Tendencias

El despegue de Aviónica en la paz

El sueño del cochabambino José ‘Joti’ Mrochek era que la gente cante sus canciones y lo logró con creces en La Paz, que recibió un show poderoso y emotivo.

Concierto. El cochabambino ‘Joti’, Mrochek en su presentación en el Teatro Nuna el jueves 16 de marzo.

Concierto. El cochabambino ‘Joti’, Mrochek en su presentación en el Teatro Nuna el jueves 16 de marzo. Fotos: Alejandra Rocabado

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Vargas

00:00 / 26 de marzo de 2017

T oda la energía de un buen concierto de rock al aire libre, pero dentro de un teatro. La presentación que Aviónica —proyecto liderado por el cochabambino José Joti Mrochek— ofreció el jueves en La Paz demostró la calidad de un producto artístico de exportación que continuará abriendo las puertas de la música boliviana en el mercado internacional de la música.

Con graderías atrás y a los lados, para los que deseen estar sentados, y con la pista despejada para los que querían apreciar a los artistas muy cerca y bailar, el Teatro Nuna (Calle 21 de Calacoto, parada del PumaKatari) recibió a un público joven que fue ganándose espacio lo más cerca posible del escenario para escuchar el segundo concierto que daba en La Paz el nominado a los premios Heat Latin Music Awards 2016 como Mejor Artista de la región Sur y cuyos videoclips se difunden en canales internacionales como MTV, HTV y Hit.

El recital comenzó muy alto, con la interpretación de Desde cero, tema que significó el ingreso del músico en la carrera internacional y que se coreaban a viva voz.

A continuación le siguió Máquina, tema incluido en el último disco grabado en vivo por el artista en Hit Factory Studios, en Miami (EEUU).

La temperatura fue creciendo con canciones como Para vos y Todo cambió, una balada romántica que movió al público a bailar y continuar cantando. “Cuando venía pensaba, ‘ojalá vaya gente”, y me encontré con ustedes”, dijo el músico, que recibía la ovación del público entre un impecable juego de luces bajo la batuta de Joe Salinas.

La siguiente parte fue un homenaje a los seguidores más antiguos de la banda, cuando sus canciones eran en inglés —“no sé por qué”, expuso— y se movían en la esfera local. Después de agradecer a los “viejos fans” le siguieron The rain is falling y Show me the Moster, que mostraron el lado más rockero de Joti.

Un acento especial llegó con la charanguista paceña, radicada en Cochabamba, Luciel Izumi, que después de una demostración de su virtuosismo, le dio cuerpo a Perdí lo que gané.

Los ánimos se fueron encendiendo y continuó el ritmo con Te vas a enterar; para encenderse más con el hit Distante —que originalmente se grabó con la chilena Francisca Valenzuela y que en La Paz acompañó Noelia Del Carpio— en una vertiginosa recta final del concierto.

Una sólida batería con Germán Gonzales, una elegante guitarra de Nelson Salazar y el preciso bajo de Ramiro Vásquez lograron un resultado impecable gracias al trabajo del ingeniero de sonido Cacho Romero.

Continuaron los éxitos de un Joti que iba creciendo cada vez más en escena. A viva voz, los asistentes cantaron con el músico el más reciente sencillo que abre camino al disco Entre líneas: Tormenta. “Cuando estén a punto de terminar una relación con alguien, dediquen esta canción, no se necesitan más palabras”, dijo.

Cerró el recital con fuerza Instinto Animal, pero el público pidió más: así que hubo tres repeticiones encabezadas por Desde cero. A esas alturas, los fans subieron al escenario para cantar, bailar y abrazar a Aviónica.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia