Ciudades

sábado 4 jul 2020 | Actualizado a 08:54

Negocios abren sus puertas pese a la cuarentena; dueños dicen que deben pagar alquileres y mantener sus hogares

Hay peluquerías, pastelerías, librerías y restaurantes. Dueños de negocios “se han animado a abrir” por las mañanas. Otros abren sus cortinas metálicas hasta la mitad y hay que tocar para ser atendido. Revilla dijo que es previsible que se mantenga la cuarentena rígida en La Paz. Esta noche Salud dará a conocer su informe.

/ 14 de mayo de 2020 / 18:37

Un negocio abierto en una calle de La Paz.

Por Micaela Villa

“Salón de peluquería informa a su clientela que desde el jueves 14 de mayo retoma su atención de 07.00 a 14.00, para lo cual se solicita agendar su cita al celular…”. Este cartel está pegado en la puerta de este establecimiento situado en la zona de San Pedro. Pero no es el único.

En un recorrido que hizo La Razón por calles del centro constató que hay negocios que reanudaron sus actividades tras casi dos meses de cuarentena, de forma abierta o con las cortinas metálicas suspendidas a la mitad, pese a que La Paz es uno de los 62 municipios con alto riesgo de contagio en los que no se ha flexibilizado esa medida.

El letrero de la peluquería Edith.

El alcalde Luis Revilla informó la mañana de este jueves que es “previsible” que el municipio de La Paz mantenga la calificación de riesgo alto sanitario y las restricciones de la cuarentena rígida en la evaluación del Índice de Riesgo Sanitario Municipal que dará a conocer el  Ministerio de Salud en las próximas horas.

“De la semana anterior a ahora, no han cambiado las cosas, eso significa que previsiblemente seguiremos manteniéndonos como municipio de riesgo alto; y eso implica al mismo tiempo mantener las restricciones establecidas hasta el momento”.

Negocios

Pastelerías, fotocopiadoras, restaurantes, estudios fotográficos, librerías, comercio de ropa usada, de electrodomésticos, salteñerías, tiendas que venden repuestos de celular, repuestos de vehículos, de reparación de celulares, de recargas de crédito de teléfonos móviles, vidrierías y otros estaban abiertos la mañana del miércoles 13 de mayo. 

“Desde hoy hemos abierto nuestra librería. Nos hemos animado porque otros han abierto, además tengo que pagar el alquiler”, explicó José Pedro Ramos, cuyo negocio se encuentra en la calle Indaburo.

“Como verá, solo hacemos almuerzo para llevar”, dijo una mujer que atendía su restaurante en la misma vía. En un pizarrón se ofrecía jolke (riñón), milanesa, además de sopa de maní. “Todo para llevar” por Bs 12.

Un negocio con la cortina a medio abrir.

“Si desea hospedaje puede comunicarse al (…)”, anunciaba un papel colocado en la puerta de un hotel a medio abrir en la misma vía.

En la calle Colón, una vidriería con las rejas cerradas dejaban ver el trabajo que realizaban dentro sus dependientes.

Al frente, una peluquería anunciaba sus servicios en un cartel hecho a pulso pegado en su puerta de calamina en el que se pedía llamar a un número para solicitar la atención.

Más abajo, el dueño de otra librería admitió que abre sus puertas, pero solo tiene que entregar pedidos que recibe a través de su celular.

Labor

En la calle Bolívar se podía hacer revelar las fotografías en negativo o las sacadas por celular, “la cantidad que se desee”, y cerca de la Facultad de Derecho de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), las máquinas fotocopiadoras estaban en pleno funcionamiento.

Una tienda que oferta el servicio de fotocopias y revelado de fotos.

Una cuadra más arriba, también estaban abiertas las pastelerías. “Hemos abierto ayer (martes 13 de mayo), solo de 07.00 a 14.00. No vendemos muchas tortas como antes, pero nos sirve para ver cómo pagamos el alquiler. Antes vendía más de 30 tortas al día, ahora es de cinco a 10”, explicó un joven que usaba el equipo completo de bioseguridad.

En la avenida Camacho, varios quioscos, en los que se pueden comprar caramelos, periódicos, revistas, accesorios para celular, alcohol en gel, guantes de látex y barbijos, funcionaban con normalidad.

Un quiosco en la avenida Camacho. Foto: Micaela Villa.

En la calle Loayza, sobre su estante de metal Fernando Villavicencio exhibía sus libros de autores clásicos y de autoayuda. “Me quedo de 09.00 a 12.00, por lo menos vendo algo para mi almuerzo. He salido obligado porque se me está acabando el dinero”, sostuvo.

“Más bien vivo cerca de mi tienda, tengo que abrirla porque pago alquiler y el dueño ya  me está cobrando. Antes de que llegue esta pandemia vendía como Bs 1.000 al día, ahora solo unos Bs 100”, contó una joven, que no quiso identificarse,  dependiente de una tienda de ropa usada situada en la calle Colombia.

Fernando Villavicencio y sus libros en la calle Loayza. Foto: Micaela Villa.

Unos metros más arriba, otra tienda que ofrece repuestos electrónicos estaba abierta para entregar  una compra. La dueña informó que estaba pensando abrir por las mañanas para cubrir el alquiler.

“Si los demás abren, yo también lo haré. Si no, cerraré para preservar la seguridad, espero el dueño entienda”.

Comida y más

Por la calle Sucre había salteñas y mesas para que los comensales puedan sentarse, y en la calle Almirante Grau se vendían almuerzos pero todo en la modalidad “para llevar.”

Repuestos para vehículos y otros accesorios se ofrecían en una tienda ubicada sobre la Nicolás Acosta; y sobre la Zoilo Flores una vendedora ambulante rodeada de canastas ofrecía pan.

Cerca de las 14.00, en la calle Otero de la Vega una peluquería y una pastelería estaban a medio abrir. Solo había que tocar la puerta para ser atendidos.

“Tengo necesidades que cubrir, por eso me he animado a atender mi negocio. También he visto que otros lo han hecho, pero solo de lunes a viernes y en los horarios establecidos”, dijo Tomasa Charqui, una panadera que vende en vía pública. (14/05/2020)

Comparte y opina:

Sin cementerios ni crematorios, 40 cuerpos de fallecidos están a la deriva en Cochabamba

Las funerarias advirtieron con llevar los restos humanos a la puerta de la casa de las autoridades, como medida de presión ante la carencia de espacios y hornos.

/ 2 de julio de 2020 / 09:18

Un grupo de personas reclama el entierro de fallecidos, en puertas del Cementerio General de Cochabamba. Captura de televisión

Las funerarias de Cochabamba se declararon en emergencia debido a que desde el 25 de junio no pueden cremar ni enterrar cadáveres debido al colapso del horno crematorio del Cementerio General, la carencia de un espacio para sepultarlos en el lugar y la negativa de otros camposantos a recibir los cuerpos con sospechas de COVID-19. Hay 40 cuerpos a la deriva.

Los restos se encuentran en viviendas particulares, sin que las autoridades de Salud se interesen por ellos, que implican un eventual grave foco de infección.

“Los cuerpos se están quedando en domicilios porque no hay donde enterrar ni cremar, estamos en emergencia sanitaria prácticamente porque no tenemos donde dejar los cuerpos, hay más de 40 en domicilios”, informó Juan Carlos Orellana, presidente de la Asociación de Funerarias de Cochabamba (Afumec).

En la capital existen al menos 100 funerarias que no pueden concluir su trabajo porque el crematorio del Cementerio General solo puede incinerar cuatro cuerpos por día. Orellana, contó que hace seis días no puede acceder al horno. “Tengo tres personas y no me inscriben hasta ahora, me dijeron que el lunes podrían atenderme. Imagínese cuánto tiempo debe pasar en su casa”, dijo.

El panorama es el mismo en otras funerarias que, “embalan” cadáveres y ataúdes pero tienen que dejarlos en las casas, encerrados en algún cuarto, con la posibilidad de generar un foco de infección para la familia.

No solo pasa esto con quienes fallecen en sus hogares, también con los que mueren en hospitales, ya sea por sospecha de COVID-19 u otra enfermedad. “Les están exigiendo que se los lleven del lugar cuando ellos deberían tener un depósito”, denunció Orellana.

El problema afecta no solo a estos establecimientos y a las familias que tienen que convivir con sus muertos, también hay susceptibilidad en los vecinos que amenazaron con desalojarlos por temor a ser infectados.

Cementerio General

El miércoles, familiares de fallecidos y dueños de funerarias acudieron al Cementerio General para pedir la habilitación de espacios para entierros ante la falta de nichos y el colapso del horno.

“Necesitamos espacio señor, tenemos difuntos; estamos con toda la documentación y queremos espacio”, indicó una de las propietarias de funeraria al subalcalde de la Comuna Adela Zamudio, Andrés Palacios, que se encontraba en el lugar.

“No queremos cremación ni nicho gratis, queremos los espacios y que nos den a costo real”, pidió otra persona. “Estamos con cuerpos en domicilio, son más de 40. Hablé con el administrador, que nos permita el entierro”, clamó.

Palacios informó que existen 136 nichos y también que trabajan en la excavación de fosas. “Se están habilitando estos espacios de manera urgente porque el paso del COVID-19 se acelera”, reclamó, aunque no dio fecha para la recepción de cuerpos ni cuántos espacios habilitarían.

Orellana explicó que no pueden llevar los cuerpos a otros cementerios. El campo santo de Valle Hermoso, al sur de la ciudad, fue cerrado por los vecinos que no permiten entierros; lo mismo pasa en otros sitios pertenecientes a otros municipios donde existen mausoleos familiares. Pero “si falleció en este municipio, no dejan hacer el traslado; tenemos varios casos”, indicó.

En los cementerios privados que existen en los municipios de Colcapirhua y Sacaba no se dan abasto; los que consiguieron un sitio deben aguardar hasta el viernes para el entierro.

Emergencia

Ante la emergencia, los propietarios de las funerarias advirtieron con llevar los cuerpos hasta la casa de las autoridades municipales y departamentales debido a la falta de atención.

“Nadie dice nada, ni el Defensor del Pueblo, nadie. Las OTB (organizaciones territoriales de base) se organizan para botar a la gente con los cuerpos; están dando ultimátum para que salgan del barrio y ya que las autoridades no hacen, si esto continúa, vamos a llevar los cuerpos a sus casas. A ver si es lindo, agradable, sentir esa sensación; uno se estremece”, advirtió Orellana.

Hasta la noche del miércoles, Cochabamba sumó 104 nuevos casos de coronavirus; totaliza 3.744 desde el inicio de la emergencia sanitaria. Los fallecidos alcanzan a 221, según reportes del Ministerio de Salud.

Comparte y opina:

Revilla descarta incremento de pasajes y Arias pide a los choferes cumplir su ‘palabra’

Varios sindicatos de choferes del transporte público La Paz se movilizaron por el incremento de los pasajes en plena cuarentena.

/ 1 de julio de 2020 / 16:07

Marcha de los choferes en el centro de La Paz.

Por Rubén Ariñez

Varios sindicatos del transporte público se han movilizado este miércoles en La Paz en demanda del incremento en 50 centavos de los pasajes del transporte público. El alcalde Luis Revilla ha descartado ese extremo y el ministro Iván Arias los emplazo a cumplir con su palabra.

“No hay ninguna posibilidad de incrementar tarifas, eso no va a ocurrir. Y por lo demás, no hay forma que los choferes obliguen a los ciudadanos a subirse en mayor cantidad dentro de sus vehículos ni a salir de sus casas, eso tampoco va a ocurrir y vamos a proseguir con los controles que corresponde a la guardia municipal y a la Policía Boliviana”, dijo Revilla.

Desde temprano, varias agrupaciones de choferes del transporte público La Paz se movilizaron este miércoles por el incremento de los pasajes en plena cuarentena por el coronavirus, la habilitación de más pasajeros por motorizado y por el diferimiento de sus créditos bancarios.

Revilla calificó los planteamientos del sector como “irracionales” y atribuyó la movilización a intereses políticos en medio de lo que considera un fraccionamiento del sector.

Clima electoral

“El clima electoral está obnubilando la mente de algunos dirigentes sin considerar la delicadísima situación de salud por la que atraviesa la ciudad de La Paz”, reclamó Revilla.

Por su lado, Arias, el ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, exhortó a los transportistas a cumplir la “palabra de caballeros” que empeñaron respecto al incremento de la tarifa.

“Hemos sido el primer departamento donde se ha flexibilizado el servicio del transporte y hemos hecho un acuerdo, yo pido a los chóferes que respeten su palabra de caballeros: que no se iba a tocar el tema de tarifas; este fue un criterio fundamental y no puede ser con otro tema”, reclamó, reportó radio Éxito.

En ese sentido, recordó el acuerdo firmado con el sector para mantener intacta la tarifa. “Cumplan su palabra, ese tema estaba fuera de discusión”, emplazó Arias. (01/07/2020)

Comparte y opina:

Las fiestas julias serán con pocas personas y con una verbera virtual

En las ofrendas florales del 16 de Julio solo participarán al menos seis instituciones; no habrá desfiles cívicos ni tampoco ninguna concentración de personas.

/ 1 de julio de 2020 / 12:50

Vista panorámica de una pasada verbena en la ciudad de La Paz. Foto: AMN - archivo

Las fiestas julias de este año serán distintas para evitar contagios del nuevo coronavirus. La Alcaldía de La Paz organiza al menos 122 actividades durante este mes, entre ellas la tradicional verbera que, en esta ocasión, será virtual.

Este mes es muy importante para los habitantes de esta ciudad, dijo el alcalde Luis Revilla, quien consideró que la emergencia sanitaria obliga a continuar con las medidas restrictivas.  

Así, anunció que la “gran mayoría” de actividades previstas será transmitida a través de las redes sociales y por medios de comunicación.

Los actos protocolares del 15 y 16 de julio se realizarán con “muy poca gente”, informó Revilla. El encendido de la tea de la Libertad y la lectura de la Proclama de la Junta Tuitiva, en la casa de Pedro Domingo Murillo, no tendrán más de 10 personas.

En las ofrendas florales del 16 de Julio solo participarán al menos seis instituciones; no habrá desfiles cívicos ni tampoco ninguna concentración de personas.

“La tradicional verbena paceña va a ser virtual. Vamos a tener algunos artistas y músicos en distintos escenarios, a través de distintos medios de comunicación y de las redes sociales, pero, por supuesto, no con público ni con la presencia de ciudadanos de nuestro municipio”, informó.

En años anteriores solían organizarse espectáculos musicales en la Plaza Mayor, de San Francisco, con la presencia de agrupaciones que amenizaban la noche del 15 de julio a la espera de la fecha de la gesta emancipadora del 16 de Julio de 1809.

Entre las 122 actividades previstas se incluyen el arte, cultura, conclusión de obras, los actos protocolares y algunos productos y servicios que presentará la comuna. (01/07/2020)

Comparte y opina:

Murillo ordena buscar a cabecillas del ‘grupo salvaje’ que atacó a policías y funcionarios en Punata

Al menos 400 comerciantes que participan en la feria de esa localidad arremetieron contra policías y funcionarios ediles que controlaban el cumplimiento de la cuarentena rígida.

/ 1 de julio de 2020 / 12:15

Agresiones a policías en Punata

Por Rubén Ariñez

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, anunció este miércoles que ordenó buscar a los cabecillas de lo que ha calificado como el “grupo salvaje” que atacó el martes a funcionarios y policías en Punata, una localidad del departamento de Cochabamba.

“Quiero llamar a la reflexión a aquellos sectores que están vulnerando la seguridad por el COVID-19”, dijo, y alertó que “más allá de poner su vida en riesgo, hay gente que está maltratando policías”.

“Ayer vi en Punata un grupo salvaje atacando a policías y médicos; quiero decirles que he ordenado se busque a los cabecillas de aquello y se les aplique el máximo castigo de la ley”, anunció.

El caso

Al menos 400 comerciantes que participan en la feria de esa localidad arremetieron contra policías y funcionarios ediles que controlaban el cumplimiento de la cuarentena rígida, declarada en la región ante el incremento de casos de COVID-19.

“Unas 400 personas se reunieron en desacato a esa ordenanza municipal y comenzaron a lanzar piedras y objetos contundentes contra el personal policial. Hubo tres heridos y rompieron vidrios de dos vehículos”, informó el coronel Franz Sellis, comandante departamental de la Policía.

En criterio de Murillo, «si hay personas a las que no les importa su vida, allá ellos, pero no pueden arriesgar la vida de los funcionarios».

El incidente comenzó cerca de las 07.00 del martes —informó La Razón— cuando la fuerza pública y los guardias ediles trataban de impedir que los vendedores de asienten en vías públicas de la zona norte, donde se instala todos los martes la feria, que congrega a productores del valle alto.

En medio de la trifulca, los movilizados lanzaron en contra del edificio edil piedras, verduras y otros objetos; tras el asedio lograron ingresar y causaron destrozos en instalaciones de la Intendencia y el Salón Rojo de la Alcaldía.

Defensoría

La Delegación de la Defensoría del Pueblo de Cochabamba condenó la agresión aunque deslizó una falta de información sobre las medidas asumidas para afrontar la pandemia.

Murillo, sin embargo, denunció que “lamentablemente dirigentes políticos están enviando a maltratar a la Policía y los médicos”, aunque no identificó a quiénes se refería. (01/07/2020)

Comparte y opina:

Los choferes se movilizan en La Paz por el incremento de los pasajes en la cuarentena

Sus demandas se centran en tres puntos principales: el incremento de la tarifa del pasaje en 50 centavos, la habilitación del transporte de más pasajeros y el diferimiento de créditos.

/ 1 de julio de 2020 / 10:17

Bloqueo de choferes en el ingreso a la avenida Montes de La Paz

Por Rubén Ariñez

La advertencia se cumplió. Desde temprano, varias agrupaciones de choferes del transporte público La Paz se movilizan por el incremento de los pasajes en plena cuarentena por el coronavirus y en demanda del diferimiento de sus créditos bancarios.

La sede de gobierno amaneció este miércoles con puntos de bloqueo en las avenidas Buenos Aires, Montes y Periférica, además del sector del nudo Vita.

También se reportaron marchas que se dirigen al centro de La Paz desde esos puntos.

La movilización es alentada por los afiliados a 16 sindicatos, que formaron recientemente la Unión del Transporte Urbano Paceño.

Sus demandas se centran en tres puntos principales: el incremento de la tarifa del pasaje en 50 centavos, es decir de Bs 2,00 a Bs 2,50, la habilitación del transporte de más pasajeros y el diferimiento de créditos.

Sin embargo, la Federación Departamental de Choferes 1ro. de Mayo anunció que no respalda la medida de presión.

“Sabemos que los choferes no están ganando, no es correcto de que podamos hacer problema en estos momentos”, dijo el dirigente del esa federación, Mario Silva, en una entrevista en Bolivia Tv.

Se espera el pronunciamiento de las autoridades ediles. La protesta se instala de forma paralela a la reunión del Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) de LaPaz que analiza el curso de la cuarentena por el nuevo coronavirus. (01/07/2020)

Comparte y opina: