TV-Radio

Andrés Mallo: ‘Ser jefe joven significa romper con prejuicios generacionales’

El jefe de Informaciones de RTP habla de su trabajo en Tv, de la revista que conduce, ‘Nuestra mañana’, y de su pasión por el periodismo cultural, que quiere seguir explorando

Andrés Mallo.

Andrés Mallo.

La Razón (Edición Impresa) / Liliana Aguirre / La Paz

00:01 / 28 de marzo de 2014

— Su primera aparición en televisión fue en 2005. Cuéntenos de sus inicios en la pantalla chica.

— Empecé en Bolivisión en un programa llamado La Casa, allí participé con Daniel Dueñas y Rosina Rubín de Celis en la conducción de esa revista matinal. Además, en el programa yo tenía el personaje de Alisha (una drag queen) y era un desafío romper con prejuicios y dudas para poner en agenda el tema de las diversidades sexuales. Siempre me ha gustado cuestionar. Luego trabajé en otros canales y en gestión cultural.

— Alisha, ese personaje travesti con el que realiza su activismo por los derechos gay, lésbico, bisexual y transexual (GLBT) sigue a su lado.

— Sí, Alisha es y será siempre esa parte mía que muchas personas no quieren ver. Ella me acompaña para luchar por los derechos GLBT.

— ¿Qué significa para usted asumir el reto de una jefatura en Radio Televisión Popular (RTP)?

— El desafío comenzó a principios de 2013, decidí apostar por RTP por la filosofía que tiene. Trabajamos bajo el lema de la “comunidad de la vida” con un enfoque medioambiental y hay un interés por la problemática social. Otro aspecto que hizo que me sume a RTP es que es un canal alternativo. La televisión es un espacio donde se muestra la noticia, pero también es la plataforma desde donde se puede educar y se puede mostrar la cultura. Es un área que me apasiona. Pero ser un jefe joven tiene sus cosas.

— ¿A qué cosas se refiere?

— Siendo bastante joven y asumiendo un cargo alto, uno se enfrenta a una barrera de prejuicios de otras generaciones. Si no crees en ti mismo, te pierdes en un imaginario de preconceptos sobre lo que está bien y lo que está mal, porque no es novedad que alguna gente mayor menosprecie a la juventud bajo argumentos de falta de experiencia y ese tipo de prejuicios. Un joven debe seguir su instinto y creer en lo que hace, digan lo que digan los demás, así se llega sin dificultad a la meta.

— Por su lucha a favor de la diversidad sexual y su pasión por la cultura, ¿no será que Andrés Mallo se cree una persona justiciera?

— No, no (risas). Creo que cada ser humano le debe algo a la sociedad y mi humilde aporte es usar mi imagen, desde el enfoque de la libertad de decisión, para luchar por lo que creo. Más allá de mi elección sexual, yo lucho como un boliviano que cuestiona lo que no está bien o lo que es injusto. No me gusta guardar silencio, sino cuestionar.

— ¿Qué reacciones ha tenido la gente al conocer de su elección sexual?

— Es difícil hasta el día de hoy. Hay diferentes percepciones desde personas cercanas a mí hasta con la gente con la que trabajo. Hay posturas encontradas.

— Usted es uno de los rostros de la revista Nuestra mañana, de RTP, ¿qué tal le va en este programa?

— En el programa hemos logrado muchas metas, pero aún quedan desafíos que consolidar. La revista busca informar con los espacios y contenidos que tiene. Tenemos bloques de coyuntura. Somos tres conductores: Valeria González, Rocío Viña y yo. La revista se emite desde las 06.30 hasta las 08.30.

— ¿Qué planes tiene a futuro?

— Muchos, hay que ser ambicioso en la vida porque, si no lo eres, no logras obtener todos los proyectos que quieres ni llegas a tus metas. Siento que a mis 33 años me encuentro en una etapa de evaluarlo todo. Van a venir buenos proyectos más adelante, siempre ligados a la comunicación, la cultura y la diversidad. Este tiempo me he calificado profesionalmente y quiero seguir fortaleciéndome en el tema de periodismo cultural, área de mis amores.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia