TV-Radio

‘No me siento una persona infaltable en la televisión’

Martín Sotomayor - Es el presentador de ‘Levántate Bolivia’ y ‘Zona pública’ en Cadena A e ‘Infómanos’ en radio Melodía. Se considera un eterno enamorado y acepta que es chismoso.

Martín Sotomayor

Martín Sotomayor

La Razón / Iblin Linarez

00:00 / 22 de junio de 2012

— ¿Por qué Priscila Quiroga le dice que es un tacaño?

— (Sonríe) Porque está loca. Yo he sido el que más apuestas ha pagado en el programa. Más bien soy botarate y quien me mide es Paola (su esposa). Comparto lo que tengo.

— ¿Cómo equilibra su faceta de presentador de una revista informativa y de una de farándula?

— Zona pública no es un programa de chimentos, es un informativo de espectáculos. Son 12 años trabajando en esto y es un tiempo suficiente para que la gente me crea cuando le informo en Levántate Bolivia.

— ¿Cómo cree que le va a ‘Levántate Bolivia’?

— Siento que el resto de los canales se están volteando a mirarnos, tenemos una propuesta interesante. Está Juan Carlos (Arana) el analista, la presentadora informativa Priscila (Quiroga) y yo, soy así como me ven, no soy un personaje.

— También está en radio, ¿trabaja mucho?

— Con Infómanos, por Melodía, y en la televisión. Sí, pero ya estoy comenzando a parar por salud, antes ni el celular apagaba.

— ¿Cómo nació ‘Zona pública’?

— Yo se lo propuse a Paola. Yo soy el chismoso, en realidad, yo me entero de todo. Ella estaba trabajando en Unitel y se arriesgó a llevar adelante Zona pública y renunció. Así hemos empezado de cero y me quedé en mi país porque creo en el trabajo de los bolivianos.

— ¿Qué significa la ‘Zona pública’ de hace 12 años y la de ahora?

— Este programa es mi puntal, mantiene la esencia que soñé desde el inicio, con una línea de respeto a la gente y adaptándose al dinamismo actual. Tenemos el profesionalismo que se requiere.

— ¿No se ganó enemistades porque lo ven como a un chismoso?

— Seguro que sí, pero no somos moneditas de oro para caerle bien a todo el mundo. Le mostramos a la gente lo que quiere ver. Las personas que presentamos son conocidas en diferentes partes del país, a diferencia de otras propuestas que te muestran gente de la que no sabes ni quienes son.

— ¿Cómo es trabajar y convivir todo el día con su esposa?

— (Sonríe) Es interesante. Sé que estamos casados, pero no nos vemos las 24 horas. En el día, Paola (Belmonte) a veces viene a la oficina porque debe hacer otras cosas y no almorzamos mucho, pero está cambiando a exigencia mía. Trabajar juntos es duro porque es difícil no llevar la tarea a la casa o viceversa, pero a mí me gusta porque disfruto estar con Paola porque la amo mucho.

— ¿Sigue enamorado?

— Yo la veo como a mi eterna novia, manteniendo el amor y el juramento de respeto que hice. Ella me rechazó dos veces y la tercera le dije que ya no lo iba a hacer más. Yo era el más ansioso y ella tenía ciertos miedos.

— ¿Paola es la jefa de la empresa?

— Yo me encargo de las ventas y negociaciones y Paola es la ejecutora, con Rodrigo Miranda. Tengo toda la confianza puesta en mi esposa y sé que todo va a salir muy bien porque ella es la productora.

— Usted, ¿qué estudió?

— Soy ingeniero de Sistemas, pero piensan que estudié Comunicación, y cuando me dicen licenciado, yo aclaro que no. Yo soy animador de televisión, eso es lo que a mí me gusta.

— ¿Cuánto tiempo más se ve en pantallas?

— Yo no siento que la gente me pida que me salga de las pantallas, pero yo no estoy aferrado a esto. No me siento una persona infaltable en la televisión, soy un fusible más que se puede cambiar cualquier rato, pero yo aún tengo ganas de seguir aquí.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia