Tendencias

Teatro de los Andes se nutre de poesía

La nueva obra del grupo de Yotala incorpora la escritura del chuquisaqueño Álex Aillón Valverde.

Estreno • Alice Gimaraes y Gonzalo Callejas, de Teatro de los Andes, durante un ensayo de la obra.

Estreno • Alice Gimaraes y Gonzalo Callejas, de Teatro de los Andes, durante un ensayo de la obra. Foto: Mauricio Martínez

La Razón (Edición Impresa) / Naira de la Zerda

07:01 / 01 de agosto de 2018

La poesía del escritor chuquisaqueño Álex Aillón toca temas difíciles y los transforma en algo bello —sin caer en fórmulas complicadas— utilizando la sonoridad de las palabras. Eso fue lo que convenció a Teatro de los Andes a incorporar sus textos en la puesta en escena de Un buen morir, del amor y otras iluminaciones.  

“Cuando estábamos investigando para la obra, sus textos nos parecieron muy sugerentes porque son poesías muy bonitas de ser habladas. Además sus metáforas dejan algo abierto, de forma que cada uno puede construir su historia a partir de lo que escucha”, comenta Alice Gimaraes, protagonista de la puesta en escena junto a Gonzalo Callejas.

Tanto los actores como el director —el chileno Elías Cohen— tenían una visión clara de lo que querían contar, así que los escritos se fueron adaptando, para que fluyeran a través de las acciones del guion.

“Generamos, por un lado, un lenguaje hablado, y por otro, una línea de acciones, que construyen una ficción. En este caso, la ficción se vuelve casi un policial —contra el tiempo— y la poesía de Álex genera una tensión muy interesante con ella”, expresa Cohen.

Para esta obra —que se presenta hoy, a las 17.30 y 20.00, en el Teatro Nuna (21 de Calacoto 8509 parada PumaKatari)— Teatro de los Andes trabajó con Cohen a distancia.

Se conocieron en 2010, cuando los invitó a un festival en India. Luego, él llegó a Bolivia para dar un curso y el elenco dio otro en Chile. A partir de esas convivencias decidieron hacer algo juntos. A pesar de la distancia, la propuesta se desarrolló naturalmente. 

“Compartimos muchas cosas, como la visión del actor, del oficio, el trabajo con las imágenes y el impacto que queremos generar, por eso no fue difícil”, detalla el director y coreógrafo.

El trabajo tuvo instancias donde cada parte desarrolló ideas por separado. Después se juntaron en Chile para plantear una primera puesta en escena y al final del proceso, el director llegó hasta Yotala (Chuquisaca), para ultimar detalles con todo el grupo.

El desafío fueron los temas que se entrecruzarían en la obra. La muerte, que es el principal, debía ser tratado desde una sensibilidad particularmente humana y poética:  “Pretendíamos encontrar en la muerte el humor, la poesía, es decir, imágenes que no son literalmente aquello que está presente en el imaginario de los espectadores. Y es ahí donde se abren espacios importantes de investigación creativa.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia