TV-Radio

Pablo Montaño: ‘Con los años uno aprende a encontrar las respuestas que busca’

Es el nuevo presentador de La revista de la red Unitel. El tarijeño trabajó en PAT y Bolivisión. Está recién casado y disfruta de su nueva vida y de su trabajo.

Pablo Montaño.

Pablo Montaño. Foto: Eduardo Schwartzberg.

La Razón / Iblin Linarez / La Paz

00:01 / 23 de junio de 2013

— ¿Qué tal le sentó el cambio? ¿Cómo se siente?

— Como en todo lo nuevo, paso a paso, uno va conociendo cómo son las personas y va aprendiendo del lugar. Los que hacen a una nueva casa son los que en ella conviven, no es la estructura o la fachada, y en este trabajo importa mucho una buena relación que, a Dios gracias, es excelente con todos mis compañeros, que me recibieron como uno más de la familia.

— ¿Por qué decidió cambiarse a Unitel?

— Por excelencia, por un reto personal, Unitel, en televisión, es el medio que lidera. Consideré que llegar ahí es para continuar aprendiendo de quienes ahora son mis colegas de trabajo, personas comprometidas y con un sano valor de responsabilidad para con la sociedad. La insaciable sed por descubrir, conocer y aprender me llevaron a Unitel.

— ¿Ha sido una transición complicada de Bolivisión a Unitel?

— No, el trabajo básicamente es informar a la población. Lo que sí hay que aprender son los nuevos estilos de hacerlo, pues cada medio de comunicación tiene los propios. 

— ¿Cuál es el trabajo que ahora desempeña en Unitel, además de La revista?

— Soy presentador y periodista, eso conjuga con labores de prensa; realizo los avances informativos durante la mañana y luego, con micrófono en mano, voy a las calles a realizar reportes en vivo para el informativo Telepaís meridiano.

— ¿Desde que llegó a La Paz se imaginó todos estos cambios en su vida profesional?

— Jamás. Doy gracias a Dios por tener la oportunidad de vivir todo lo que me está pasando y le pido sabiduría para asumirlo, porque con los cambios vienen responsabilidades y hay que saber aceptarlas humildemente, ya que de lo aprendido y vivido queda la experiencia que, con los años, va forjando la experiencia laboral, algo que en periodismo es vital, porque con los años es que uno aprende a encontrar las respuestas que busca.    

— ¿Siente que maduró profesionalmente?

— Uno lo hace todos los días, pero tengo aún mucho por aprender.

— ¿Qué cree que debe mejorar?

— Debo aprender a tener serenidad, aprender a darle valor a las cosas y a saber que no se toma nada a la ligera, sino que cada cosa tiene su lugar. Es bueno, de vez en cuando, sentarse un momento y pensar, valorar, tomarse el tiempo para levantarse y seguir. Correr a veces puede agobiarte.

— ¿Siente que se quedará en este medio por mucho tiempo o de qué depende su permanencia?

— Uno con el tiempo aprende mucho de cada lugar, los retos son los que te motivan a seguir como profesional, a entregar más de uno mismo. El agua fluye en el río y es el tiempo el que se encarga de dar nuevo cauce a las aguas.

— ¿Qué tal le sentó la vida de casado?

— También soy nuevo en esa etapa de mi vida. Son meses de casado, cinco para ser preciso, y considero que es la experiencia más maravillosa del ser humano. Convivir con alguien, conocer y dejarse conocer hacen que uno aprenda a condimentar la vida.

— ¿Para cuándo los bebés?

— Gran pregunta, ellos llegarán con el tiempo. Por ahora con mi esposa, Paola, decidimos esperar y disfrutar del matrimonio, dedicarnos a nuestras carreras. Por cierto, ella lo hace bastante bien, es mi competencia y también es comunicadora, por lo que nuestra dedicación es plena a nuestros trabajos y para capacitarnos. Los pequeños llegarán.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia