TV-Radio

René Rosquellas: ‘Confidencias no ofende ni denigra’

Es uno de los pilares de ‘Confidencias’, pues realiza los libretos del programa emitido por Panamericana desde hace 31 años. Su chispa ha cautivado al público.

René Rosquellas.

René Rosquellas.

La Razón / Iblin Linarez / La Paz

00:01 / 14 de junio de 2013

— ¿Cómo se mantiene un programa durante 31 años en el aire? ¿Cuál es el secreto?

— Son varias las circunstancias. Se debe al medio de comunicación que nos ha dado un lugar, a la decisión de hacer un programa diferente y un espacio enfocado en el humor.

— ¿Cómo nació Confidencias?

— Era un programa de reflexiones en un inicio. Se emitía de lunes a viernes por radio Panamericana y Wálter Vásquez, uno de los locutores, interpretaba diálogos cómicos y decidimos hacer un compacto con esas interpretaciones llamado Lo mejor de Confidencias, que al final se convirtió en un programa de humor político.

— Usted es el libretista, ¿cómo nace la chispa?

— Mi materia prima son las actividades, las humoradas y metidas de pata de los políticos. Lo más gratificante es la reacción del público que nos tiene un gran cariño y nos ha sorprendido en las presentaciones del Musef (Museo Nacional de Etnografía y Folklore) que estamos realizando por tres viernes más.

— ¿Cómo llegó a convertirse en el libretista del programa?

— Yo era caricaturista, vine de Sucre y trabajé en la revista Cascabel y en Perspectiva, esta última acá en La Paz. Mi actividad central es la radio. Llevé mis libretos a Panamericana cuando el director era Enrique Aráoz y estoy ahí desde el primer año que funcionó la emisora.

— ¿Estudió para realizar libretos para radio?

— No, ha sido la práctica la que me ha enseñado y la manera de aplicar este instrumento tan valioso. El valor que tiene este elemento se ha perdido, lamentablemente, en los medios de comunicación.

— ¿A qué cree que se deba la falta del uso de los libretos?

— Es más fácil hacer improvisadamente las cosas. Hacer un libreto conlleva cierto tiempo. Se debe hacer un prediseño del mismo para que los contenidos no se repitan ni se limiten, así como dosificar los temas. Al programa le da calidad, solvencia y mejor volumen de información.

— Sin un libreto, Confidencias no funcionaría...

— Es que el humor político puede ser fácilmente mal interpretado por algún término o expresión y, para no correr ese riesgo, es mejor asegurarse de que términos y expresiones sean correctos teniendo como base un libreto. Yo siempre trabajo con ellos porque resulta más práctico.

— ¿Hubo muchos cambios en el elenco de Confidencias?

— No muchos: algunos por viajes se fueron, otros fallecieron, pero muchos pasaron por el programa. Estuvo con nosotros Jaime Riveros, Cristina Corrales, Gabriel Barrios... en fin, gente que ha mostrado mucho talento para este formato.

— ¿Por qué no hay más programas de este tipo?

— Eso es malo. Quizás la juventud cree que hacer esto es difícil y no ven un provecho económico.

— ¿Se puede vivir de un programa como Confidencias?

— No. Creo que si uno hace varios programas, se puede vivir de ello. Nosotros tenemos otras actividades en otros rubros.

— ¿Hay algo que no le guste de Confidencias?

— No, siempre estamos cambiando personajes, variamos las cosas. Nos renovamos constantemente. Yo no cambiaría nada, estamos en un medio que nos ha favorecido para tener un trabajo libre.

— ¿No han sufrido censuras?

— Hubo presiones, pero que no nos afectaron. Considero que Confidencias ha desarrollado en estos 31 años un humor equilibrado que no ofende ni denigra, es respetuoso y no hay de dónde buscar algo para censurarlo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia