Tendencias

Pulverizar Significativos

Skateboard. Escultura,  patineta con  algodones. Foto: Maximiliano Siñani

Skateboard. Escultura, patineta con algodones. Foto: Maximiliano Siñani

La Razón (Edición Impresa) / Joaquín Sánchez - artista curador

00:00 / 04 de octubre de 2015

El arte es un fenómeno sociocultural que provoca a una sociedad a otorgar, mediante ciertos mecanismos, un estatus de arte a un objeto, acción o palabra. La labor del artista es generar momentos de quiebre o reflexión que nos permitan cuestionar construcciones sociales; y es precisamente a estos momentos a los que nos transporta el trabajo de Maximiliano Siñani. Su interés radica en pulverizar significados para construir otros nuevos y crear así el tiempo, lugar y momento en el que el espectador puede encontrar su lugar dentro la obra.

Una característica constante del trabajo de Siñani es la economía de recursos, y los gestos abstractos o mínimos. Su práctica artística mantiene una perpetua tensión entre la fuerza de su propuesta, la generosidad estética y la restricción conceptual que lo caracteriza.

Este artista cruceño que vive en Nueva York basa su obra en la búsqueda de un equilibrio arriesgado donde lo material se desdobla y establece una reciprocidad con el espacio y su propia sombra. Siñani describe con obras sencillas y agudas su relación con el objeto y el espacio, su inserción en una determinada circunstancia y la creación de una verdadera obra poética. Con su obra trata el espacio como tiempo que solo existe en un registro, y luego desaparece. Sus fotografías funcionan como una especie de puente para la comunicación,  registrando acciones en el espacio como única manera de conservarlas o transportarlas.

Toda su obra oscila entre los límites de la realidad y la ficción. Las marcas en la superficie de éstas aparecen a veces no dentro de la trama, sino en la superficie de sus esculturas, convirtiéndose en su propio contenido. Donde lo más importante es regenerar la percepción de la realidad, enriquecerla, cuestionarla y transformarla.

Siñani trabaja principalmente con fotografía, escultura y acción. Sus esculturas son abstracciones e intervenciones alegóricas, cuya amplia variedad de materiales incluyen algodón, tierra, esponja, papel, mondadientes y otros elementos del mundo cotidiano.

El proceso de creación artística tiene que ver con prestar atención. Tratamos de mirar y darnos cuenta de la simplicidad o de la complejidad de los objetos. Aquí precisamente trabaja Siñani, regenerando materiales comunes y transformándolos en espectaculares formas orgánicas que desmienten la composición material y la endeble certeza de su existencia.

Siñani emerge como uno de los artistas más importantes de su generación. Su fuerza radica en ese particular aprender a aprender a relacionarnos con el mundo de los objetos y de los sujetos anclados en espacios para la fábula y la confabulación; la concertación y coordinación de verdades enunciadas, siempre como hipótesis provisorias, siempre puestas a prueba y siempre al borde de desbaratarse junto con el acuerdo provisorio que las hizo posible.

Un artista tiene la responsabilidad de crear un universo que contenga la complejidad e inmensidad de las capacidades humanas. Siñani crea escenarios que inventan otras formas posibles y que cuestionan, inciden y enfatizan las posibilidades de mutación de lo estético. Afirma que la obra de arte tiene la capacidad de desprendernos de nuestros hábitos, y que todo lo que podemos ver está sobre la superficie, pero también lo que podemos decir de ellas.

Proyecto. Museo de papel es una plataforma de difusión que visibiliza a jóvenes creadores bolivianos de diferentes disciplinas artísticas que, más allá del dominio de la técnica, ofrecen una reflexión poética sobre la creación artística. Este museo no exhibe en un espacio físico ni atesora, consagra o jerarquiza obras; es un dispositivo que amplía la mirada hacia un horizonte mestizo donde conviven lenguas, temporalidades y culturas. Museo de Papel es un proyecto de la Fundación Cinenómada para las Artes que cuenta con el apoyo del Centro Cultural de España en La Paz, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y el periódico La Razón.

Maximiliano Siñani

El Tratamiento de los Significantes de la Nada

Significantesig-ni-fi-can-te (sig'nific’ante) s. Uno que significa. Linguis. Un sonido o grupo de sonidos, una imagen o un símbolo que representa un objeto o concepto.[Traducción del francés significativa participio presente, del significante, para significar.]El Diccionario Oxford¿Por qué utilizar los objetos? Tal vez para subvertir la hegemonía dominante del significante y contribuir a la construcción de nuevas subjetividades en lo que parece tan normal, por lo que de alguna manera se pueda proporcionar otra forma de experimentar el mundo  exterior, de lo que se presenta como lo normal.

SILLA = ALLIS

Este giro lingüístico en la re-interpretación, apropiación o la manipulación de las cosas en el contexto que pertenezco estos días, es lo que básicamente re-define mi día diario. Hago analizar la función, forma y estructura de cada objeto para comprenderlo, lo que llamé El Tratamiento de los Significantes de la Nada. La mayoría de las veces me pregunto a mí mismo el uso de estos elementos, ¿de dónde vienen?, ¿por qué están aquí?, ¿qué es lo que hacen? Pues medito sobre estas cuestiones mientras camino por las calles para encontrar esas respuestas, lo que me lleva generalmente a la nada.GOD = DOG THIS = SHIT ART = RAT

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia