TV-Radio

‘Nos interesa la política, antes no podíamos expresarlo’

Yolanda Mamani, la productora y presentadora de radio Deseo ganó el Premio de Periodismo Municipal 2012 en su categoría con el trabajo ‘Puestos de venta convertidos en mingitorios’.

Yolanda Mamani.

Yolanda Mamani.

La Razón (Edición impresa) / Liliana Aguirre / La Paz

00:11 / 07 de diciembre de 2012

— ¿Cómo surge el trabajo “Puestos de venta convertidos en mingitorios”,  galardonado con el Premio Municipal de Periodismo 2012?

— Mi tía, que vende en el mercado Rodríguez, me recomendaba que en las mañanas lleve agua, detergente y hasta lavandina. Yo me preguntaba por qué y me dijo que los hombres salen del Ojo de Agua y El Wiphala (boliches) y se orinan en los puestos. Mi tía ata sus verduras con varias bolsas para que no se mojen, pero hay que limpiar al día siguiente y lavar todo antes de abrir el puesto. Además, no todas lavan, y cuando hay mucho sol, huele muy mal. Entonces decidí  hacer un trabajo sobre este asunto.

— ¿En qué otros lugares detectó este fenómeno?

En un callejón de la Guachalla pasa lo mismo, a pesar de que hay edificios y autos lujosos, afectando el puesto de un zapatero. Como se orinaban allí, él tenía que transportarse de un lado a otro y terminó lavando toda la calle por el mal olor. Tiene que comprar agua o pedir que se la regalen y, muchas veces, los vecinos no lo comprenden. La gente orina en la calle sin respetar a los demás.

— ¿Qué descubrió con la realización de este trabajo?

— El tema de orinarse en la calle no es sólo de la gente de clase alta o de clase baja, he descubierto que el irrespeto y la mala costumbre de orinarse en la calle no tiene clase social.

— ¿Cómo se vinculó con el periodismo radial?

— A través de la invitación del colectivo de Mujeres Creando. Fui convocada por uno de los sindicatos de las trabajadoras del hogar de San Pedro porque yo soy trabajadora del hogar. Nosotras fuimos convocadas para poder hablar en la radio en primera persona y decir lo que pensamos y lo que sentimos (en el taller “La voz de mi deseo”). Así mostramos a la sociedad que nosotras no sólo podemos hablar de la cocina, del lavado y planchado de la ropa; que sepan que también nos interesa la política, la economía y el deporte, y que antes no habíamos tenido la oportunidad de hablar y expresar lo que pensamos.

— ¿Cómo entró a trabajar en  radio Deseo?

— Luego del curso de capacitación radial de tres meses, María (Galindo) nos dijo que el taller tenía el objetivo de que nosotras produzcamos, por ello nos habían enseñado técnica de investigación y teníamos que hacer radio. Me gustó la idea y me dije: “Yo le entro, yo quiero denunciar las formas de explotación laboral” y nos pusimos a hacer el programa en radio Deseo (103.3) con nuestra visión: “Trabajadoras del hogar con orgullo y dignidad”, en el que soy productora. Ya está cuatro años al aire, de 14.00 a 15.00.

— ¿Le alcanza el tiempo?

— Ya no estoy en el rubro de trabajadora del hogar. Cuando lo hacía, era por medio tiempo en una casa de Los Pinos, pero era complicado porque debía salir a mediodía y dejar a mis jefes calentándose la comida para ir a la radio. Debía leer periódicos y preparar el programa, así que abandoné esa labor. Por el trabajo recibimos apoyo de la ONG DH de Suiza. El micrófono me ha enamorado, me ha encantado, algo me ha hecho. No pensé meterme en esto, pero a raíz de la radio he decidido entrar a estudiar y estoy en primer año de Sociología. La radio nos ha inspirado a terminar el colegio y la universidad.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia