Tendencias

Presencia de Lorenzo Calzavarini en Bolivia

La comunidad franciscana se ha caracterizado, entre sus pares, en tener los archivos mejor organizados. Sorprende la calidad y cantidad de información acumulada a lo largo de su agitada presencia en Bolivia, lapso en el que han registrado con detalle y rigor su labor misional y social.

Incansable investigador de la historia y la realidad boliviana, el sacerdote franciscano murió el 9 de febrero en Cochabamba

Incansable investigador de la historia y la realidad boliviana, el sacerdote franciscano murió el 9 de febrero en Cochabamba Foto: Publicación vientos nuevos

La Razón / Luis Oporto, director de la Biblioteca y Archivo de la ALP

00:00 / 26 de febrero de 2012

El resultado es un impresionante sistema bibliotecario, archivístico y museológico. Uno de los gestores de esa proeza documental es el padre Giuseppe Calzavarini. Nació en Canaro, Rovigo (Italia), el 27 de Noviembre de 1939. Falleció en Cochabamba, el 9 de febrero de 2012. Asumió el nombre de Lorenzo para su trabajo misional y así se lo conoció en el mundo intelectual.

Calzavarini estudió secundaria en la Casa de Estudios de la Orden Franciscana en Florencia, Italia (1962), hizo la licenciatura en Teología en la Universidad Pontificia Antonianum, Roma (1967) y Sociología en la Universidad de Lovaina, Bélgica, donde defendió su tesis La teoría del cambio social y América Latina en F. Houtart (1971). Obtuvo un diplomado en Semiótica y Lingüística en el Centro Internazionale di Ricerca Semiótica e Lingüística y un doctorado en Sociología en la Universidad de Urbino, Italia (1973).

Entre 1972 y 1973 trabajó en instituciones italianas. Pasó luego a Bolivia como profesor del seminario Ideología y países en vías de desarrollo en la Universidad Tomás Frías (Potosí) 1973; fue catedrático en la Universidad Mayor de San Simón (1974-1976), docente en el Instituto Superior de Estudios Teológicos ISET (1974-1977), Instituto de Estudios Sociales y Económicos (UMSS) 1975 y en la Universidad Católica Boliviana de la ciudad del Valle. Allí escribió su obra La nación Chiriguana que provocó una polémica inusual con el investigador Thierry Saignes. A raíz del golpe de Estado de 1980, regresó a Italia donde enseñó en el Instituto Superior di Scienze Religiose de Urbino. En 1983 retomó su cátedra en la UMSS, fue director del Instituto de Investigaciones de la Facultad de Humanidades. Fue también director de Cooperación Técnica y Estudios Aplicados, desde donde impulsó proyectos socioeconómicos en favor de los campesinos.

Tarija

Su obra cumbre la realizó en la ciudad de Tarija. En 1993 fue enviado a esa ciudad donde fundó el Centro Eclesial de Documentación, que concentró los recursos documentales de la comunidad franciscana, conformada por la biblioteca y el archivo franciscano, a la que adicionó un museo histórico. Siguiendo su vieja trayectoria, ejerció la docencia en la carrera de Psicología de la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho (1994–1996), fue director del Instituto Superior de Estudios Bolivianos; y docente de la carrera de Comunicación Social de la Universidad Privada San Bernardo de Tarija”. Entre 2000 y 2002 asesoró al grupo de investigadores del Programa de Investigación Estratégica de Bolivia (PIEB) en el proyecto Migraciones en la provincia Cercado de Tarija. En 2002 fue docente en el taller Literatura del Oriente, en el curso de maestría de Historia en la UMSA, e impartió un módulo en el diplomado de Gestión Documental y Organización de Archivos Históricos (UMSA). Entre 2007 y 2010 organizó y dirigió la nueva catalogación de las bibliotecas y el Archivo Franciscano de Tarija.

Bibliógrafo

Su producción bibliográfica cubre temas sociológicos, históricos y etnohistóricos. Publicó sus reflexiones inicialmente en revistas italianas desde 1973 y bolivianas desde 1979. Desde 1984 escribió regularmente para los periódicos Los Tiempos (Cochabamba), Presencia (La Paz), El País (Tarija) y El Deber (Santa Cruz), con una tendencia conservadora. Como editor publicó el boletín Tesis UMSS (1984-1987) y la revista Runaway (1987-1992). Como sacerdote, es autor de Teología narrativa: Relatos antropológicos de la Fe Popular en Bolivia (La Paz, Don Bosco, 1996), Celebremos la eucaristía. Meditaciones y cantos tradicionales de Tarija (música del profesor Fernando Arduz Ruíz, letra de su autoría), editor de Poética y melodías religiosas de Navidad y Viernes Santo (en las comunidades de Tomayapo, Yunchará y Pujsara del departamento de Tarija), un curioso texto policopiado (1998), Música y cantos tradicionales de Tarija (con Arduz Ruiz, Tarija, 1999). Incursionó en video documental con temas culturales bolivianos. Fue el impulsor de la Declaratoria del templo de Tolomosa Grande como Monumento Histórico y Artístico de Tarija (1996).

Es autor de Nación Chiriguana: grandeza y ocaso (Los Amigos del Libro, Cochabamba, 1980); Los Franciscanos a la hora de Bolivia (Cochabamba, Ed. Harold, 1990). El Centro Documental se convirtió en su laboratorio de investigaciones bibliográficas, faceta en la que descolló.

Desde allí editó el Álbum fotográfico de las Misiones Franciscanas en la República de Bolivia-1898 (La Paz, Banco Central de Bolivia, 1995), y el manuscrito del P. Doroteo Giannecchini, Historia natural, etnográfica, geográfica, lingüística del Chaco Boliviano-1898 (Sucre, Imprenta Túpac Katari, 1996), y Los cimientos de Tarija (La Paz, 2000). Su obra mayor es Presencia franciscana y formación intercultural en el sudeste de Bolivia (Documentos del Archivo Franciscano de Tarija, 1606-1936), IV centenario de la fundación del convento de nuestra señora de los Ángeles (Colegio de Propaganda Fide 1755-1936) de Tarija (1606-2006), publicada en ocasión del IV Centenario de la Fundación del Convento Franciscano de Tarija, en 2007.

Reconocimientos

Formó parte de varias corporaciones académicas. El Círculo de Escritores y Artistas de Tarija (1994), la Academia Boliviana de Historia Eclesiástica (1995), la Sociedad Boliviana de Historia (1997) y la Academia Boliviana de Historia. Josep M. Barnadas fue encargado de la respuesta a su discurso de ingreso a la Academia Boliviana de la Historia (2006). El Círculo de Escritores y Artistas de Tarija reconoció sus obras publicadas entre 1996 y 1997.

También fue merecedor del Premio Anual de Cultura “Octavio Campero Echazú” de la Alcaldía Municipal de Tarija (1997), recibió la distinción nacional 2003 “Dr. Gunnar Mendoza Loza” (Archivo y Bibliotecas Nacionales de Bolivia, Sucre, 2003), la Condecoración “Medalla Batalla de la Tablada en el Grado de Oro” (Consejo Municipal de la ciudad de Tarija y la provincia Cercado), y también la condecoración Heroína “Juana Azurduy de Padilla” (Gobierno Municipal de Sucre, 2007).

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia