TV-Radio

Globo, la mayor red de Brasil, cumple 50 años

Audiencia. Cada día entretiene a 120 millones

Instalaciones. Los estudios que la red televisiva tiene en la ciudad de Sao Paulo.

Instalaciones. Los estudios que la red televisiva tiene en la ciudad de Sao Paulo. www.skyscrapercity.com.jpg

La Razón (Edición Impresa) / EFE / Brasilia

01:29 / 28 de abril de 2015

Red Globo, emporio televisivo del que en una época se decía que “ponía y quitaba” gobiernos en Brasil, cumplió 50 años consolidada como el mayor medio de comunicación y entretenimiento del país.  Se calcula que tiene una audiencia diaria superior a 120 millones de personas.

La Globo, como la llaman cada uno de los brasileños, nació del sueño televisivo del reportero Roberto Marinho, fallecido en 2003 y quien hace medio siglo apostó por extender a la pequeña pantalla la saga iniciada por su padre, Irineu Marinho, que en 1925 había fundado el diario O Globo.

La concesión para la nueva televisión fue otorgada en 1957 por el gobierno del entonces presidente Juscelino Kubitschek, pero salió al aire el 26 de abril de 1964, un año después de que en el país se instalara una férrea dictadura militar que se prolongó hasta 1985.

Durante las dos décadas de gobiernos militares, la Globo fue una de las columnas mediáticas de la dictadura, a la que Roberto Marinho apoyó, en consonancia con sus ideales conservadores y anticomunistas.

En los primeros años del régimen militar, la Globo entró en un vertiginoso proceso de expansión que añadió a su emisora de Río de Janeiro otras en Sao Paulo y Belo Horizonte, los principales centros económicos y de población del país.

En 1968, con apenas cuatro años de existencia, atesoraba un 44,5% de la tarta publicitaria nacional, una participación que hoy supera el 60%. En 1969, Globo emitió por primera vez el Jornal Nacional, un telediario nocturno con alcance nacional que se convirtió en la principal fuente de información de los brasileños y le dio más influencia a Marinho.

Una frase atribuida a Tancredo Neves, el primer presidente electo tras la dictadura, que murió en 1984 sin tomar posesión, definió el poder que entonces tenía Globo: “En Brasil uno puede enfadarse con el ministro del Ejército, pero nunca con Roberto Marinho”. A inicios de la década de 1980, Marinho se apartó del régimen y utilizó el poder de la Globo y su imperio mediático para ayudar a recuperar la democracia, la línea editorial de la red de Tv comenzó a abrirse a todas las tendencias políticas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia