TV-Radio

Guery Zabala: ‘Todavía a la gente le incomoda hablar de la sexualidad’

Es psicólogo y periodista. Es productor de programas juveniles e incursiona con su espacio radial ‘Placer con equidad’, los lunes (17.00 a 18.00) por la emisora Apracbol 101.2 FM.

Guery Zabala, psicólogo y periodista. Foto: Luis Salazar

Guery Zabala, psicólogo y periodista. Foto: Luis Salazar

La Razón (Edición Impresa) / Erick Ortega

00:00 / 11 de mayo de 2014

— ¿Por qué es tan importante hablar de sexualidad en estos días?

— Nos ocupamos de la sexualidad porque es una parte importante de nuestra vida, de nuestra personalidad. Es algo que invade de forma completa la realidad de la vida humana, algo que se manifiesta en cada momento y en cada conducta. La sexualidad es algo que construimos y que se construye en cada uno de nosotros sobre la base de experiencias e influencias; y que, además, es una parte de nuestra vida desde que nacemos hasta que morimos y va desarrollándose y cambiando.

— Con las nuevas herramientas de comunicación (redes sociales, televisión por cable, entre otros), ¿hay aún un vacío de información respecto a los temas de sexualidad?

— A pesar del inmenso acceso a la información que existe, aún es un tema tabú. Todavía a las personas les incomoda hablar de estos temas y no quieren que se trate de ellos y se los censura y restringe a horarios nocturnos, por lo que se sigue pensando que la sexualidad es sucia. Nos dicen “cochino”, cuando en realidad lo que se busca es que la gente viva, ejerza, sana, informada, respetuosa y placenteramente su sexualidad. Lamentablemente —y no por culpa de la internet en sí misma, sino en su uso y de quién lo usa— es que la mayoría de lo que dicen que hay de sexualidad es mayoritariamente pornografía en todas sus diversidades. La gente no busca información sobre la sexualidad, ya que la considera algo tan innato y natural que no merece reflexión, y menos estudio. Esto último está totalmente alejado de la realidad. Para ser experto en un tema se debe lograr un amplio conocimiento teórico para que en la práctica se tengan los mejores resultados.

— ¿Qué propone este nuevo programa al respecto?

— Buscamos que la gente se dé cuenta de que cómo hacemos las cosas no es la única manera de vivir. La sexualidad no debe pensarse como un hecho “natural” para mantenerlo controlado, ni como un dominio oscuro que el conocimiento trata de descubrir de forma gradual.

Hay que dejar claro que la sexualidad no es otra cosa que la forma cómo experimentamos y vivimos nuestro cuerpo en todos los espacios de la sociedad, tanto las experiencias placenteras como las desagradables.

La sexualidad refleja nuestro carácter humano, no solo la naturaleza genital. Te permite diferenciar la forma cómo tú vives, sientes y experimentas tu propio cuerpo, de aquello que la sociedad propone a través de la educación, los medios de comunicación, el cine, la religión, y otros.

La sexualidad no es una olla de vapor que debemos tapar porque nos puede destruir, tampoco es una fuerza vital que debemos liberar para salvar a nuestra civilización. Más bien debemos tomar conciencia de que la sexualidad es algo que la sociedad produce de manera compleja. Es el resultado de distintas prácticas sociales que dan significado a las actividades humanas, de definiciones sociales y autodefiniciones. Prácticas de luchas entre quienes tienen el poder para definir y reglamentar contra quienes se resisten. La sexualidad no es un hecho dado, más bien es un producto de negociación, lucha y acciones humanas

— Desde su experiencia cómo psicólogo, ¿el paceño en general no tiene una óptima vida sexual? ¿Por qué es necesario cumplir este requisito para “ser feliz”.

— Definitivamente no se puede decir si el paceño o la paceña no tiene una óptima vida sexual; al contrario, hay una demanda  —de acuerdo con la gente que asiste al consultorio— de optimizar la vida sexual en pareja y sobre todo lograr el placer con equidad, y de ahí viene el nombre del programa.

Se busca que el hombre y la mujer logren placer, satisfacción y afecto en sus relaciones.

En el espacio explicamos que tenemos que atrevernos a sincerarnos sexualmente. Esto nos permitirá ser honestos y claros con nuestra pareja y de no lograrlo, es necesario y recomendable solicitar ayuda profesional para apoyarnos en este proceso.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia