Tendencias

Tarántulos Poemas inéditos

Tarántulos

Tarántulos

La Razón / Blanca Wiethüchter - (1947 - 2004)

00:00 / 13 de mayo de 2012

1.

Un dolor de tarántula me quema el        

pecho

deformando el cuerpo

de la luz.

Quiere surgir ella,

la cazadora

y envolver el mundo

salivando con fervor.

Ignora tal vez los miles        

de tarántulos

que indescifrables

andan por ahí.

4.

Oigo voces en los

corredores de la  noche

cierra, rápido las puertas

quieren que diga lo que no quiero

                      decir.

7.

Las palabras no pueden decirlo           

todo.

El silencio, sí.

Será por eso que el  número uno

es inmutable y mudo.

8.

Seis pares de ojos

mirándome desde el cordón de la

    entraña.

Algo habrá que decir:

Que la vida

    Pájaro.

Que la vida

    Rosa.

Que la vida: ventana, jardín, mar,           

montaña.

Que la vida…Este cuerpo doliéndome su

    despedida.

10.

No acabo de pensar la forma que me inventa

ni umbral, ni hueso, ni morada, ni

    ceniza.

Sólo esta manera de vestir y desvestir

     el espanto.

12.

Tengo el cuerpo lleno

de ilustraciones célebres

de letras como un libro

parezco una historia literaria

navegando en el aire.

Sólo cuando él me toma de

la mano entonces, sólo entonces,

cuando la caricia sinuosa niebla

el deseo lleva a las cascadas

y la caverna absorbe todo el mar

la tierra humilde

vuelve a mis pies

                sin letras

y húmeda.

14.

Las palabras navegan como

    pequeños sarcófagos

en la corriente de un viento

    malogrado

15.

Hila,

        Tarántula

               hila

que se hunde el mundo.

18.

Atada mi lengua

el oído

se duele del amor.

20.

Bajo el arco azul del invierno

estalla la luz

sobre las fisuras de la montaña.

Aparecen las sombras

que enardecen el alma

las sombras

    las femeninas sombras…

23.

Hila, Tarántula, hila

que ahí viene el miedo

armado hasta los dientes

de lustrosos agujeros

más negros que el charol.

24.

Busca el hilo

la hebra que da línea

traza el círculo

que te acoge

    como casa

    como nido

    como abrigo

en tu nube

suave telaraña.

26.

Te nombro Tarántula

y no sé quién eres

pero tampoco sé quién soy

(tal vez sólo la costumbre de un

    nombre)

pero hay algo entre las dos

algo estrecho

algo que no logro descifrar

algo azul

o será ¿alguien?

POSTLUDIO

Como en una revelación

como en una visión

un día

se alza de la realidad dormida

de la superficie por evidente

volcada a lo invisible:

               la vida

que se vierte en un verbo

como en un vaso

que no vela una verdad.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia