TV-Radio

‘No hay vuelta atrás, para mí esto es un llamado de vida’

Jorge Luis Palenque - Tiene 23 años y es el coordinador general de Doble 8 Radio y Metropolitana. Está preparando para seguir el legado de su padre, el ‘Compadre’ Carlos Palenque.

Jorge Luis Palenque

Jorge Luis Palenque

La Razón / Iblin Linarez / La Paz

00:20 / 17 de agosto de 2012

— ¿Cómo es ser el coordinador general de ambas emisoras?

— Me estoy preparando. Este mes se cumple un año desde que fui designado mediante memorándum y estoy feliz con esta responsabilidad.

— ¿Siente que aporta con su trabajo a las emisoras?

— Con Doble 8 tenemos buenas incorporaciones de programas. Está  Fiebre asiática, hay otro de hip hop y más opciones para el oyente. Con Metropolitana siento que aún no estoy preparado y por ello hay un director que se enfoca en la radio.

— ¿Y cuándo estará listo?, o no asumirá la dirección...

— Lo haré en algún momento, pero necesito prepararme. Contamos con la ayuda de un profesional de Colombia, porque Metropolitana es una radio de la gente, del pueblo y hay que nutrirse de esa gente, como lo hizo mi padre, y yo ya lo estoy haciendo.

— ¿No le dicen que está en este cargo por su apellido?

— Sí, escuché cosas así, pero yo me he ganado este lugar. No me creo el jefe o lo máximo por ser hijo de Carlos Palenque. Decidí seguir con el legado y estoy comenzando con la Doble 8. Él decía que su trabajo lo continuaríamos sus hijos. Yo dedicaré mi vida al servicio de la gente y así, cada generación de los Palenque.

— ¿No se siente que está obligado a trabajar en el medio?

— No. Mi mamá (Mónica Medina) me castigó a los 14 años porque me saqué malas notas y me puso a trabajar. Jalaba cables, armaba las escenografías y luego fui camarógrafo. Ahora estoy muy metido en todo. No hay vuelta atrás y para mí esto es un llamado de vida.

— ¿Se ve asumiendo la responsabilidad total del medio?

— Totalmente. Eso pasará en algún momento y mi mamá me está preparando. Éste es el trabajo de mis padres y sé que esto es mío ante las leyes. Sin embargo, este medio es de la gente y de los trabajadores, que en algún momento se volverán accionistas con el 30% o 20% de las acciones que pertenecerán al sindicato de trabajadores de acá.

— ¿Siente que tiene que llenar unos zapatos muy grandes?

— Sí, mi padre es mi guía. Él está en mí y en mis hermanos. 

— ¿Qué recuerdos guarda de su padre?

— Su muerte me afectó, tuvimos que escapar tras su fallecimiento. Fue terrible, porque se contaminó la mente de la gente que creía que mi madre lo asesinó y eso no tenía sentido. Mi mamá estuvo muerta literalmente, cinco minutos se paró su corazón, fueron épocas oscuras. Me enteré de la muerte de mi padre una semana después de su fallecimiento. Yo recuerdo que le decía a mi papá, “¿me prometes que vas a vivir hasta viejito?”, fue difícil perderlo.

— ¿Y qué significa para usted su mamá?

— Mi madre es el Ave Fénix. Este medio tenía una deuda de tres millones de dólares y ella lo sacó adelante. Nuestro interés no es partidario, sabemos el daño que la política le hizo a esta familia. La política mató a mi padre y en mi madre dejó una cicatriz también física, tiene un marcapasos a causa de todo lo que pasó.

— ¿Cree que fue un error de su padre entrar a la política?

— No fue error, fue el destino. Su amor por cambiar su país lo llevó a que la gente decida que sea político.

— ¿Y si la gente decide por usted?

— No se sabe, pero si se tiene que repetir la historia y es el destino, yo no podría decirle que no a la gente y menos si ve en mí una esperanza, como la vio en mi padre.

— ¿Le dicen “compadre”?

— Cuando era niño me decían “ch’iti Compadrito”. Ahora me dicen “Jach’a Compadre” y eso se siente muy bien.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia