Tendencias

‘Aquí hay icebergs’: agua, memoria y violencia, ilustradas

La escritora peruana Katya Adaui presentará  su más reciente libro de cuentos, ilustrado por la artista Melina Anunnaki.

Escritora. Katya Adaui, escritora, guionista y fotógrafa peruana.

Escritora. Katya Adaui, escritora, guionista y fotógrafa peruana. Foto: Christos Chrissopoulos

La Razón (Edición Impresa) / Naira de la Zerda

09:00 / 14 de noviembre de 2018

La imagen del escritor que viaja y se presenta en ferias del libro, a quien piden dedicaciones y se para en la palestra para hablar de su proceso creativo no es algo que Katya Adaui, creadora limeña, se tome en serio. “Escribir es serio, ser escritora, no”, resume. En realidad, la exigencia de la narrativa, en especial de los cuentos, es lo que la motivó a escoger esta área de la literatura.  

“Te pide ser breve, muy conciso, enfrentar directamente a los personajes y que además haya una atmósfera potente detrás. Me gusta el pacto que se crea con el lector. No se le cuenta todo y él tiene que poner de su parte para decodificar la obra”, argumenta. 

La creadora llegará a La Paz para presentar el libro de cuentos Aquí hay icebergs. Esta obra se presentó en 2017, publicada por la editorial Penguin Random House. Para esta nueva edición —que se presentará el 17 de noviembre, a las 19.30 en los talleres de La Perra Gráfica (C. Nicolás Acosta 454, San Pedro), editorial encargada de esta nueva versión— tendrá dos elementos que la hacen única: los cuentos están ilustrados y contiene una nueva narración, titulada Nosotros los náufragos.

Éste es el décimo libro de la editorial nacional que ya presentó libros como Flores, de Mario Bellatin; Rizoma, de Carlos Yushimito, y Señales que precederán al fin del mundo, de Yuri Herrera. Los gráficos de Aquí hay icebergs fueron realizados por la grabadora e ilustradora sucrense Melina Anunnaki (Pamela Mercado).

“Hice 10 ilustraciones en blanco y negro y agregué algo de color a las otras dos. Las historias de Katya hablan sobre aquellas relaciones rotas que todos conocemos de cerca, tocan esos lugares frágiles que tenemos dentro. Creo que las ilustraciones reflejan justo eso, el lado oscuro, que narran los cuentos”, comenta la artista.

Las historias retratan relaciones cercanas entre amigos, vecinos o incluso animales que, por cuestiones de la vida, entran en crisis. Uno de los principales hilos conductores es el agua. El elemento está presente en diversas formas: piscina, lago, río, mar, charco o pantano y además de implicar que el transcurrir de las historias también pasa por un plano subterráneo, el agua está relacionada con la memoria y la capacidad de ambas de amoldarse o transformarse según el contexto en el que se encuentran.

Los textos están atravesados por personajes que desean olvidar o recordar. La memoria es, para la vida y escritura de Adaui, uno de los puntos a los que siempre vuelve, con sus reflexiones, junto al lenguaje y la estructura.

Ésta es la primera vez que una obra completa de la narradora peruana se ilustra. En cuanto a las imágenes de Anunnaki, la escritora quedó sorprendida por la fuerza de la síntesis que lograron: “¿Cómo logró entender los cuentos mejor que yo? Solo puedo celebrar y entregarme a la potencia de sus ilustraciones. Vengo de un mundo donde todo es lenguaje, me encanta cómo otro lenguaje, el de la ilustración, complementa los cuentos”, comenta.

La capacidad de conmover que tiene la literatura marca la dirección de su trabajo literario, como de la faceta pedagógica de su carrera. Posibilidad que nace de personajes con una historia y psicología verosímil, que la lectura permite experimentar como vivos. Además de presentar su libro, Adaui dará un taller de escritura creativa, el 15 y 16 de noviembre, de 17.00 a 20.00 en La Perra Gráfica (para más información, llamar al 795 34134).

Será un curso intensivo, que, además de enfocarse en la verosimilitud, intentará despejar dudas sobre la capacidad del autor de autoeditarse: “Trabajaremos sobre desde dónde vale la pena seguir, cómo continuar lo que ya se tiene y cuándo frenar. Cómo no hay que contarlo todo absolutamente. Sobre estos temas tengo elementos preparados, que contrastaremos con lo que los participantes vayan encontrando en la calle”.

Parte de la metodología implica recorrer la ciudad para desarrollar una mirada atenta y susceptible a las sorpresas del día a día; ser capaz de captar detalles que puedan detonar escritos, con elementos que no todos están dispuestos a captar. “Me interesa ver a qué le prestan atención, dónde ponen el ojo. La vida te sorprende y hay que estar consciente de que cualquier cosa se puede transformar en escritura a partir de que el narrador haya aprendido algo”.

La Perra Gráfica

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia