Tendencias

25 años de jazz en las alturas

Walter Gómez, músico y actual Oficial Mayor de Culturas  de la Alcaldía paceña, evalúa el largo camino recorrido por el Festijazz

Imágenes

Programa. Grupos de Alemania, Bolivia, Brasil, Chile, España, Estados Unidos, Francia, Holanda, México, Perú y Suiza estarán presentes en el Festijazz 2012.

La Razón / Rubén Vargas - periodista

00:00 / 02 de septiembre de 2012

Hace 25 años, en La Paz, un grupo de artistas bolivianos impulsó la realización de una serie de conciertos de los grupos dedicados a interpretar jazz. Fue una idea feliz que no hizo sino crecer con el tiempo. Ése es el origen del Festijazz, el Festival Internacional de Jazz de la ciudad de La Paz que año con año congrega grupos nacionales e internacionales en el Teatro Municipal y otros escenarios alternativos. Además, desde hace un tiempo, el Festijazz también visita otras ciudades del país. El músico Wálter Gómez estuvo ligado a esta iniciativa desde sus orígenes y ahora la sigue impulsando desde su puesto de Oficial Mayor de Culturas del Gobierno Municipal de La Paz. Con él dialogamos para hacer un balance de estos primeros 25 años de jazz.      —A 25 años de la primera versión, ¿cuál es su balance general del Festijazz?

—Este es un proyecto que ha sido validado por la ciudadanía, factor determinante para el éxito de todo emprendimiento cultural. Las últimas versiones han colmado el Teatro Municipal Alberto Saavedra Pérez durante diez u 11 noches. El Festijazz ha sido declarado patrimonio cultural de los paceños el año 2010, creo que es una condición muy decidora de lo que representa. También es necesario destacar su orientación formativa.

Dos terceras partes de los asistentes de cada concierto son músicos y estudiantes invitados de centros de formación como el Conservatorio Plurinacional de Música, la Escuela Contemporánea de Música, la Carrera de Música de la UMSA y la Escuela Municipal de las Artes de El Alto, como destinatarios fundamentales del festival y, por lo tanto, su ingreso es libre.  

—¿En qué medida el Festijazz ha influido o aportado al desarrollo del jazz local?

—Se ha constituido una plataforma cada vez más sólida de puesta en valor de los grupos nacionales. Una prueba clara es que en esta versión 2012 se están estrenando seis discos. Sus creadores han considerado al festival como el mejor momento para presentarlos. Como escenario de encuentro con otros músicos a través de la jam sessions ha tenido resultados fructíferos, como proyectos de coproducción. Los talleres con los músicos visitantes se inscriben como un indisociable componente del festival como herramienta formativa. Éste es un elemento que redunda en la creciente capacidad de propuestas propias de los grupos, dejando atrás la simple ejecución de temas estándar o covers para crear música original, de manera que el material propio con música boliviana se ha convertido en un criterio determinante para la selección de los grupos nacionales en la programación. En esta versión se presentarán seis nuevos trabajos de Tincho Castillo, Efecto Mandarina, AndeSol, Víctor Hugo Mercado y José Ibata.

—El jazz es un género muy amplio y diverso. De esa pluralidad de opciones, ¿qué le ha permitido conocer al público paceño el Festijazz?

—Ciertamente, la diversidad de propuestas es una característica del Festijazz. Si bien el jazz tradicional ha tenido un espacio importante, las propuestas de fusión han ganado innegable vigencia. De esta manera hemos conocido el trabajo de grupos que además de explorar a través de nuevos lenguajes, también han incorporado nuevos instrumentos. Las experiencias de grupos latinoamericanos para trazar vínculos desde sus propias raíces culturales como el jazz denominado andino y la bossa nova, la de grupos europeos —cuya concurrencia ha sido muy alta— que además de un alto nivel académico muestra tendencias que desarrollan búsquedas hacia otros referentes como África y Asia. Todos ellos son muy refrescantes para un público abierto y ávido de nuevas experiencias. Si bien hay muchas cosas por conocer, el festival es un buen muestrario de las tendencias del jazz mundial en la actualidad.

—¿Los festivales, en general, tienen entre sus objetivos la formación de un público específico. ¿Hay un público para el jazz en la ciudad de La Paz?

—Es importante destacar cómo los jóvenes se han ido involucrando cada vez más. En los últimos años la presencia joven es predominante, lo que permite la sostenibilidad del festival, así como se mantiene el sector adulto que está formado por seguidores constantes o comprometidos desde hace mucho tiempo, se advierte la presencia de nuevos sectores que también llegan de otros departamentos para vivir esta fiesta, tanto en el Teatro Municipal como en los pubs para disfrutar las jam sessions que se arman fuera del programa, siendo memorables e irrepetibles. Otro mecanismo de formación de público son las Ferias Dominicales de El Prado, donde se presentan grupos visitantes y locales.

—La organización de cualquier festival supone resolver cuestiones de financiamiento. ¿Cómo se gestiona el Festijazz, para darle continuidad y sostenibilidad?

—Por un lado está el compromiso de las distintas representaciones diplomáticas y servicios de intercambio cultural que han asegurado la continuidad de la llegada de grupos de alto nivel al festival, en razón de su calidad y continuidad, así como seriedad en la organización y producción. Varios países son ya animadores constantes y otros van incorporándose gradualmente. Por otro lado está el trabajo de los grupos locales para contar con una digna “contraparte” boliviana. El Gobierno Municipal de La Paz ha seguido una línea invariable de apoyo desde el inicio de este festival hace 25 años. También merece mencionarse a algunas empresas que contribuyen a este esfuerzo y una creciente cobertura de los medios especialmente los escritos y estaciones de televisión que dedican importantes espacios de difusión y cobertura durante todo su desarrollo.

Agrupaciones de 11 países en el  Festijazz

Durante 13 días se escucharán las propuestas actuales del jazz internacional Rubén Vargas - Periodista

El martes, a las 20.00, subirán al escenario del Teatro Municipal Alberto Saavedra Pérez los integrantes de Projeto Pixinguinha de Bolivia y del Swamy Jr. Trío de Brasil para inaugurar el Festijazz 2012.

    La cita internacional jazzística se prolongará en el escenario municipal hasta el viernes 14, cuando el pianista Danilo Rojas y el quenista Marcelo Peña dejen escuchar su propuesta musical y, para cerrar el telón del Festijazz de este año, los holandeses de Tango Extremo sorprendan al público con sus creaciones.

    En ese lapso, agrupaciones musicales de 11 países —Alemania, Bolivia, Brasil, Chile, España, Estados Unidos, Francia, Holanda, México, Perú y Suiza— pasarán por las tablas del Teatro Municipal dejando cada una su peculiar manera de hacer jazz, la música más internacional, abierta y mezclada del mundo.  

    La Feria Dominical de El Prado será también escenario del Festijazz 2012, los domingos 9 y 16 de septiembre desde las 11.00, para permitir que un público más amplio disfrute de este tipo de música.

    Y, como es habitual en este evento, después de las presentaciones en el Teatro Municipal, los músicos visitarán el pub Gambrinus para las jam sessions que son, para muchos, el componente más abierto y participativo del Festival.

    Este año de celebraciones, el Festijazz ha recibido la adhesión de la Bienal del Cartel de Bolivia: 25 diseñadores y artistas gráficos han plasmado su propia visión del evento musical. En la página de enfrente se puede apreciar tres de esos afiches.              

    El mismo sentido conmemorativo tiene la edición —con el apoyo de la Embajada de Holanda— de una memoria escrita y audiovisual del Festijazz, desde sus antecedentes e inicios hasta el presente.

    Y si de dejar memoria se trata, es relevante el esfuerzo que ha hecho el pianista Danilo Rojas para transcribir, conservar y difundir la música boliviana en el libro Bolivian Book Music Improvisation, “una valiosa herramienta para valorar y difundir el jazz y la música fusión de Bolivia”, como dice Wálter Gómez, uno de los impulsores del Festijazz y actual Oficial Mayor de Culturas de la Alcaldía paceña.

    En sus últimas cuatro versiones, el Festijazz salió de la ciudad de La Paz, su cuna, para pasear la música sincopada en las ciudades de El Alto y Santa Cruz de la Sierra. En la versión de este año, también llegará a la Sucre.  Y la expansión del circuito jazzístico continuará. El músico Boris Vásquez, director del Festijazz, informa que los gobiernos municipales de Cochabamba y Tarija han decidido formar parte de este circuito.

   El Festijazz 2012 comenzará a sonar el martes 4 en el Teatro Municipal con mucho sabor brasileño. La fiesta no tendrá interrupciones hasta el domingo 16.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia