Tendencias

‘La idea que cambio el mundo’

David Batty dirige un documental biográfico sobre Martín Lutero en Netflix

Escena del documental 'Martin Luther: The idea that changed the world '

Escena del documental 'Martin Luther: The idea that changed the world ' Foto: www.milwaukeeindependent.com

La Razón (Edición Impresa) / Ignacio Vera de Rada - escritor

00:00 / 30 de enero de 2019

Martin Luther: The idea that changed the world es una incisiva película documental de no más de una hora de duración que se halla disponible en la plataforma Netflix y que hasta ahora, injustamente, en ningún periódico ni revista cultural, que sepamos, ha sido objeto de reseñas y comentarios.

Con gran destreza cinematográfica, el director del film, David Batty, retrata la vida compleja y atormentada del monje que, con sus 95 tesis clavadas en las puertas de la iglesia de Wittemberg, cambió el mundo y la sociedad creyente de todos los lugares del planeta. A diferencia de otras obras cinematográficas como Martin Luther (1953) y Lutero (2003), este documental traza de forma sucinta tanto la semblanza personal del monje rebelde cuanto la caótica situación de la iglesia en aquel tiempo.

Al principio, la obra presenta a un Lutero muy sumiso a las decisiones de su padre (quien quiere mandarlo a estudiar leyes y hacerlo un profesional liberal), y luego a uno muy rebelde, incluso colérico, capaz de desvelarse en su escritorio, consumiendo muchas velas, para comprender el mensaje auténtico de las Escrituras y darlo a su Alemania de forma transparente y real.

Desechando las expectativas de su padre, el joven Martín ingresa en el monasterio agustiniano. Y luego nacen en su espíritu unos demonios que no le dejan vivir en paz; se flagela, castiga su cuerpo; hace promesas para que la divinidad salve su vida; experimenta emociones intensas y viaja por los vericuetos más remotos de su alma atormentada. Ama y odia a Dios al mismo tiempo, como si Apolo y Dionisio libraran feroz combate en su corazón.

En el documental se pronuncian frases textuales de Lutero y muy reveladoras, como ésta: “Más de una vez caí en el abismo de la desesperación, y hasta llegué a desear no haber sido creado”. Un monje desesperado y obsesionado con la culpa y el pecado, sin duda alguna. Un religioso que comienza a creer que la confesión era insuficiente o, peor aún, innecesaria porque no otorgaba el perdón del cielo. No se sentía salvado ni feliz. Muchas cosas faltaban a su vida y además era menester un cambio radical en la religión.

Por otra parte, aparecen algunos teólogos que hacen comentario de la vida de Lutero. Entre éstos está el prelado Timothy Dolan, Ph. D., cardenal arzobispo de Nueva York, quien asevera que el padre de la Reforma abrigaba dudas sobre si hacía bien sus rezos y sobre si sus culpas, luego de confesarse, habían sido verdaderamente absueltas. También está James Nestingen, autor del libro Martin Luther: A life, quien dice que Lutero era muy sobresaliente, muy aplicado a los estudios, y que por tanto se distinguía de los demás en la comunidad monástica.

En 1507, el acongojado y rebelde monje fue ordenado y celebró su primera misa. No obstante, sentía en sus espaldas el abrumador peso de una culpa aún no enmendada, el amargo sabor de un pecado no resuelto. Después, en Wittemberg, se metió en un doctorado en teología, y su búsqueda continuó. De pronto, como si fuese la chispa que detonara la explosión en el pecho del confundido Martin Lutero, el asunto de las indulgencias, que en realidad eran como pases al cielo comprados con el dinero mundano de los hombres, fue el primer paso hacia la revisión profunda de la doctrina católica. Porque en realidad, como se demuestra en este documental, la obra de Lutero es de revisionismo; más que fundador, creador o inventor de una nueva forma de creer en Dios, él es un revisionista, un cuestionador, un crítico acerbo. Su mayor aporte está más en el cuestionamiento y la denuncia que en la creación de un nuevo credo, y en la demostración de que un hombre cercano a Dios no necesariamente debe vivir en la abstinencia y la castidad.

Uno de los factores decisivos de la fama de Lutero y, por tanto, del éxito de la Reforma protestante fue la invención de la imprenta por Gutenberg. La corrupción de la Iglesia Católica se fue, pues, divulgando y difundiendo de manera masiva y el repudio hacia ella, generalizando. Las 95 tesis del monje revolucionario corrieron como pólvora y encendieron la llama. Pronto las masas se hicieron eco de la corrupción del papado y la iglesia.Finalmente, la separación es definitiva cuando el sacerdote insumiso desecha la autoridad papal y la de la norma católica, poniendo la Biblia como fundamento por encima de cualquier otro nexo de la humanidad con Dios.

Con este documental recordamos un hito del desarrollo de la sociedad, la religión e incluso la política y la economía mundiales. La obra de Martín Lutero es inmensa; para muchos, es un acontecimiento estelar porque echa luz en un abismo donde solo reinaban las penumbras de una religión ultramontana y, por lo mismo, perversa; es una transición hacia la modernidad en muchos sentidos. Como el cálculo infinitesimal de Newton, como una novela del grandioso Victor Hugo, como las pinturas de Leonardo y al igual que las sonatas de Beethoven, la obra de Lutero es imprescindible para comprender la genialidad a la que puede elevarse la personalidad de un hombre rebelde, tan rebelde que sigue a un daimon, a un ángel y a un demonio, incluso si se trata de un monje.

“¡El justo vive por fe sola!”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia