TV-Radio

Mario Kreutzberger ya piensa en volver a la Tv

Futuro. Don Francisco ya fue, viene el periodista.

Final. Mario Kreutzberger días antes del último programa de ‘Sábado gigante’. Foto: AFP

Final. Mario Kreutzberger días antes del último programa de ‘Sábado gigante’. Foto: AFP

La Razón (Edición Impresa) / El País / Madrid

00:00 / 27 de septiembre de 2015

El lunes, Mario Kreutzberger paseaba por un pasillo de Univision en Miami cuando una limpiadora se acercó, le abrazó, le besó y rompió a llorar. Kreutzberger, más conocido como Don Francisco, le pidió que no llorase.

Poco después, añadía: “La gente está más triste que yo”. Kreutzberger y Don Francisco son la misma persona, pero sus personalidades, no.

Kreutzberger nació en Chile hace 75 años de padres de origen judío que huyeron de la Alemania nazi y es muy serio. Don Francisco es jovial y durante 53 años ha dirigido el programa de entretenimiento más longevo de la televisión mundial. El 19 de septiembre, su show bajó definitivamente el telón, dejando huérfanos a miles de hispanoamericanos que durante cinco décadas han seguido cada semana de forma fiel Sábado gigante.

A Kreutzberger se le vino el mundo encima cuando los directivos de la empresa le comunicaron que el programa se acababa, pero decidió no hundirse. “Me di cuenta de que el formato ya no interesaba, pero pensé que a otra cosa, mariposa”, afirma en su pequeño y discreto despacho.

¿Qué pasa por la cabeza de alguien que lleva trabajando más de medio siglo de forma ininterrumpida y que solo ha faltado una vez, por la muerte de su madre, a su cita semanal? “Vamos a reinventarnos. Tengo que seguir trabajando”, afirma el presentador, que ya le da vueltas a nuevos proyectos.

“Con 22 años tenía fuerza, pero no experiencia. Ahora tengo mucha experiencia, pero poca fuerza. Quiero hacer una casa con un estilo más conservador, con menos piezas, pero muy bien puesta”, añade. Se inclina por algún programa de entrevistas en Univision, pero quién sabe.

No entra en el debate político, pero tiene claro que el discurso del aspirante republicano a la Casa Blanca Donald Trump es “racista”. Su obsesión es trabajar.

“Hicimos historia, pero quiero empezar un nuevo capítulo”. Quien habla no es don Francisco, sino Kreutzberger. Y lo dice en serio. El hombre espectáculo que es don Francisco ha eclipsado al periodista que Mario Kreutzberger lleva dentro, el que entrevistó a varios gobernantes de Estados Unidos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia