Tendencias

Mozart en versión original

Aparece una página de la partitura de la ‘Sonata para piano N° 11’, perdida durante dos siglos

Genio. El compositor, de niño y ya famoso. Foto: origenoticias.com

Genio. El compositor, de niño y ya famoso. Foto: origenoticias.com

La Razón (Edición Impresa) / EFE - Budapest

00:00 / 05 de octubre de 2014

Aún quedan tesoros por descubrir en el corazón de la vieja Europa. Hasta hace poco, uno de ellos eran cuatro páginas de la partitura manuscrita original de la Sonata para piano Nº 11 o Sonata en La mayor, una de las composiciones más célebres de Wolfgang Amadeus Mozart —sobre todo por su último movimiento, la Marcha turca—, que han estado perdidas más de dos siglos. Yacían escondidas y empolvadas entre otros viejos papeles en un trastero de una biblioteca de Budapest, y allí las encontraron, este mismo año, unos investigadores. Con estas cuatro páginas se completa el manuscrito original de la obra, del que hasta el momento solo se conocía quinta y última, que se encuentra en Salzburgo (Austria), la ciudad natal de Mozart.

La partitura completa y original, compuesta en 1783, fue interpretada por primera vez en público el viernes en Budapest por el pianista húngaro Zoltan Kocsis, con el instrumento para el que fue originalmente compuesta, el pianoforte, de manera que se refleje lo más exactamente posible lo que Mozart dejó escrito en el papel. El concierto levantó entusiasmo entre los melómanos, que querían saber cómo sonaba la Sonata N° 11 en esta nueva, pero realmente primera, versión.

La novedad del manuscrito original consiste en que contiene pequeñas variaciones de notas y ritmo, y algunas correcciones escritas por el propio Mozart, que no se contemplan en la versión que siempre se ha interpretado.

Este hallazgo es importante aunque solo sea por el interés historiográfico del documento. Pero también porque ahora la obra se podrá interpretar tal como la pensó el compositor austriaco, aunque en este punto hay opiniones. El jefe del departamento de música de la Biblioteca Nacional Szechenyi de Budapest, Balazs Mikusi, cree que “esto no revolucionará nuestra aproximación a Mozart, como tampoco cambia el carácter de la obra”. Otros expertos, en cambio, defienden que las versiones de la partitura conocidas hasta el momento no son del todo fiables, y que los errores que contienen sobre los ritmos, los sonidos y las figuras quedan ahora aclarados de una vez por todas.

La manera en que este manuscrito terminó en la biblioteca de Budapest, creada en 1802 por el rico aristócrata húngaro Ferenc Szechenyi, es todo un misterio. Sobre todo porque, hasta donde se sabe, Mozart nunca viajó a Hungría.

Tampoco se sabe por qué la quinta página del manuscrito de la partitura, la que se encuentra en Salzburgo, fue separada del resto. Según Mikusi, una explicación sería que alguien la arrancara —probablemente, el mismo Mozart— para ofrecérsela a un comprador adinerado: “Se sabe que los Szechenyi tenían buenos contactos en Viena, así como en el mundo de la música, pero el manuscrito pudo haber llegado aquí en otro momento durante los últimos doscientos años”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia