TV-Radio

Juan Carlos Laguna: ‘Desde la universidad perdí el miedo a hablar en público’

La ‘voz en off del Palacio de Gobierno’ es comunicador y un radialista apasionado, hace ocho años que es maestro de ceremonias en actos oficiales

Juan Carlos Laguna.

Juan Carlos Laguna.

La Razón (Edición Impresa) / Liliana Aguirre / La Paz

01:23 / 19 de junio de 2015

— Su inicio en la comunicación fue en radio Batallón Colorados,  ¿cómo fue esa experiencia?

— Después del colegio tuve la oportunidad de ser parte de la red de estaciones militares del Ejército. Llegué a Radio Batallón Colorados porque uno de mis compañeros de universidad era coronel, director de esa radio, y me invitó: “Por qué no vienes a trabajar al Ejército” y allí conocí a Félix Machicado Galván, que era el maestro de ceremonias del Ejército. Él salió de vacaciones y me pidieron que lo reemplace. Tenía 23 años, les gustó mi trabajo y me pidieron ser el sucesor de don Félix, que Dios lo tenga en su gloria. Cuando egresé de Comunicación Social presenté mi proyecto de tesis Conciencia y unidad geopolítica a través de la radiodifusión. Para ejecutar el proyecto se precisaba una red de radios y me aconsejaron hablar con embajadores de China, Brasil y Perú, y que nos donen transmisores para las radios; así surgieron las radios Tricolor en distintos puntos del territorio boliviano.

— ¿Cómo llegó a trabajar en el Palacio de Gobierno?

— Como presentador oficial del Ejército surgió un trabajo en Yacuiba. Es allí donde vio mi desempeño el presidente Evo Morales. El acto debía ser organizado en la plaza principal, pero había problemas con la juventud cruceñista y con grupos tarijeños, entonces el general Freddy Mackay, que era comandante de Ejército, me ordenó que traslade el acto a Sanandita. Esa era mi misión para darle seguridad al Jefe del Estado. Trabajamos toda la noche y llevamos el acto hasta Sanandita. Al día siguiente llegó el presidente Morales. Supongo que esto le informó el general Mackay al Mandatario y éste dijo: “Tiene que venirse al Palacio”. Un mes después hice un acto y me llamó el general para decirme que debía irma al Palacio porque Evo Morales me estaba llamando. Así empecé el trabajo en el Palacio. Ha sido una oportunidad grande que se me ha dado y estoy agradecido.

— ¿Qué ceremonias importantes ha dirigido?

— La promulgación de la Nueva Constitución Política ha sido un acto con miles de personas en El Alto, con la visita de los presidentes Rafael Correa (Ecuador), Hugo Chávez (Venezuela), Fernando Lugo (Paraguay), Lula da Silva (Brasil) y Cristina Fernández (Argentina). Poder dirigir esas ceremonias es muy emocionante. He tenido la oportunidad de saludarlos. He trabajado con tantos presidentes y tengo contadas fotos porque cuando trabajo me concentro solo en lo que tengo que hacer.

— ¿Qué anécdota recuerda?

— En la posesión del Alto Mando, en el programa se detallaba el orden de intervención. Me informaron las compañeras de protocolo que iba a bajar el Presidente y les respondí: “Traigan el decreto, necesito darle una lectura previa”. Ellas me contestaron que seguía donde un ministro. Cuando llegó el Mandatario, me dijo: “Empezá”. Yo no tenía el decreto. Él me llamó y me preguntó por qué no empezaba y le informé que no tenía el decreto. Comencé con el saludo, la venia, alargué el saludo y no había decreto. Entonces expresé: “Comenzará la lectura”, y recité la parte introductoria que me sé de memoria, en eso llegó el decreto y enlacé. Son habilidades que se desarrollan.

— ¿Cuándo y cómo trabajó su  voz?

— A mis 13 años, en el colegio tenía una compañera llamada Marcela Copa, ella me decía que yo iba a ser radialista. Cuando hacíamos disertaciones, ella aseguraba: “Juan Carlos va a ser locutor”, no se equivocó. Cuando estudié Comunicación mi fuerte eran las relaciones públicas y no pensé hacer radio.  Desde la universidad perdí el miedo a la gente y a hablar en público, eso me ayudó mucho.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia