TV-Radio

Wilma Alanoca: ‘No soy una periodista amiga de quienes están en el poder’

 La presentadora de noticias de la red ATB brinda a diario información de El Alto. Lleva ocho años en los medios de comunicación y ahora volverá a la radio con ‘Wilma y usted’.

Wilma Alanoca, periodista de la Red ATB. Foto: Eduardo Schwartzberg.

Wilma Alanoca, periodista de la Red ATB. Foto: Eduardo Schwartzberg.

La Razón (Edición Impresa) / Erick Ortega

00:00 / 20 de julio de 2014

— ¿Hace cuánto tiempo está en los medios de comunicación?

— Inicié mi actividad en 2006, hacía pasantías en la radio Continental. Estuve en canal 18, canal 21, Radio Fides y luego tuve una producción propia en canal 7, donde fui apoyada por los periodistas Gregory Beltrán y Pavel Loayza. Fue mi primer programa de pequeñas y medianas empresas en El Alto.

Luego estuve en canal 15 leyendo noticias y pasé a canal 33; conducía diferentes programas de índole social y otros dirigidos a jóvenes. Pasé a radio Integración con el programa Wilma y usted. Estuve en Cotel como directora de Comunicación y paralelamente ahí retomé mi revista Wilma y usted en canal 24. Hace tres años me invitaron a la red ATB y acepté. Inicialmente seguí con mi programa Wilma y usted en Radio Mar, pero ahora me dedico a hacer prensa en un nuevo ciclo.

— En sus informes diarios, ¿qué es lo que quiere mostrar de El Alto?

— El nuevo ciclo de El Alto, en ATB, le da amplia cobertura a mi ciudad. Trato de mostrar lo bueno, lo malo y lo feo de la urbe, pues pienso que es una ciudad íntegra. No olvidemos que es una ciudad revolucionaria y que marcó un hito histórico en 2003.

Lo que muestro diariamente son historias de la gente de a pie. Gente que te enseña cómo salir adelante. Aprendemos por qué debemos prevenir y cuidar a nuestros hijos, cómo podemos colaborar para tener una Ceja más ordenada y limpia. La verdad es que no soy muy amiga de quienes se encuentran en el poder, es decir, si me dieran a elegir prefiero entrevistar a la gente del pueblo, a personas indefensas o a aquellas que tienen ganas de triunfar y que solamente necesitan un impulso.

De El Alto se deben mostrar las microempresas, el trabajo de los artesanos, los jóvenes dedicados al deporte y a las actividades culturales. También debemos mostrar a los estudiantes de la Universidad Pública de El Alto, las diferentes zonas y sus aniversarios, sus sitios turísticos, su comida y, por supuesto, la fuerza e identidad de mi ciudad. También considero que se tiene que reflejar la falta de servicios básicos y los problemas que existen en El Alto.

— Prefiere historias de la gente y no los temas políticos o económicos...

— Antes de ser periodista soy un ser humano y cuando hablo con la gente, pues se tocan temas de índole político porque tienen que ver con las diferentes autoridades y, obviamente, hablamos de temas económicos. La mayoría de las veces es porque se trata de las necesidades de la población. Sin embargo, me inspira más conocer las historias de las personas. Conocer a la gente me hace crecer como persona y profesional porque me permite estar siempre con los pies en la tierra y saber que puedo hacer algo por ellos a través de mis notas.

— ¿Por qué dejó la radio?

— Dejé la radio, mi revista Wilma y usted, por falta de tiempo, pero extraño mucho trabajar en este medio. Entré a la radio y a la televisión porque en ambas me siento conectada con la gente y  son distintas. En la radio se tiene el poder de la palabra y de la descripción; mientras que en la televisión una imagen vale más que mis palabras. Estos dos medios son mis dos amores y me apasiona mi profesión.

— ¿Hay planes para volver a la radio?

— Sí... hay planes para retornar a la radio, incluso desde principios de año pensé en esa opción. Ahora que cambiaron mis horarios en ATB tengo más tiempo para dedicarle a mi revista informativa Wilma y usted. Ya les contaré más adelante.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia