Tendencias

El diario invernal de Paul Auster

¡Literatura. El autor norteamericano habla sobre su última novela, un diario de sus heridas vitales

OBRA.’Es un informe sobre el ahora’

OBRA.’Es un informe sobre el ahora’ Foto: Internet

La Razón / Joan Foguet, El País

00:00 / 26 de febrero de 2012

Paul Auster (Nueva Jersey, 1947) se esconde del sol mañanero tras unas gafas de sol de tipo aviador. Irónico y siempre sutil, agradece la pausa entre entrevistas de promoción de su último libro Diario de invierno (Anagrama) para poder atacar un pequeño cigarro holandés con tabaco de Sumatra.

Sobre la oportunidad y el motivo del libro, Paul Auster, 65 años, asegura que no sabe “porqué” ha escrito. “Puedo saber cómo, cuándo, quién y qué escribo, pero nunca por qué. Creo que nunca un escritor puede contestar a eso”. El autor    neoyorquino habla sobre las heridas vitales que se enumeran en Diario de invierno y si en su balanza pesa más el sufrimiento o el placer ya pasados. “Ambos, placer y sufrimiento cuentan igual en la vida”, indica el autor de Trilogía de Nueva York. Y luego apunta: “Este libro es un libro sobre el cuerpo humano, concretamente sobre el mío, y cuando atraviesas la memoria de heridas y de enfermedades que has sufrido te das cuenta de que por todos lados has recibido, pero no soy solo yo, es una verdad universal”.

Auster no cree que ese particular diario tenga un eje temático concreto, aunque insiste en el placer como leitmotiv y abunda en que “el placer viene por el sexo, por la comida, por sentarte al sol o tomar un baño caliente; pero también hay que tener en cuenta el dolor porque sin uno no existe el otro, hay que contar con ambos”. El escritor asegura que a pesar de estar en edad de jubilación, este libro no es “para hacer balance” ni tampoco “una salvación ni una declaración sobre nada. Sólo es un informe sobre el ahora”. Recuerda que empezó a escribirlo el 3 de enero de 2011, “cuando nevaba, nevaba y nevaba en Nueva York” y que lo terminó en primavera, “muy rápido”. De ahí el nombre, Diario de invierno, aunque admite que el nombre lo ha medio copiado de Franz Schubert y su Viaje de invierno. De hecho el título esconde una metáfora que se entiende en la última frase del libro.

Siempre implicado en la política y en cuestiones sociales, sostiene que “ahora es el momento en el cual hay que apoyar más que nunca a Barack Obama”. Admite que ya sabía que cuando le votó era “un moderado, que no era tan progresista como yo desearía, pero está en el lado adecuado”. El autor de Leviatán reconoce que Obama “se ha equivocado”, pero entonces lanza el contraataque: “Es que si vas al lado opuesto sólo encuentras imbéciles del Partido Republicano, totalmente idiotas”. Lejos de detenerse, Auster prosigue: “Sus ideas son una bancarrota, no saben de qué hablan, no tienen nada que ofrecer al país”. Por eso el reconocido escritor predice una amplia victoria de Obama.  

Auster siente curiosidad por Latinoamérica y asegura que no se atreve a leer su propia obra en castellano, pero que sí hojea periódicos en español y le gusta el estilo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia