TV-Radio

Jean Claude Eiffel: ‘Me gusta la música viva y es la que no se escucha en radios’

El cineasta y productor de televisión es coordinador de contenidos de ATB. Siempre apostó por la producción local, además es un apasionado por la música

Jean Claude Eiffel.

Jean Claude Eiffel.

La Razón (Edición Impresa) / Liliana Aguirre / La Paz

00:18 / 31 de julio de 2015

— ¿Cómo comenzó su trabajo de productor de televisión?

— Comencé por primera vez en Tv Universitaria, en 1990, estaba a cargo de toda la producción del canal, habían programas de producción local. Después de Canal 13 me fui a RTP, entré a mediados de 1992, cuando vivía el compadre Carlos Palenque. Recuerdo que Mónica Medina estaba preparando su campaña para llegar a la Alcaldía de La Paz. Por casualidades de la vida pasé por ATB porque Televisa tenía acciones en ese canal y decidieron apostar por la producción local. Hicimos Radio Pasión, novela de Marcos Loayza, y también una serie de comedia con capítulos cerrados, con David Santalla, pero se truncó el proyecto. Además se hizo un programa de bloopers nacionales. Después estuve en la cinta Cuestión de fe. Volví a RTP, luego pasé por Televisión Boliviana y desde 2010 estoy en ATB.

— Se formó en cine, ¿cómo llegó a la televisión?

— Sí, llegué a la televisión a través del cine. En 1882, en la universidad pública existía el taller de cine, que duró hasta 1985. Este taller se creó en 1977, gracias al catedrático Luis Espinal. Entré cuando ya no estaba el padre, pero hubo materias de guionización con cineastas del momento como Cacho (Óscar) Soria, Jorge Sanjinés, Jorge Ruiz y Paolo Agazzi. A partir de esa experiencia comencé a trabajar en Súper 8 y el director era Diego Torres. Así entré al mundo del cine. En ese entonces se creó el movimiento del nuevo cine y video boliviano.

— ¿Qué actividades desarrolló con ese movimiento?

— Sacamos una revista que se llamaba Imagen, que fue una de las primeras publicaciones específicas sobre audiovisual en Bolivia, duró hasta 1988. Era revista y como no nos alcanzaba el dinero para publicarla hicimos un convenio con la Presencia para salir como un suplemento. Se acabó en 1990 porque no daba el cuero. Conseguimos publicidad y se hicieron como 11 números, pero fue difícil sostenerla.

— La televisión nacional fue dominada por enlatados, ¿qué tal el reto de hacer producción nacional?

— El mayor reto fue la época en RTP porque una vez que murió el compadre Palenque la situación era muy complicada por la disputa hereditaria y todo ese proceso. El canal tenía que seguir funcionando, había un déficit y apostamos por hacer producción local. En 1998 y 1999 casi todo era producción local, lo único de afuera que había era una novela. El estudio funcionaba todo el día. Fue una linda época.

— ¿A qué producción le guarda más cariño o un recuerdo especial?

— Fue la que no llegó a salir con David Santalla y otra que hice como consultor externo, que es la serie Historias de motel, que constaba de capítulos de 15 minutos, muy interesantes. Esta última es a la que más cariño le tengo, pero se quedó allí y no se vio. Además que pudo marcar a este tipo de producciones. Su valor añadido es que hacer Tv en esa época era complicado por los costos.

— También hizo radio, ¿qué relación tiene con la música?

— Me gusta mucho la música viva, la que no se escucha en las radios. Comencé a conocer músicos del mundo con el programa de radio que hice. A raíz de eso pensé en la posibilidad de traer artistas, pero era muy complicado porque a muchos no los conocen. Entonces pensé en traer músicos que tengan algo qué decir como Lisandro Aristimuño. El 27 de agosto llegará Lila Downs.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia