Tendencias

Un baile de ida y vuelta

Yadir Vázquez presenta las bases interculturales del flamenco en el espectáculo ‘Latidos de España’, de la compañía A Compás

La Razón (Edición Impresa) / Tania Delgadillo - crítica de danza

00:00 / 20 de septiembre de 2015

La rica diversidad de las danzas españolas, entre ellas el flamenco, es la expresión del mestizaje entre una variedad de pueblos y culturas que se enriquecieron mutuamente al cruzar el Atlántico. En la ruta de Cádiz a La Habana y de La Habana a Cádiz la danza y la música dieron origen a los “palos y cantes de ida y vuelta”, una joya del intercambio y diálogo cultural entre América y Europa que la compañía de danza A Compás presentará en su espectáculo Latidos de España, el próximo fin de semana en el Teatro Municipal Alberto Saavedra Pérez.

El maestro de danza, coreógrafo y director de A Compás, Yadir Vázquez, representa por sí mismo este mestizaje producto del ir y venir. Vive en La Paz desde hace 12 años aunque nació y se formó en La Habana, donde fue solista y luego regidor del Ballet Español de Cuba. Y sus raíces cruzan el Atlántico desde Galicia, la región española donde nacieron sus abuelos. Una riqueza que Vázquez ha sabido aprovechar bien: “Todas las culturas se armonizan y forman parte en mi trabajo: la parte cubana, con raíces africanas, la española y, ahora, la boliviana”.

“Cádiz y La Habana eran los puertos de encuentro, y de ahí vienen los cantes de ida y vuelta, que tienen una preponderancia en este espectáculo. De los gitanos que se embarcaron surgieron los palos como los tangos, las guajiras y las colombianas”, comenta Vázquez. Se conocen como palos a las variedades del cante flamenco, cada cual con su propia estructura métrica o modo.

El coreógrafo celebra que la interculturalidad y el diálogo hayan configurado las artes y otras manifestaciones culturales que conocemos hoy. Y lamenta que a menudo —y erróneamente— se piense que las expresiones culturales son “puras”, o tan propias que no quepan otros colores y matices. A Vázquez le gusta reforzar esta idea y hacerla evidente en cada uno de sus espectáculos.

“España no pudo resistirse al invite de esa música provocadora”, dice el musicólogo Faustino Núñez en su libro Cuba y Andalucía entre las dos orillas, al referirse a la poco reconocida influencia afroamericana. Sobre sus cimientos rítmicos Manuel de Falla, Isaac Albéniz y otros compositores españoles escribieron piezas dedicadas a Cuba. “La lista sería interminable si quisiéramos ofrecer todos los tangos y habaneras en la música popular española”, que fueron resultado de lo que el autor llama “efecto armónico de espejo” entre Andalucía y Cuba.

Así, desde que nació en el siglo XVIII, el flamenco se fue enriqueciendo con las fuertes influencias procedentes del Caribe. Muchos historiadores afirman que éstas se cristalizaron a finales del siglo XIX en un tipo de tonada que se dio a llamar “guajira”, que arraigó en la cultura y música popular de Andalucía y cobró rango de cante flamenco. Por eso el espectáculo incorpora este palo con el Tango Guajira que Vázquez encargó al cantaor cubano Andrés Correa, sobre un tema del cantaor Naranjito de Triana.

La coreografía de Latidos de España incluye un mano a mano entre Yadir Vázquez y Marcos Jiménez, bailaor andaluz que visitó Bolivia en mayo. Pero no todo va a ser flamenco. Se podrá contemplar, además, el baile clásico español, la estilización de la danza andaluza y otros bailes regionales. “Si bien el flamenco escénico se ha constituido en nuestra carta de presentación, es una necesidad imperiosa que la compañía recupere su esencia”. Una esencia que, según aclara Vázquez, va más allá.

Desde que llegó a Bolivia, Vázquez se ha dedicado también a la enseñanza, para cultivar la pasión por las danzas españolas y el flamenco en cientos de estudiantes que pasaron por su escuela. De ella han surgido un puñado de bailaoras que hoy conforman el elenco profesional de A Compás. La compañía lleva ya tres temporadas a pleno rendimiento, y Vázquez la considera preparada para emprender una nueva etapa en la que incorpore la dramaturgia y otros elementos. Está seguro de que las bailarinas han logrado la madurez necesaria para dar este salto adelante, y confía en que pronto el público corresponda con una actitud aún más abierta a conocer y comprender las historias, raíces y esencias de la danza española.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia