Tendencias

‘Pagliacci’, una ópera de trama atemporal

Los cantantes líricos argentinos Marcelo y Carolina Gómez protagonizarán la ópera del 25 al 28 de julio en La Paz.

Intérpretes. Marcelo Gómez y Carolina Gómez, tenor y soprano del Coro del Teatro Colón.

Intérpretes. Marcelo Gómez y Carolina Gómez, tenor y soprano del Coro del Teatro Colón. Foto: Pedro Laguna

La Razón (Edición Impresa) / Naira de la Zerda

15:00 / 17 de julio de 2019

El tenor argentino Marcelo Gómez  encontró una conexión emocional conflictiva el momento de interpretar a Canio,  personaje principal de la ópera italiana Pagliacci (payasos).

“Algo del estado violento del personaje, que tiene un ataque incontrolable de celos, se sentía natural dentro mío. Algo que no venía de mí, pero que estaba instaurado salió a relucir con esta interpretación”, narra el artista.

El cantante encarnó a este personaje por primera vez en Buenos Aires (Argentina), en 2018, junto a la soprano Carolina Gómez y la compañía Juventus Lyrica.

Ahora, ambos llegan a La Paz para protagonizar la misma ópera —con un elenco nacional, bajo la dirección de Leonel Fransezze (escena) Weimar Arancibia (orquesta), Alejandra Wayar (coro) y la producción de Macondo Art— del 25 al 28 de julio, a las 19.30, en el Teatro Municipal Alberto Saavedra Pérez (Genaro Sanjinés e Indaburo).

La  obra, escrita y compuesta por Ruggero Leoncavallo en 1892, cuenta la trágica historia de una compañía de payasos en Italia. El director del elenco descubre que su mujer tiene un amante poco antes de entrar a escena y los personajes deben representar una obra con una trama similar a la que viven en la realidad. Al final,  Canio asesina tanto a su mujer, Nedda, como al amante de ésta, Silvio.  

“En este caso, la teatralidad es fundamental para la obra. En muchos casos la parte musical es la verdadera protagonista de una ópera, pero en el subgénero del verismo ambos componentes van de la mano”, detalla Carolina.

Este estilo de obras se enfoca en temáticas cotidianas, muchas veces inspiradas en historias reales, y busca crear universos ficcionales más verosímiles que otros subgéneros, explica la cantante.

Es por eso que Marcelo, al construir el personaje y encontrar esta relación inquietante con Canio, descubrió cuán actual es su temática. “Muchas personas comenzaron a cuestionar que se montara esta obra, acusándola de ser una apología de un feminicidio. Pero después de sentir lo que había encontrado dentro mío, supe que era importante ser parte de ella”. Carolina complementa: “Pone en escena un escenario real, antes y ahora, ante el cual artistas y espectadores no se pueden quedar sin reflexionar, que nuestro principal objetivo como artistas es tocar temas duros”.

El reto interpretativo en el personaje de Nedda reside en actitudes de desprecio y mofa hacia uno de los personajes secundarios, que le declara su amor. Para enfrentar los retos vocales que la obra requiere, Carolina se concentró primero en los aspectos técnicos y después en los emotivos y actorales.

La actuación, el representar creíblemente a un personaje, es lo más importante en la visión artística de Marcelo. Es por eso que su desafío en esta ópera implica contener la intensidad de las emociones a las que se enfrenta.

“Es un personaje sin matices, blanco o negro, todo el tiempo, sin descansos. Está lleno de pasión, locura y violencia. Así que la idea es buscar una distancia, porque dejarse llevar por el personaje puede resultar peligroso para uno mismo”.

Carolina se formó desde pequeña en piano y danza. Mientras Marcelo fue un apasionado de la ópera desde la adolescencia. Ambos son artistas argentinos que dejaron estudios formales universitarios —en Ciencias Políticas e Ingeniería Electrónica, respectivamente— para dedicarse a la música. Ahora forman parte del coro estable del Teatro Colón. Antes de dedicarse a la ópera, participaron en muchas producciones de comedia musical para después estudiar en el Instituto Superior de Arte del mismo teatro.

“El verismo es el estilo de ópera que ambos disfrutamos más. Esto porque se toma menos licencias artísticas. No plantea grandes solos cuando un personaje está herido de muerte, por ejemplo. Y visibiliza temas que aún permanecen vigentes”, detalla Marcelo.

La primera puesta en escena de Pagliacci en la que participaron estuvo bajo la dirección de Antonio Russo, quien ayudó mucho a que ambos actores entendieran mejor el contexto de la obra.

“Argentina estaba en medio de una revolución de consciencia sobre los derechos de las mujeres. Entonces Antonio, que tiene 84 años y nació en Italia, nos contaba que este tipo de situaciones continuaban sucediendo. Y comenzamos a darnos cuenta de que se estaba narrando una historia universal que hasta hace poco se naturalizaba”.

Sus expectativas en cuanto a la propuesta en la que cantarán en La Paz son claras: la consigna es cambiar lo más posible. “Quisiera que nada se repitiese, tengo el papel construido en la cabeza y estoy ansioso por desarmarlo y crear algo nuevo junto al equipo de artistas bolivianos”, afirma Marcelo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia