Ciudades

Monday 3 Oct 2022 | Actualizado a 09:49 AM

La Alcaldía calcula 75.000 construcciones fuera de la norma

El gobierno local busca que estas edificaciones regularicen su situación.

Un obra sin los respectivos permisos de construcción en la zona Sur de La Paz.

Por Boris Góngora

/ 15 de agosto de 2022 / 01:17

De las 300.000 construcciones existentes en el municipio de La Paz, se calcula que 75.000 se encuentran fuera de norma; de ese total, 3.750 son edificios con pisos mayores a cinco plantas.

“De las 300.000 edificaciones, casas, edificios que tenemos en La Paz, consideramos que el 25% está construido de forma irregular”, señaló a LA RAZÓN la secretaria municipal de Planificación, María del Carmen Rocabado.

Indicó que estas construcciones irregulares van desde casas pequeñas que han levantado un cuarto, un baño o donde se tenía patio, y fueron cerrados para convertirlos en negocio, hasta aquellos edificios donde los planos aprobados eran de ocho pisos, sin embargo se construyeron más.

La autoridad edil complementó que del total observado (25%), al menos 5%, equivalente a 3.750 edificios, tiene algún tipo de problemática como los pisos añadidos y el incremento de superficie construida. “Las edificaciones mayores, que son el 5%, pese a tener un permiso de construcción de ocho pisos han levantado el doble o más de pisos”, subrayó.

Entre las zonas donde hay estas irregularidades, Rocabado mencionó que están las prioritarias, como la avenida Busch, parte de Calacoto, Següencoma, Irpavi, las laderas Este y Oeste, y las zonas de la periferia de la ciudad con las construcciones denominadas menores.

Para el presidente del Colegio Departamental de Arquitectos de La Paz, Henry Colpari, el tema de las edificaciones fuera de norma pasa por un problema complejo debido a que la Alcaldía no tuvo la capacidad de fiscalización en estas obras, además advirtió que el sistema de aprobación de los proyectos, el certificado catastral, el permiso de construcción y los planos que cotidianamente necesita la ciudadanía se han vuelto demasiado burocráticos.

Funcionarios del municipio pegan letreros en edificios fuera de norma. Foto. La Razón-Archivo

ALTERNATIVA.

“El ciudadano va a solicitar un permiso de construcción y esto le dura entre cinco y seis meses, e inclusive un año. Este tipo de procedimientos ha hecho que la ciudadanía busque otra solución y alternativa, por lo que se ha visto en la necesidad de decir: ‘después lo voy a legalizar’”.

El presidente de la Sociedad de Ingenieros de Bolivia (SIB) Departamental La Paz, Raúl Daza Quiroga, indicó que esta problemática causa una gran preocupación, debido a que estas construcciones fuera de norma, sin duda no han pasado por el visado de la SIB y esencialmente son una inquietud por la inseguridad que pueden representar no solo en el plano estructural sino también geotécnico, eléctrico o de seguridad industrial.

“Aun en edificaciones bajo norma existe un peligro, como hemos visto recientemente en el caso de la ex Vita, riesgos que pueden ser evitados o previstos si es que todas las construcciones poseen la respectiva revisión y visado de la SIB, lo cual no es así y no es exigido por el municipio de La Paz”.

Agregó que otra de las problemáticas está en la incidencia de la jurisdicción y los límites municipales, conflictos aprovechados por constructores inescrupulosos para edificar sin las mínimas condiciones de seguridad y fuera de norma.

La Comisión de Organización Territorial del Estado remitió el 8 de agosto la Resolución de Minuta de Comunicación dirigida al presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, respecto a la aplicación de la Ley 467 que legaliza construcciones fuera de norma.

En abril, el alcalde de La Paz, Iván Arias, fue convocado por esta comisión para que brinde un informe sobre la normativa que permite legalizar esas edificaciones.

Esta instancia legislativa recomendó al burgomaestre que todas las construcciones fuera de norma con un total de seis plantas o más estén en una base de datos de fácil acceso e irrestricto por internet para la ciudadanía.

Además de que en esta base de datos se tenga la información de los estudios técnicos de geología y geotecnia, como el certificado de estabilidad, para verificar la estabilidad del suelo que soporta la estructura del edificio construido.

Y en aplicación a la normativa vigente, se recomienda que la Alcaldía proceda a la demolición de las plantas que se encuentren fuera de norma, entre otros puntos respecto a esta temática.

Una perspectiva de las edificaciones en la ciudad paceña. Foto. La Razón-Archivo

Perjuicios de las edificaciones fuera de norma

  • A la ciudad. Consecuencias de la alta presión demográfica provocada por el exceso de departamentos en los edificios, consecuencias en los sistemas de alcantarillado con riesgo de colapso, la falta de espacios de estacionamiento y saturación de tráfico.
  • A vecinos. Pérdida de calidad de vida por las altas edificaciones sin retiro, por la sombra proyectada en los espacios públicos y viviendas aledañas y por la inminente pérdida de valor de sus propiedades.
  • Al desarrollo económico y urbano. Con relación a la falta de seguridad jurídica para las inversiones inmobiliarias, la competencia desleal a quienes cumplen con la norma, de parte de quienes de manera flagrante la incumplen.
  • A los compradores de departamentos. Quienes han hecho pagos al contado y no han recibido los documentos de propiedad de sus departamentos. No les permitirá transferir ni heredar su propiedad, ni la podrá entregar como garantía de crédito.

Lo que se conoce

  1. Plazo. La Ley 467 tiene un plazo de aplicación sobre regularización de edificaciones fuera de norma hasta el 31 de diciembre de 2022.
  2. Ley 467. El municipio de La Paz, con esta norma, busca regularizar las construcciones que se realizaron sin autorización.
  3. Edificios. Pese a contar con sus planos de aprobación, tienen problemas como los pisos añadidos, ocupación de retiros e incremento de superficie construida.
Foto referencial de una edificación en La Paz. Foto. La Razón Archivo

 Ingresaron 700 trámites para la regularización

La Alcaldía de La Paz, desde que dio inicio con la aplicación de la Ley 467 de Regularización de Edificaciones y Adecuación Normativa Territorial para construcciones fuera de norma, a la fecha captó 700 procesos de regularización.

“Han ingresado al gobierno municipal 700 procesos de regularización de edificaciones, con una recaudación de 7 millones de bolivianos”, indicó a LA RAZÓN la secretaria municipal de Planificación, María del Carmen Rocabado.

Remarcó que a este proceso de regularización pueden ingresar obras que hayan concluido sus construcciones antes del 28 de noviembre de 2021.

“Tiene que ser una edificación concluida, que tenga catastro aprobado, derecho propietario y folio real. Lo único que no va a tener son los pisos con los que tenía que haber construido y ha elevado más de lo debido”, remarcó la autoridad.

Para el presidente del Colegio Departamental de Arquitectos de La Paz, Henry Colpari, esta ley, que tiene vigencia hasta fin de año, no está marchando como debe ser, debido a que las multas son altas, por lo que no está dentro de las posibilidades económicas del ciudadano. “Estas multas son basadas en el costo real de la construcción y con una multa de 10 veces más su valor. Ninguna persona que se dedica a la construcción se atrevería a entrar en este sistema de regularización”.

Agregó que el Colegio de Arquitectos no está de acuerdo con este tipo de regulaciones porque así se está destruyendo la ciudad y lo que se necesita es un sistema de planificación integral y no legalizar lo ilegal. “Estamos con ese llamado de regularización pero hasta el nombre es incongruente, no podemos legalizar lo ilegal”.

El presidente de la Sociedad de Ingenieros de Bolivia (SIB) Departamental La Paz, Raúl Daza Quiroga, desde el punto de vista estrictamente técnico, afirmó que el municipio debe amparar que la Ley 467 no sea aprovechada por personas que pretendan legalizar construcciones fuera de norma, sobrepasando los límites establecidos para las construcciones como tal.

“La Ley 467 debe guarecer la seguridad por encima de cualquier interés a fin de evitar riesgos lamentables, tomando en cuenta inclusive la topografía y el tipo de suelos del municipio, siendo imperativa la actualización del mapa de riesgos, otra gran y urgente tarea pendiente del municipio y en la cual la SIB está dispuesta a colaborar”, añadió.

Comparte y opina:

El valor de las ventas externas de café crece un 52% hasta julio

Destacan récord histórico en venta de este grano.

Semilla. La cosecha del grano de café producido en los Yungas del departamento de La Paz

Por Boris Góngora

/ 3 de octubre de 2022 / 05:49

Las exportaciones de café alcanzaron los $us 7,6 millones en los primeros siete meses de este año respecto a similar periodo de 2021 cuando llegó a $us 5 millones, lo que representa un crecimiento de 52%, según datos del INE.

En términos de volumen, el país exportó 1,1 millones de kilogramos (kg), superior a los 873.283 kg registrados entre enero y julio de 2021, dan cuenta los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). El viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamín Blanco, señaló que este año se ha mejorado las exportaciones de café y que “desde 2015 no se había logrado exportaciones tan significativas como este año”, alcanzando 1.199 toneladas exportadas. “Este es un récord histórico de exportaciones”, afirmó.

Destacó también que en valor, el café boliviano se vende cada año a un precio superior y que este año se ha incrementado las exportaciones. “Precisamente este valor se da porque nuestro café es cada vez más conocido alrededor del mundo. Hemos llegados a 7,6 millones de dólares”.

De acuerdo con el INE, entre los principales compradores del café boliviano están Bélgica con 450.211 kg ($us 2,4 millones), seguido de Estados Unidos con 357.105 kg ($us 2,1 millones), Francia 137.609 kg ($us 878.641), Japón 56.823 kg ($us 544.077) y Alemania 75.870 kg ($us 357.379).

Para Marco Cabrera, de la Asociación de Caficultores y Productores de Café (Asocafé), en la parte de producción y exportación en esta campaña de cosecha 2021 con un cierre a abril, se ha exportado 44.000 sacos de café de 60 kilogramos de la variedad oro verde.

Explicó que el rendimiento del café por hectárea está en un promedio de 23 a 25 sacos, siendo el departamento de La Paz el mayor productor con más del 90%, seguido de Santa Cruz y Cochabamba.

La presentación de la variedad de granos de café producidos en Bolivia. Foto. La Razón-Archivo

De acuerdo con Cabrera, más de 16.000 familias se dedican a nivel nacional a la siembra y producción de este grano. “Toda la cadena productiva genera la mano de obra directa e indirecta”.

Dijo que “más del 95% son familias productoras o medianos (sic) y que no hay empresas grandes en este rubro en Bolivia”.

El productor agregó que entre las principales variedades de comercialización están el Catuai rojo, Castillo, Geisha, Cautai típica, Yampar 59, Jaba, Carra, Burbón, entre otros, pero que el que “predomina es el Catuai rojo.”

Por su parte, el director del Instituto Cruceño de Estadística (ICE), Juan Pablo Suárez, señaló que en el departamento de Santa Cruz existen unas 700 hectáreas de producción de café, principalmente en las provincias Ichilo, Florida y Andrés Ibáñez.

“Hay una producción de café muy silvestre en la zona de la chiquitanía, pero esas tres provincias son representativas en la producción, ya sea para consumo interno, nacional o de exportación”, dijo.

Según Suárez, en Santa Cruz se tiene alrededor de 200 familias que se dedican a la producción del café, la mayoría de ellas siembran menos del 0,2% de una hectárea.

“Estamos hablando de una producción muy pequeña, el 32% siembran el 0,2 por ciento a media hectárea y el nueve por ciento entre media hectárea a una hectárea. Solo el cinco por ciento tiene más de una hectárea de café”, puntualizó.

Explicó que la mayor producción del café se comercializa en el mercado interno de Santa Cruz, un 15% en el resto del país y solo 2% se exporta fuera del país. “Aún tenemos una producción muy incipiente”, sostuvo el ejecutivo.

Así también señaló que entre las potencialidades de este grano, está en que se duplique la producción en cinco años. “Creo que la principal ventaja de este cultivo es que es amigable con el medioambiente. Es un cultivo que crece bajo sombra y lo que hay que hacer es saber desarrollar de una manera sostenible”, indicó.

De acuerdo con datos del Programa de Inversión Caficultura a Nivel Nacional, en Cochabamba y Santa Cruz se estima que en 2025 se llegue a una producción de 700 hectáreas de café. A 2022, de acuerdo con datos de este programa, en ambos departamentos se tendría una superficie cultivada de 418 hectáreas.

Para el productor Johnny Tapia, el interés de Bolivia ha volcado la mirada hacia Cochabamba, porque no “se creía que había las condiciones” y que solo había un supuesto que las zonas cafetaleras solo estaban por Villa Tunari y Chimoré. Sin embargo, en zonas altas de 1.500 msnm hasta 2.400 msnm hay un mayor desarrollo productivo.

El presidente de la Cooperativa San Julián del municipio de Colomi, Cochabamba, Samual Yucra, dijo que el café en esa región está entre los mejores del país.

Explicó que cerca de 100 productores se dedican al cultivo, a pesar de que esa zona también tiene un potencial en la producción de verdura como calabazas, zapallos, achojcha y vaina.

Una muestra de la producción de café en Bolivia. Foto. La Razón-Archivo

Cafetaleros preparan su mejor café para torneo presidencial

Los productores cafetaleros de todo el país alistan lo mejor de su producción para el octavo Torneo Taza de Calidad Café Presidencial. Entre los principales atributos a calificar de este grano se destacará su acidez, cuerpo, aroma, fragancia, dulzor y sabor, entre otras características.

De acuerdo con los organizadores, el torneo nacional pasa por una evaluación minuciosa de expertos catadores que evalúan los distintos atributos, así como las distintas variedades producidas en el país.

La primera fase, denominada, de preselección se realizó en el municipio de Coroico, del 17 al 24 de septiembre, del que participaron 273 muestras, de los cuales 172 fueron seccionadas e ingresaron a la Etapa Nacional.

Para este primer encuentro del café, los departamentos de La Paz, Santa Cruz y Cochabamba fueron los protagonistas, de los cuales La Paz presentó 218 muestras de los municipios de Caranavi, Coroico, Chulumani, Irupana, Asunta, Inquisivi, Apolo y otros municipios que representaron el 79,95% del total de la participación. Cochabamba se presentó con 31 muestras, con el 11,4% de participación y Santa Cruz con 24 muestras que representa el 8,8%.

La Etapa Nacional se desarrollará del 10 al 15 de octubre en el municipio de Caranavi, donde volverán a destacar los principales atributos de los cafés seleccionados; posteriormente, del 7 al 11 de noviembre en Villa Tunari se llevará acabo la Etapa Internacional y finalmente la Etapa de la Subasta Electrónica Internacional, del 5 al 7 de diciembre en Cancillería.

El viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamín Blanco, destacó la participación de los productores y dijo que esta competencia hace que los productores participen con los mejores cafés que tienen.

“Este torneo permite a los productores poder someter sus cafés a un proceso de catación con expertos nacionales que hacen una evaluación minuciosa de estos productos”, sostuvo.

Señaló que la última fase consiste en la Subasta Electrónica que se realizará en la Cancillería, a través de las embajadas y consulados que se tiene en todo el mundo, para buscar a los principales compradores del café.

“Se realiza una especie de remate donde se obtiene precios mucho más altos de los que se podría obtener si es que se los vende en un mercado regular. “Esto va a ser del 5 al 7 de diciembre en Cancillería”.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

El Gobierno dice que kilo de carne no debe subir

La autoridad explicó que en julio llegó a Bs 18,66 el kilo gancho de carne.

El ministro de Desarrollo Productivo, Néstor Huanca.

Por Boris Góngora

/ 3 de octubre de 2022 / 04:58

El ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Néstor Huanca, dijo ayer que el precio de la carne de res se mantiene estable y consideró que no debería subir porque su costo es constante todo el año.

Explicó que en enero se llegó a Bs 21 el kilo gancho y en los meses siguientes ha ido bajando su precio. “En julio de esta gestión tocó el piso más bajo y se llegó a 18,66 bolivianos el kilo gancho”.

Indicó que después de ese mes existe una tendencia a recuperar su precio, debido a que existe menos oferta de vacas gordas, hay problemas de pastura y los productores empiezan a comprar lo que es sorgo y maíz.

Dijo, respecto a la comercialización de la pulpa, que la corriente se la vende a Bs 30 y la especial a Bs 44, siendo que en el mes de julio se tocó con el piso más bajo con Bs 18,66, aunque los carniceros no han bajado su precio.

“Ellos han seguido manteniendo el precio en el caso de la pulpa. No vemos el mismo comportamiento de la baja de precios en la venta de carne, como se ve en la baja de precios que ha sufrido el kilo gancho, cuando los carniceros en el mes de julio deberían bajar el precio”, dijo.

Indicó que los comercializadores mantienen un precio constante y, como Gobierno, consideran que en julio ellos han tenido el suficiente ingreso económico porque no han bajado el precio como bajó el kilo gancho y que es ahí donde experimentan una ganancia. “Por eso es que consideramos que no deberían subir el precio”, reiteró el ministro Huanca.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Conade considera que se cerró ciclo de debates y espera fecha de reprogramación del Censo

Los activistas de esta organización piden a los vocales del Tribunal Supremo Electoral pronunciarse respecto a la realización del Censo.

Una joven encuestadora del Censo de Población y Vivienda.

Por Boris Góngora

/ 2 de octubre de 2022 / 18:32

El vocero del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), Manuel Morales, señaló que el Gobierno tiene que escuchar lo que se resolvió en el cabido y en consecuencia actuar a las demandas planteadas.

En ese marco, dijo que se ha se ha cerrado el ciclo del debates y el intercambio de criterios de consultas técnicas.

“Hemos entrado a otra fase y esa es la definición de la fecha (reprogramación del Censo). El Gobierno tiene que tomar una decisión o programa el censo en 2023, que lo puede hacer en diciembre del 2023, o nos vamos a un paro en Santa Cruz indefinido”, dijo.

Explicó que como Conade tienen una serie de acciones complementarias de movilizaciones en el resto de los departamentos, porque el tema del Censo no es un tema solo del pueblo cruceño o de sus representantes ni de sus dirigentes, “es una actividad nacional”.

“Este 8 de octubre de 2022 tendremos un evento en Santa Cruz y vamos a hacer todos los esfuerzos para que los departamentos de Oruro, Tarija, Cochabamba se introduzcan a la batalla, lo mismo vamos a hacer en La Paz”, dijo.

Recalcó que el Gobierno está con una agenda “rayada en la cancha” y lo que tiene que hacer en estos días es hacer un cálculo político, una reprogramación y mostrar el calendario al país, porque el INE “jamás lo promocionó y publicó”.

“Si el Gobierno no da un paso atrás y señala que el Censo se mantiene en 2024, que se atenga a las consecuencias ya que estas se vienen con movilizaciones ciudadanas y no con ese discurso de imponer un golpe de Estado desestabilizador”.

En criterio de Morales, esta decisión va a depender en el proceso electoral de 2025 debido a que no se podrá organizar las elecciones, puesto que llevaría 13 años de retraso el diseño de los asientos electores de las circunscripciones, especialmente las uninominales.

“Hay que recordarle al Gobierno que el proceso electoral sin datos censales se estaría vulnerando el Artículo 146 de la Constitución y que la Ley 421 quedaría desactualizada y pondría en jaque institucional al Tribunal Supremo Electoral, debido a que no podría convocar o no podría organizar un proceso electoral con circunscripciones que llevarían 13 años de retraso en el diseño de los asientos electorales de las circunscripciones”, dijo.

Pidió a los vocales del Tribunal Supremo Electoral también pronunciarse y que “no puede guardar un silencio que luego les llevará a una tremenda crisis. Los vocales deberían pronunciarse con la necesidad de que se haga el Censo en 2023 y modificar la Ley 421 y que tengamos asientos electorales uninominales a nivel nacional bien definido”.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Huanca: Existen ciclos donde el kilo gancho de carne baja, pero carniceros mantienen precios

La autoridad explicó que en julio se llegó al techo más bajo de Bs 18,66 el kilo gancho, sin embargo, los carniceros no bajaron sus precios a los consumidores finales.

Carniceros venden el producto al consumidor final. Foto: Archivo LR

Por Boris Góngora

/ 2 de octubre de 2022 / 17:27

El ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Néstor Huanca, señaló este domingo que el precio de la carne de res se mantiene estable y consideró que no debería subir debido a que el precio es constante todo el año, a pesar que de enero a julio existe una baja en el kilo gancho.

Explicó que en enero se llegó a Bs 21 el kilo gancho y en los meses siguientes va bajando su precio. “En julio de esta gestión tocó el piso más bajo y se llegó a Bs 18,66 el kilo gancho”.

Indicó que después de ese mes existe una tendencia a recuperar su precio, debido a que existe menos oferta de vacas gordas, hay problemas de pastura y los productores empiezan a comprar lo que es sorgo y maíz. “Eso hace que suba un poco los precios hasta el mes de octubre y noviembre, donde empiezan las lluvias y hay mayor pastura, hay carne y mejor ganado que empieza a salir para el consumo”.

La autoridad dijo, respecto a la comercialización de la pulpa, que la corriente se la vende a Bs 30 y la especial a Bs 44, siendo que en el mes de julio se tocó con el piso más bajo con Bs 18,66 y los carniceros no han bajado su precio.

“Ellos han seguido manteniendo el precio en el caso de la pulpa. No vemos el mismo comportamiento de la baja de precios en la venta de carne, como se ve en la baja de precios que ha sufrido el kilo gancho, cuando los carniceros también en el mes de julio deberían bajar el precio”, dijo.

Huanca indicó que los comercializadores mantienen un precio constante y, como Gobierno, consideran que en julio ellos han tenido el suficiente ingreso económico porque no han bajado el precio como bajó el kilo gancho y que es ahí donde los carniceros experimentan una ganancia. “Por eso es que consideramos que no deberían subir el precio”.

“Ellos en el mes de julio compran a un precio bajo, pero ese precio bajo no favorece y no llega al consumidor final, sino su precio se mantiene constante”, dijo.

Explicó que de julio a agosto hay una tendencia a subir en el precio del kilo gancho y ellos siguen manteniendo ese mismo precio, por lo que en ese periodo hay una compensación.

La autoridad recordó que el país produce 292.210 toneladas métricas de carne, de las cuales el mercado nacional demanda para su consumo 268.696 toneladas y que hay un saldo de 23.514 toneladas.

“De estas 23.500 toneladas, el Gobierno ha autorizado para exportación 16.000 toneladas, de las cuales se han exportado 13.000 toneladas. De las 16.000 toneladas que pueden exportar de enero a enero del próximo año, solo representa el 5% del total de la producción en todo el año, por tanto es mínimo lo que se está exportando”, dijo.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

En La Paz, tres de cada 10 no tienen vacunas anti COVID-19

El área rural tiene baja cobertura de vacunación.

Una persona recibe una de las dosis contra el coronavirus en La Paz.

Por Boris Góngora

/ 1 de octubre de 2022 / 05:30

A un año y siete meses del inicio de la campaña de inmunización contra el COVID-19, en La Paz, las cifras reflejan que tres de cada 10 personas de la población objetivo no han recibido aún ni su primera dosis.

El reporte del Servicio Departamental de Salud (Sedes) La Paz refleja que la cobertura de vacunación en primera dosis es del 66%, es decir, que el restante 34%, equivalente a tres de cada 10, no ha accedido ni a la inmunización inicial.

El jefe de Epidemiología del Sedes, Ángel Quispe, explicó que en segunda dosis la cobertura es del 54%; con tercera dosis al 18% y en cuartas dosis se alcanzó el 5% a escala departamental.

La demanda de vacunas es evidentemente más baja en los puntos de las áreas urbanas, empero, el mayor problema se registra en el área rural.

“La parte urbana de La Paz, El Alto y Viacha son los municipios que más han alcanzado coberturas de vacunación y la parte rural es la que tiene las más bajas coberturas, de ahí la preocupación”, indicó el especialista.

La necesidad de enfocar las campañas de inoculación en el área rural es acompañada con ferias e incluso se llegó a ofrecer las dosis puerta a puerta, empero, no se ha logrado las coberturas óptimas.

“Todavía se debe vacunar en esas regiones, porque puede ser de que recién se esté difundiendo estas nuevas variantes y que estén produciéndo nuevos brotes en estos lugares alejados”, indicó.

En la actualidad, el esquema completo contempla la tercera dosis, afirmó Quispe, por lo que quienes aún no hayan recibido esta inoculación, que representa a más del 80% de la población objetivo, deben acudir a puntos más cercanos.

Las vacunas contra el COVID- 19 están disponibles para la población desde los cinco años, para conocer los puntos de vacunación puede ingresar en el portal www.sedeslapaz.gob.bo.

Por otra parte, La Paz avanza rumbo a superar la quinta ola de la pandemia del COVID-19, que sumó un total de 37.000 contagios.

La cuarta ola es hasta ahora la primera en importancia de suma de casos, con más de 60.000 casos confirmados; le sigue la tercera.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Últimas Noticias