TV-Radio

‘No puedo traicionar a mi sangre, yo seguiré con los deportes’

José Miguel Arévalo - Acompaña desde sus seis años a su padre, Alfonso ‘Toto’ Arévalo al trabajo, de él aprendió lo que sabe de periodismo y heredó su amor por los deportes. Ahora, con 23 años, José Miguel presenta noticias sobre política, sociedad y más en la red ATB cada mañana.

José Miguel Arévalo

José Miguel Arévalo

La Razón / Iblin Linarez / La Paz

01:00 / 09 de diciembre de 2011

— Usted no quedó encasillado en la presentación de deportes, ¿cómo fue eso?

— Yo presentaba los deportes y fue en junio de 2009 que Jimmy Iturri me preguntó si podía presentar noticias de otras áreas. Yo lo pensé y dije que sí, claro, siempre y cuando se me preparara para ello. La verdad, no ha sido fácil, pero cada día aprendes un poco más. 

— ¿Qué dijo su padre cuando decidió asumir el reto?

—Lo hablamos y me apoyó. Es más, es mi primer crítico. Ve cada día el programa y me dice qué hice bien y qué hice mal. Eso me agrada.

— ¿Pensó en dedicarse a las noticias y dejar los deportes?

—No puedo traicionar a mi sangre, yo seguiré con los deportes. Yo creo que es bueno especializarse en algo, pero hay que saber de todo.

— ¿Siente que Toto Arévalo le pasará la posta algún día?

— Yo creo que mi papá tiene mucho por dar, pero en algún momento me pasará la posta y lo pienso y lo pienso... sólo sé que tendré que calzar unos calzados muy grandes.

— ¿Cómo fue crecer con Toto Arévalo como padre y maestro?

— Ha sido el privilegio más grande sin duda, verlo trabajar, escuchar sus consejos y aprender de él es algo que no puedo cambiar por nada. 

— ¿Qué opina de los que dicen que está en la televisión gracias a su padre?

— Escuché eso, y la verdad es que ser hijo de Toto Arévalo es una responsabilidad, porque debo esforzarme el doble para demostrar que el lugar que tengo me lo he ganado.   

— ¿Qué cree que le facilitó el pasar de un lado al otro de la información tan rápido?

— Uno de los lugares donde aprendí fue precisamente en La Razón, donde cubrí el área de sociedad, algo que me sirvió y me sirve aún. Ahora también hago radio con las transmisiones del fútbol.

— Aparece en televisión, ¿se considera famoso?

— (Sonríe) No, esto es un trabajo. Es más, soy muy tímido y reservado. Es lindo que la gente se acerque y te salude, pero no me beneficio de ello, además de que mis padres siempre se han encargado de ponerme los pies en la tierra.

— ¿Desde niño trabaja con Toto Arévalo en Deporte Total?

— Primero fui traductor, ayudaba en diferentes arreglos que se hacían en inglés y ahora de camarógrafo, periodista y tratando de ser útil. Luego los domingos era sagrado acompañarlo al estadio; él nunca me dijo qué hacer... si sigo sus pasos es porque yo lo decidí.

— ¿Qué lecciones le ha dejado su padre que nunca olvidará?

— Primero, no rendirme nunca; luego, no achicarme ante nada. Donde vaya debo pisar fuerte y trato de practicar esto cada día.

— ¿Por qué es fanático de la selección boliviana?

— Porque nací boliviano. Gane, pierda o empate, los apoyo porque, pase lo que pase, no voy a dejar de ser boliviano.

— ¿Y cómo está el corazón?

— Tiene una dueña y va a ser mi compañera de toda la vida. Es gordita, una pelota, y va a ser por siempre mi amor eterno. Ahora lo otro no lo estoy buscando, estoy pensando más en mi trabajo y en hacer otros estudios porque me gradué el lunes de comunicador.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia