Tendencias

Mensajes y valores tras el show

Los personajes de la última entrega de Star Wars ofrecen mucho más que simple entretenimiento

Feminismo • El despertar de la fuerza queda en manos de una mujer: Rey. Foto: hng.com

Feminismo • El despertar de la fuerza queda en manos de una mujer: Rey. Foto: hng.com

La Razón (Edición Impresa) / Daniel Romano - traductor

00:00 / 28 de diciembre de 2015

Star wars: the force awakens no es una película sino dos entrelazadas entre sí. Por encima, hay una historia muy superficial, entretenida, energética, divertida, con leves toques de humor, con la que J. J. Abrams, el director, deja a los críticos, a los fans y al directorio de Disney tranquilos y al público, contento. Pero Abrams también desarrolla una segunda película, que por debajo de una historia que parece tan simple ofrece otra en muchos niveles. Por ejemplo, un soldado que se rehúsa a matar y deserta, una niña que es abandonada y obligada a vivir en el dolor y la soledad, y un hijo que traiciona a sus padres y se vuelve la punta de lanza de una maquinaria de muerte y destrucción. En miles de libros se ha escrito sobre este tipo de sufrimiento y dolor, y el pensamiento y la historia de la humanidad han sido moldeados por estos conflictos espirituales.

La primera secuencia es la más clara imagen de la tiranía y la brutalidad de la guerra, pero vista a través de los ojos del desertor, que abandona un Ejército y un Gobierno que crea despotismo, muerte y temor. Después tenemos a Rey, la huérfana. Desde el inicio de la mitología mundial, todos los más grandes héroes de la cultura que han formado el pensamiento han sido en una medida u otra una encarnación similar a la de ella. Ella es una combinación entre Ulises y Juana de Arco: mística, mágica, guerrera y líder. Es muy interesante que al centro de un universo tan machista, la inspiración para liderar el despertar de la fuerza esté en las manos de una mujer. A través de su historia, la estructura de toda la obra se sostiene y se eleva, de una simple aventura a una majestuosa odisea que conlleva el entendimiento del por qué de nuestra existencia, y la posibilidad de que seamos tan solo una parte de un plan maestro superior.

Finalmente, en el tercer acto, y el clímax de la historia, aparece Kylo Ren, el villano perfecto e invencible que es incapaz de escuchar o abrir los ojos y darse cuenta de que tan solo es una herramienta en manos de otros. Su historia se ha repetido desde siempre, y quizás es la más trágica de todas: Kylo Ren no es nada, y no tiene nada, es un hombre enceguecido por el poder, y su final solo puede ser uno. Voltaire dijo que “la gente que cree ridiculeces, comete atrocidades.” Y estas palabras no podrían describir de una manera más exacta a alguien que vive una enorme mentira que lo conduce a cometer las peores barbaridades y actuar de la manera más brutal que un ser humano pudiese hacerlo.

Star Wars ha resucitado. Esta historia volverá a elevar todo lo que los fans han amado sobre esta obra tan icónica, y ha abierto una infinita serie de posibilidades, para crear una sucesión de mundos, personajes e historias, y transmitir al mismo tiempo los mismos mensajes de coraje, valor, audacia, compañerismo e intelecto humano que han inspirado todas las páginas de los libros y libretos utilizados para crear esta magnífica serie de películas. Que la fuerza esté con todos nosotros por siempre.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia