Daldry (2002); Ciudad de Dios, de Paulo Lins, dirigida pr Fernando Meirelles (2002); Millon Dolar Baby, de F. X. Toole, dirigida por Clint Eastwood (2004); No es país para viejos, de Cormac McCarthy, dirigida por Ethan y Joel Coen (2007); Revolutionary Road, de Richard Yates, dirigida por Sam Mendes (2008).

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia