Tendencias

‘Niño Grande’, un retorno a la libertad infantil

El ilustrador y pintor argentino Matías Paradela presenta una exposición en continua transformación, donde trabajará en vivo por casi un mes.

Escenario.  Matías Paradela, ilustrador y pintor, junto a sus pinturas. Foto. Álvaro Valero

Escenario. Matías Paradela, ilustrador y pintor, junto a sus pinturas. Foto. Álvaro Valero

La Razón (Edición Impresa) / Naira de la Zerda

00:00 / 09 de mayo de 2018

El pseudónimo Niño grande es para el artista Matías Paradela una forma de volver al trazo de la niñez, aquel que solía realizar sin pretensiones ni cuestionamientos. Éste le permite dejar de lado exigencias propias y parámetros preestablecidos. Es un camino de vuelta a una motivación esencial al momento de crear, la diversión.

La primera muestra elaborada en este contexto creativo, que además lleva el nombre del álter ego de Paradela, está compuesta por pinturas, objetos, dibujos y animaciones. Durante todo el mes, el creador argentino seguirá adhiriendo elementos a la exposición, mientras trabaja en la galería Puro (C. Enrique Peñaranda 1304, San Miguel), que abre de 16.00 a 20.00, todos los días.

“El hecho de ponerte un personaje articula un método donde te liberas de tener que preguntarte todo el tiempo, ¿esto soy yo? Eso aumenta mucho la producción”.

Su formación en Bellas Artes lo introdujo a un mundo de conocimiento, que si bien lo nutrió, también estableció reglas y valoraciones —“dibujar bien o dibujar mal, usar bien el color o usarlo mal”— que comienza a dejar atrás, para experimentar libremente. “Significa volver a la inocencia de aquel niño que solía dibujar todo el tiempo”.

Al principio, las obras que nacieron de este cambio de paradigma parecían no tener un fondo más elaborado. Pero al buscar una reacción a su propia obra, encontró figuras que tenían un trasfondo más profundo: “Cada dibujo se hace importante una vez que no estás pensando en mostrar virtuosismo. Eso hace que sea más orgánico, además aparece un montón de contenido con el que se puede jugar. Es como si hubiera un subtexto al cual recurrir sin sentir tanta presión”.  

Los polos de su propuesta —la parte más figurativa que ha desarrollado como ilustrador y la pintura abstracta, su faceta artística más personal— se encuentran en un proceso que destruye continuamente las representaciones identificables y éstas vuelven a aparecer una y otra vez.  

“Estas tendencias paralelas comienzan a unirse y hasta ahora lo veo muy difícil. Por eso la muestra está formada así. Si bien ya se puede visitar, la idea es que se siga generando. Esto también tiene que ver con una sensación muy mía al ver lo que hago; siempre pienso: ‘no está completo’”.

La muestra tendrá un acto inaugural el 17 de mayo, a las 20.00. Paradela eligió la fecha porque habrá pasado la mitad del tiempo que pasará trabajando en vivo y el espacio estará más intervenido.

Esta estrategia funciona para despertar la curiosidad del espectador por una exposición que está siempre cambiando. “En exhibiciones convencionales, la gente ve lo que has tardado meses en hacer en cinco minutos. Yo quería darle este elemento de transformación para no satisfacer tan fácilmente al visitante”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia