Tendencias

Teatro, construcción de patrimonio

El Festival Internacional de Teatro de La Paz (Fitaz) cumple casi dos décadas aportando con miradas desde el arte escénico.

Argentina.  Actores de la obra  ‘Ella’, que se  presentará en el Teatro Nuna. Foto: Fitaz

Argentina. Actores de la obra ‘Ella’, que se presentará en el Teatro Nuna. Foto: Fitaz

La Razón (Edición Impresa) / Naira de la Zerda / La Paz

00:00 / 25 de abril de 2018

En 1999 La Paz fue nombrada por primera vez Capital Iberoamericana de las Culturas. Aquel año nació el Festival Internacional de Teatro de La Paz (Fitaz). Este 2018, la ciudad recibió este título por tercera vez y se declaró al Fitaz, en su onceava versión, Patrimonio Cultural Inmaterial de la urbe.

“Esto asegura que las autoridades darán su mayor esfuerzo para que el festival perdure y crezca, por eso es algo muy bueno”, afirma la fundadora y organizadora, la teatrista Maritza Wilde. Además, el registro de las obras permite alimentar una memoria sobre los temas que los artistas se plantean en el escenario.

El encuentro nació con la intención de nutrir la cultura paceña con obras de la escena teatral mundial. En sus 10 versiones pasadas trajo representaciones creadas en los cinco continentes, además de espectáculos y artistas emblemáticos como las Marionetas de Java, de Purbo Asmoro (Indonesia) y la danza teatro de Constanza Macras (Argentina).

“El objetivo fue y seguirá siendo darle apoyo al teatro nacional para crear sinergias; que los grupos nacionales se contacten, se inspiren o creen proyectos junto a sus pares de otros países”.

La elección de las propuestas se basa, en su mayoría, en la curaduría de la directora, quien trata de verlas previamente en su lugar de origen. “Al principio teníamos un comité asesor, pero el segundo año hubo problemas, porque se eligieron las obras mediante videos y éstos no respondían a la representación que se dio en el teatro, por cambios en el elenco u otras razones”, comenta.

Los criterios para decidir qué elencos invitar o qué propuestas aceptar, además de la calidad, es el precio de la llegada de las compañías de actores y sus técnicos.  Además, se considera las condiciones técnicas que requiere el montaje de cada representación. Este aspecto es importante porque, según explica Wilde, estas exigencias limitan mucho las posibilidades de este encuentro. “Generalmente destinamos el Teatro Municipal Alberto Saavedra Pérez a los elencos internacionales porque es el único espacio con todas las condiciones que se necesitan”.

Uno de los puntos más altos del Fitaz fue la presentación de Warum, warum, del director inglés Peter Brook, en 2010. Para lograr que llegara a La Paz, Wilde hizo un convenio con otro festival de teatro internacional, que se realizaría en Bogotá. “Entre ambos eventos logramos cubrir los gastos de la compañía de Brook —que es un emblema mundial— compuesta por dos actores y cuatro técnicos”, narra Wilde.

Este año el centro de atención es Iberoamérica, con elencos de Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, España, Italia-Venezuela, México, Paraguay, Perú, Uruguay y Bolivia-Alemania, además de grupos locales y del interior del país, como Santa Cruz, que estará presente con más de cinco obras.

Debido a la declaratoria como patrimonio, el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz (GAMLP), a través de la Secretaría Mayor de Culturas, asumió un papel importante coorganizando el festival junto al equipo preexistente del Fitaz 2018.

La programación de los teatros municipales Alberto Saavedra Pérez y de Cámara (ambos en la calle Jenaro Sanjinés e Indaburo), el Teatro Nuna (C. 21 de Calacoto 8509) y la Carpa Kusisiña (atrio de la Iglesia de San Francisco) fue elaborada por Wilde, Sergio Ríos y Andrés Zaratti, secretario mayor de Culturas, junto a un comité cuya función fue evaluar y sugerir las propuestas nacionales.

Uno de los problemas que enfrentó la anterior versión, en 2016, fue la falta de público, que se debió sobre todo a las convulsiones sociales que limitaron el acceso a varios teatros. Para tratar de remediar esto, una de las nuevas  iniciativas es la Carpa Kusisiña, un espacio con propuestas familiares destinado a promover la curiosidad de la población por el teatro y sus manifestaciones.

“Necesitábamos una actividad para llegar a la gente que no sabe de teatro, que de pronto no le interesa porque no conoce. Para eso ubicamos la carpa en un espacio transitado como es San Francisco, así, la gente puede ‘toparse’ con el festival y disfrutar, en horarios en los que normalmente los teatros están cerrados”, cuenta Mabel Franco, jefa de la Unidad de Espacios Escénicos.

La carpa tendrá actividades en la mañana (10.00 y 11.00) y en la tarde (15.00 y 16.00), sin costo alguno, todos los días del festival, excepto el 1 de mayo, (debido a los actos conmemorativos que suelen realizarse en esta fecha).

La única puesta callejera será Barreras, del español Iñaky Matas. Se presentará en el Palacio Consistorial (C. Mercado 1298), el 26 de abril, a las 10.00. y el 29, a las 11.00, en El Prado. “Trata sobre las dificultades que tienen las personas con discapacidad que viven en las ciudades”, cuenta Wilde. 

En un esfuerzo por llegar a más barrios paceños este año se dispone de 11 puntos ediles que albergarán actividades. Entre ellos estarán los Centros de Alto Rendimiento Educativo (CARE) de los barrios Periférica, Max Paredes y San Antonio, donde habrá obras hasta el 11 de mayo.

Otros aspectos reformulados son el acceso a la programación y la venta de entradas. Se publicó el cronograma de eventos con anticipación y las entradas se pueden adquirir por internet (Superticket). “Queremos asegurarnos de que la población sepa cuántas actividades tenemos. Además, darles la facilidad de comprar entradas no solo por internet, sino también desde cualquiera de los teatros principales, sin importar dónde se presente la obra”.

En cuanto a los horarios, el Teatro Nuna presentará los espectáculos del Fitaz a las 21.30. Esto para que aquellos que deseen ver obras en el Teatro Municipal Alberto Saavedra Pérez tengan tiempo para llegar, explica Daniel Iturralde, director de este espacio.

Teatro Grito (C. 3 de Los Pinos, Torre 2, planta baja), La Casa Mágica (Jenaro Sanjinés 799) y Campo Lindo (Periférica 123, Urbanización Playa Verde, Callapa) también acogerán obras que, en este caso, fueron elegidas por los responsables de cada escenario.

En el Teatro Grito, las obras comenzarán a las 16.00. Al finalizar, un bus llevará a los interesados desde Los Pinos hasta Campo Lindo, sin costo adicional al de la entrada, que será de Bs 30. Allí las representaciones comenzarán a las 19.00. El bus también prestará servicio gratuito, hasta la calle 13 de Calacoto, al terminar los eventos, explica Adalía Auzza, del grupo Los Cirujas y Campo Lindo.

El Festival es posible gracias al GAMLP, la Embajada de Suiza, Fonplata y el Espacio Simón I. Patiño.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia