Tendencias

El redescubrimiento de Da Vinci

El Palacio Real de Milán acoge obras del genio renacentista en una muestra hasta ahora inédita

Obra • ‘Adoración de los magos’, de Doménico Pigordi, parte de la muestra. Foto: EFE

Obra • ‘Adoración de los magos’, de Doménico Pigordi, parte de la muestra. Foto: EFE

La Razón (Edición Impresa) / EFE / Italia

00:00 / 19 de abril de 2015

El genio renacentista Leonardo da Vinci aunó arte y ciencia para retratar con minuciosidad el mundo y legó una nómina artística de un sinfín de obras, muchas de las cuales se exhiben en Milán.

El Palacio Real de la capital lombarda acoge desde esta semana y hasta julio la exposición “Leonardo da Vinci 1452-1519”, la mayor muestra sobre el polifacético genio que jamás se realizó en Italia, según sus organizadores.

En el recorrido se repasa de manera transversal la trayectoria del autor, que supo englobar en su estilo la técnica artística y la investigación científica, a la que también consagró su vida.

“La muestra ha sido muy meditada y creo que puedo afirmar que posee un aspecto de originalidad. Aunque se han hecho muchas otras temáticas sobre el artista (...) en ésta hemos querido aunar múltiples temáticas que configuran la mentalidad de Da Vinci”, explica la comisaria María Teresa Fiorio.

La exposición recoge cientos de documentos, pinturas, bocetos, diseños y estudios que componen el legado artístico del genio y que proceden de importantes galerías del planeta.

Estandarte de la cultura renacentista, Da Vinci consideraba la pintura una “ciencia e hija legítima de la naturaleza” y defendía su supremacía en los debates de la intelectualidad de la época. Por ello su obra, además de pinturas de la talla de la misteriosa Gioconda, cuenta con un riquísimo fondo de estudios de toda índole, desde análisis morfológicos y anatómicos hasta avanzados diseños de ingeniería.

La muestra arranca con sus análisis de la forma de los objetos, en concreto de las telas, y en esta sección destaca su Anunciación (1478-1480), proporcionado por el museo del Louvre.

Otra de las secciones alude a su minucioso estudio de la anatomía humana o animal y expone, entre otros, su célebre Hombre de Vitruvio (1490), procedente de la Academia de Venecia.

La exposición se detiene en las referencias al mundo clásico, inspirador del próspero Renacimiento, y en el modo que Da Vinci tenía de plasmar en sus retratos los sentimientos del protagonista, como la impertérrita La Belle Ferronnière (1493-1495, Louvre).

Máquinas. Otro de los puntos que propone el Palacio Real de Milán es la relación del artista con el mundo de la maquinaria y la ingeniería, que le llevaron a participar en las campañas militares de César Borgia. Pueden verse sus múltiples tratados sobre todo tipo de máquinas como montacargas, instrumentos de asalto marítimo, carros, engranajes y armas.

Da Vinci formuló toda clase de reglas y nociones sobre la teoría y la práctica en el arte y se las inculcó a un nutrido plantel de discípulos que, tras su muerte, se encargó de que el saber que acumuló el genio no sea olvidado.

El recorrido concluye con un repaso al “mito” de Leonardo y su influencia en artistas posteriores y exhibe varias versiones de la Mona Lisa de autores como el estadounidense Andy Warhol o el francés Marcel Duchamp.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia