TV-Radio

Leonel Fransezze: ‘Le hemos dado una vuelta de tuerca a cómo informar’

Es el nuevo rostro de ATB; nació en Argentina pero vive en La Paz, donde espera quedarse. Seguirá haciendo teatro y quiere ‘echar sus cimientos’ en el país.

Leonardo Fransezze. Foto: Pedro Laguna.

Leonardo Fransezze. Foto: Pedro Laguna.

La Razón (Edición impresa) / Iblin Linarez

00:00 / 31 de mayo de 2013

— ¿Cómo lo convencieron para quedarse en Bolivia?

— Estaba de vacaciones en Bolivia. Mi esposa es paceña y vinimos acá, pero la vacación duró cuatro días porque me llamaron de la Red Uno y ATB para capacitar a periodistas y presentadores en técnicas de la voz. Luego vine a hablar de un proyecto que se llama Broadway Shows y canté en una entrevista que me hicieron en ATB. Posteriormente recibí la llamada de la productora Tania (Sandóval), quien me dijo que le había gustado a ella y a Jimmy Iturri cómo me veía en pantalla, y así comencé.

— ¿Cómo fue su vida en Argentina cuando regresó a ese país?

— Yo nací allá, pero viví acá (Bolivia) desde mis cinco años, hasta los 18, cuando decidí ir a estudiar actuación. Pero yo le dije a mi familia que iría a estudiar Derecho (ríe); lo hice, terminé la carrera, pero no di el examen de titulación.

— ¿Tuvo que mentir para hacer realidad su sueño?

— Sí, pero a estas alturas mi familia ya se dio cuenta de que la carrera artística no es un hobby, en realidad el Derecho es un hobby y lo otro es mi vida. Yo quiero morir en un escenario. Descubrí mi vocación a los 14 años y luché por ella.

— ¿En qué obras participó allá?

— En Drácula, en 2011, hice el papel de Jonathan Harker, el héroe de la novela. Fue el rol que me cambió la vida y que me permitió conocer Argentina de extremo a extremo.

— ¿Cómo se dio cuenta de que tenía talento para la actuación?

— Actúo desde que tengo seis años, en el colegio Montessori del barrio de Los Pinos, y a los 14 descubrí que podía cantar. No sabía interpretar ni Arroz con leche, pero si trabajas por algo lo consigues, y no es que no tengas talento, la gente te dice eso para desincentivar a los que quieren llegar lejos. Todo es trabajo.

— ¿Se queda acá o piensa volver a Argentina por lo del teatro?

— Acepté quedarme porque sé que acá tendré más estabilidad. Mi equipo de trabajo es muy bueno y el camino que emprendí lo siento como mágico. Mi esposa estará con su familia, amigos, y está feliz. Vamos a tener más tiempo de calidad porque cuando uno es artista y está de gira, es muy poco el tiempo con la familia. Me quedaré en Bolivia y echaré mis cimientos.

— ¿No siente que extrañará el teatro que se hace en Argentina?

— Sí, porque soy disconforme, siempre quiero más. El teatro seguirá y lo haré acá con el equipo de Broadway Shows; fui convocado por José Luis Paredes. Preparamos la obra Las criadas, de Jean Genet, y para ello convoqué a Mariana Vargas y Martha Libera. No puedo estar sin hacer teatro.

— ¿Cómo se siente ahora en Bolivia y apareciendo en el ámbito nacional?

— Me siento bien. Ya estamos bien instalados. En estos cuatro meses lo hemos logrado y es la primera vez que, en cuatro años, estamos en un núcleo de contención con mi esposa. Ella se quedaba en casa mientras yo estaba de gira. Me apoya porque sabe que el teatro me encanta.

— ¿Qué tal su primera semana en el aire con ‘La primera de ATB’?

— Nunca me imaginé que pudiera ser tan hermoso. Me tocó debutar con el estreno de un nuevo formato. Debutamos todos y estábamos nerviosos.

— ¿Qué es lo novedoso?

— Le hemos dado una vuelta de tuerca a cómo informar porque ATB no pierde el carácter informativo. La gente se levanta y uno debe animarla. Todos somos espontáneos, nos llevamos muy bien y creo que la química no se puede fingir. Para la segunda edición de noticias (al mediodía) soy directo y sin rodeos doy paso a la noticia.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia