Contenido de Marca

domingo 25 jul 2021 | Actualizado a 23:35

UNIVERSIDAD DE LOS ANDES, ¡VIVE LA EXPERIENCIA DE APRENDER HACIENDO!

Hace más de 19 años la Universidad de Los Andes se ha perfilado dentro del mercado nacional como una alternativa académica diferencial. Pioneros en la inserción de un Modelo Académico de Enseñanza que combina teoría y práctica como un complemento fundamental y acorde a las necesidades de la juventud, UNANDES hoy en día es un referente de la innovación y vanguardia educativa en nuestro país.

/ 14 de julio de 2021 / 00:00

APRENDER HACIENDO

El modelo académico: “Aprender haciendo” de la Universidad de Los Andes, está fundamentado en la cooperación, la experimentación y la aplicación práctica de los conocimientos teóricos, buscando que el estudiante de soluciones concretas a problemas tanto de la vida cotidiana como del mundo profesional. ¡Un diseño curricular que introduce materias prácticas y teóricas sistémicamente para un conocimiento integral desde el primer semestre!

SISTEMA MODULAR

El sistema modular es una nueva forma de concebir la enseñanza, ello  requiere que las materias se organicen en módulos, que son unidades de enseñanza-aprendizaje autosuficientes, que permite un enfoque pedagógico bastante adecuado para la asimilación del conocimiento; aprender asignatura por asignatura, aplicando contenidos disciplinarios e interdisciplinarios que enriquece el aprendizaje y coadyuvan a un mejor aprovechamiento y distribución del tiempo, generando ventajas para aquel estudiante que desee optar por dos carreras profesionales de manera simultánea e inclusive trabajar.

INTERNACIONALIZACIÓN

La Universidad de Los Andes, ha considerado como una de sus políticas fundamentales la Internacionalización, es por eso que, a lo largo de la trayectoria, ha logrado consolidar numerosos convenios internacionales que brindan a sus estudiantes la oportunidad de un desarrollo académico competitivo global basado en el conocimiento. Europa, Asia, América del Norte y América del Sur son plaza de estos convenios, que consolidan el apoyo y respaldo a UNANDES para continuar como un referente en la innovación educativa y la apuesta por el talento humano de nuestro país.

CONVENIO INSTITUTO PAUL BOCUSE – FRANCIA

La Universidad de Los Andes se enorgullece en ser miembro exclusivo para Bolivia de la Alianza Internacional de Gastronomía y Hotelería más importante del mundo: Alliance del Institut Paul Bocuse, institución fundada en 1990 por el afamado Chef Paul Bocuse, nombrado Chef del Siglo. La Alianza se ha convertido en un centro internacional de experiencia en gestión hotelera, servicio de comida y educación en artes culinarias alrededor del mundo.

MODELO EDUCATIVO “SMART LEARNING”

La Universidad de Los Andes ingresa a la “TRANSFORMACIÓN UNANDES”, a través de la aplicación del modelo educativo: SMART LEARNING, desarrollado para brindar a sus estudiantes una educación superior coherente con las necesidades educativas actuales.

Smart Learning es el modelo educativo que combina metodologías, plataformas digitales y herramientas tecnológicas de educación a distancia, enseñanza virtual y semipresencial. UNANDES, ha conseguido impartir educación en tiempo real, tanto para el avance de materias teóricas y prácticas.

Los estudiantes mantienen el mismo horario académico y reciben una enseñanza de alta calidad, a través del apoyo personalizado y el aprovechamiento de las herramientas digitales complementarias, otorgando a los estudiantes la oportunidad de realizar simultáneamente sus prácticas desde su hogar a través del avance académico online y también asistiendo presencialmente a la Universidad.

Además, los estudiantes acceden de manera sincrónica a clases impartidas por profesionales altamente reconocidos en nuestro país y con profesores de universidades internacionales, que apoyan el avance académico programado, entendiendo que hoy más que nunca, no existen fronteras para la educación.

SIMULADORES VIRTUALES Y HERRAMIENTAS INTERACTIVAS

El modelo educativo Smart Learning pone a disposición del estudiante todo el ecosistema de la Universidad para que el estudiante pueda vivir el campus, los laboratorios, las prácticas, y la interacción con los grupos de estudio, a través de simuladores virtuales y otras herramientas interactivas, lo que significa obtener una experiencia de aprendizaje completa.

La Universidad de los Andes, ha transformando sus campus en Smart Campus, implementando el uso de las distintas plataformas para el formato presencial y semipresencial. Los estudiantes que así lo precisen, participan en las clases sin estar físicamente en aula, así como acceden a sus clases grabadas, material y herramientas para un avance agregado, garantizando de esta manera, por medio de la tecnología, una formación profesional presencial y virtual para todos los estudiantes.

La Universidad de Los Andes, traza su camino y desarrollo por la excelencia académica para la educación superior universitaria en Bolivia, por medio de la innovación, la enseñanza práctica de alta calidad, imprimiendo el sentido de emprendimiento profesional, la tecnología y la internacionalización.

Comparte y opina:

La app de BCP alcanzó más de 53.000 descargas en en el AppGallery de Huawei

/ 20 de julio de 2021 / 19:32

Bolivia, julio 2021.- Las aplicaciones de banca online han adquirido mayor popularidad entre los usuarios, por su facilidad y conveniencia, ya que gracias a ellas pueden realizar operaciones bancarias que van desde el pago de servicios básicos, transferencias bancarias, apertura de cuentas, hasta la solicitud de créditos desde sus smartphones sin la necesidad de asistir a las agencias físicas.

Por ello y con el objetivo de brindar experiencias únicas e innovadoras a sus clientes bolivianos, en el 2013 el Banco de Crédito de Bolivia S.A. lanzó su aplicación de banca móvil a nivel nacional y el año pasado presentó su primera cuenta digital con tarjeta virtual, su Token dentro de la aplicación de Banca Móvil y la modalidad de aprobación de créditos en línea

Recientemente el BCP integró su aplicación de banca móvil a la segunda tienda más grande de aplicaciones del Bolivia; la AppGallery de Huawei que cuenta un sistema profesional de cuatro capas de seguridad lo que garantiza que cada una de las operaciones que se realizan los usuarios a través de ella es totalmente segura. A menos de un mes de su integración a la AppGallery la aplicación del BCP ha obtenido más de cincuenta y tres mil descargas.

“Para nosotros el incorporar nuestra aplicación a la AppGallery ha sido una decisión muy buena y está teniendo resultados muy positivos ya que nos permite estar más cerca de nuestros clientes. El estar presentes en AppGallery también nos permite acercarnos a personas que hoy por hoy no son clientes del BCP, pero cuentan con un celular Huawei ya que ahora pueden descargar la app de Banca Móvil BCP, conocer nuestros servicios y si así lo desean, abrir una cuenta desde su smartphone sin la necesidad de visitar una oficina física. Todos nuestros esfuerzos han hecho del Banco de Crédito de Bolivia S.A. una institución moderna, innovadora y con excelente calidad de atención” aseguró Karoline Terán Matamoros, Gerente Canales Alternos y Soluciones Digitales del BCP.

“Trabajamos en constante colaboración con las empresas y desarrolladores para acelerar el desarrollo e incorporación de aplicaciones locales de calidad para llevar una mejor conectividad digital, y brindar una mejor y más inteligente experiencia para todos los usuarios bolivianos. Las empresas ya han integrado sus aplicaciones al AppGallery están obteniendo grandes resultados ya que esto les permite estar más cerca y mejor conectados con sus clientes y potenciales clientes.” afirmó Humberto Oroza, Gerente de Marketing.

En lo que concierne a Bolivia, la AppGallery de Huawei ya es una de las dos tiendas de aplicaciones principales por su alcance y penetración, ya que actualmente cuenta con más 520 mil usuarios activos que realizan más 350 mil descargas mensuales.

Comparte y opina:

27 AÑOS DE LA UNIVERSIDAD LOYOLA METAS CUMPLIDAS Y VARIOS SUEÑOS POR ALCANZAR

/ 19 de julio de 2021 / 13:15

Este 20 de octubre la Universidad Loyola cumple 27 años desde su fundación, con una impecable trayectoria de enseñanza con los más altos estándares de calidad, y bajo los valores Ignacianos que son el amor, la honestidad, la justicia, la paz, la sobriedad y la solidaridad.
La casa de estudios superiores, que hoy acoge a más de 1500 estudiantes, nació con el sueño de ofrecer a Bolivia profesionales de primer nivel, capacitados para trabajar en la mejora constante de nuestro país, con ideas fundadas en el respeto, el desarrollo permanente y el progreso.

El compromiso, en palabras del MSC. Ing. Humberto Mendizabal, Presidente del Directorio de la Fundación Loyola es “Cumplir académicamente con excelencia destacando que lo que se ofrece se cumple; muchos ofrecen carreras, laboratorios y grandes infraestructuras, pero en realidad no es así, en cambio nosotros tenemos lo que ofrecemos, y lo más importante, la excelencia que se construye todos los días mediante la capacitación. La Universidad Loyola se enfoca en el servicio a la comunidad, pretendiendo que nuestra gente destaque en distintos ámbitos profesionales.”

En 1995, acorde a lo dispuesto por la Resolución Ministerial N° 219/95 que autoriza la apertura y funcionamiento de la Universidad Loyola, se plasma un primer objetivo. Inician las actividades en el ex Colegio San Francisco, ubicado en la Avenida Illimani de la ciudad de La Paz. Aquel año la Universidad impartía enseñanza en cinco carreras, Ingeniería Civil, Ingeniería de Sistemas, Ingeniería de Producción, Ingeniería Comercial y Administración de Empresas, todas ellas a nivel licenciatura. El Centro Tecnológico Universitario y el Post Grado a nivel Maestría en Administración de Empresas, Planificación, Ingeniería Financiera e Ingeniería del Medio Ambiente.

Actualmente la Universidad cuenta con 21 carreras, 4 maestrías y 12 diplomados. La infraestructura creció a la par de los sueños y metas de toda la familia Loyola.


En febrero de 1996, la casa de estudios superiores adquirió la infraestructura del Edificio El Sauce en la Avenida Busch, zona de Miraflores, que cuenta en sus cuatro plantas con 19 aulas, una biblioteca, un centro de computación y siete ambientes destinados al sector administrativo.

En 1999, se adquiera la gran infraestructura del Colegio Alexander Von Humboldt, predios que se encuentran en la zona de Bajo Següencoma, con una distribución de 32 aulas, un salón audiovisual, biblioteca, laboratorios de física, química, biología, mecánica y centro de computación con equipos de alta tecnología. Además cuenta con talleres de alimentos y electricidad, salas de reuniones y sala de profesores, una sala destinada para isla de grabación de video, auditorio con capacidad para 80 personas, cafetería y
ambientes destinados a Administración. En este módulo también se cuenta con espacios verdes y deportivos para el esparcimiento de docentes y alumnos.

Con esta nueva ampliación de carreras, se implementa la Clínica Veterinaria Universitaria Loyola en el módulo de Bajo Següencoma.
Desde una visión familiar, a la cabeza del MSC. Ing. Humberto Mendizabal, la Universidad está en constante contacto con la sociedad a través de diferentes actividades como conciertos a cargo de la Sinfónica, bajo la dirección de la Carrera de Música, campañas de vacunación que promueve la Carrera de Veterinaria, campañas de cuidado al medio ambiente, desde la Facultad de Ciencias Naturales, investigación para el desarrollo, desde la facultad de Tecnología, que incluye a 8 ingenierías y la elaboración de material audiovisual, seminarios y conversatorios sobre la actual coyuntura y temas de interés nacional, organizados por la Carrera de Comunicación Social, con el objetivo permanente de aportar conocimiento, espacios de debate e intercambio de opinión, para los jóvenes de toda Bolivia.

Los primeros 27 años de la Universidad Loyola son el cumplimiento de sueños, metas y objetivos, pero representan, a la vez, nuevos retos y el fortalecimiento de una visión clara, “Seguir creciendo en dos puntos muy importantes: uno es el crecimiento cuantitativo y cualitativo de la Universidad en la ciudad de La Paz y la otra es la apertura de una regional en la Ciudad de Santa Cruz.” destaca el Ing. Mendizabal.
Con las puertas siempre abiertas a los jóvenes en busca de conocimiento, hoy la Universidad festeja junto a toda Bolivia, el crecimiento y la mejora constante de la calidad educativa y el desarrollo para un mejor futuro.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

LA MAGIA DE LA IMAGEN TELEVISIVA EN EL FÚTBOL BOLIVIANO

Bolivia fue uno de los últimos países en Sudamérica que ingresó a la era de la televisión, con alcance en las ciudades de La Paz, Oruro y centros mineros, sin embargo, hoy, con los esfuerzos realizados en los últimos ocho años y los instrumentos necesarios, la señal deportiva del país puede competir con cualquiera de Sudamérica y el mundo.

/ 18 de julio de 2021 / 08:00

Alfonso “Toto” Arévalo

El fútbol es uno de los espectáculos audiovisuales más importantes, incluso, llega a competir con el cine. Las señales con mayor número de píxeles, que le dan un mejor color, gran definición de brillo y contraste, son la diferencia con las antiguas producciones.

Se instalan un mínimo de doce cámaras por partido, las jugadas se repiten en cámara lenta, cuenta con gráficas modernas y estéticamente bien presentadas, estos aspectos, dan otro nivel al producto llamado fútbol. Por eso, la apuesta de Tigo y Tigo Sports es un compromiso de gran responsabilidad en un periodo donde la calidad es una norma y el contenido debe estar a tono con la exigencia y demanda de los espectadores ¿cuál ha sido el recorrido para llegar hasta este avance?

Los primeros pasos de la televisión con el fútbol se dieron a mediados de la década del 50. En Europa y Estados Unidos se desarrollaban proyectos y estudios para hacer posible que la famosa “caja boba” proponga un gran cambio. Transmitir en directo los eventos deportivos parecía una utopía.          

Los juegos olímpicos y los campeonatos mundiales fueron la mejor referencia del avance tecnológico y hasta dónde podía influir su participación. Los juegos de 1972 y el mundial del ‘74, ambos en Alemania, fueron determinantes, al registrar pasos importantes y un futuro promisorio para la televisión, así como para sus transmisiones deportivas. Pocos años después, en 1982, el despegue de las emisiones en directo del Mundial de Fútbol de España marcó un nuevo rumbo.      

La economía del Comité Olímpico Internacional (COI) y la Federación Internacional del Fútbol Asociado (FIFA), pasarían a depender de los ingresos generados por la televisión.

Hoy no se podría entender un evento deportivo, sin la presencia de cámaras que trasladen las imágenes a millones de telespectadores.

Después, los sistemas de transmisión por cable o satélite desplazaron a las antiguas emisiones de señal abierta, generando millonarios de recursos y pasando a convertirse en el pilar más importante de su estructura y organización. Bolivia, fue uno de los últimos países en Sudamérica que ingresó a la era de la televisión. Las primeras señales surgieron el 30 de agosto de 1969, con un alcance hasta la ciudad de La Paz, Oruro y centros mineros.

El sistema PAL europeo y las 625 líneas ponían al país en una isla, junto a Paraguay y Argentina. El resto de las naciones de América central, norte y sur, habían optado por el sistema NTSC americano de 525 líneas. Hasta entonces, la única posibilidad de poner en pantalla un evento deportivo era filmando en películas de 16 milímetros, que después de revelarlas, podían ser transmitidas en la televisión.

El cambio tecnológico en la actualidad es abismal y brinda posibilidades casi infinitas para la transmisión y reproducción de contenido audiovisual. El servicio de fibra óptica ha abierto la posibilidad de recibir, en la comodidad del hogar, los encuentros deportivos en alta definición HD y de forma simultánea, lo cual, en el pasado, era impensado e imposible.

Por dar un ejemplo de lo que sucede, ahora, durante el último mes de junio el planeta estuvo conectado al fútbol de la Eurocopa y la Copa América, dos torneos de clase mundial y altamente esperados durante la cuarentena. Con aforo limitado o sin presencia de público, los hinchas se volcaron y disfrutaron ambos eventos en vivo y de manera digital. Bolivia no fue ajeno al fenómeno, y Tigo Sports emitió algo inédito para la televisión nacional: dos grandes torneos en simultáneo, con alta calidad de transmisión, producción y soporte, logrando más de 450 horas de transmisión televisiva en vivo, entre partidos, programas y otros contenidos; lo anterior equivale a casi 20 días, de 24 horas continuas de producción en vivo. Este alcance sin precedentes, posiciona al canal como el primer referente de la televisión deportiva del país.

Alfonso «Toto» Arévalo

Regresando a julio de 1977, el fútbol y la selección nacional reclamaban la presencia de la televisión. Bolivia había derrotado a Uruguay y Venezuela, ganando en su grupo, pero no así una plaza al Mundial Argentina 78, debía jugar un triangular que se llamó liguilla, ante Brasil y Perú. La expectativa era tan grande que se hizo el milagro.

El país no tenía acceso al satélite por lo que una transmisión remota era imposible, ahí llegó el ingenio de los ejecutivos y técnicos de la televisión boliviana de la época, que idearon la manera de enlazar la señal que se generaba en Perú, hasta la frontera con Bolivia y de Copacabana. Casi manualmente, se colocaron enlaces de microondas para llegar a la planta de El Alto. Fue una apuesta extraordinaria, con un gran final, y así Bolivia vio por primera vez una transmisión en vivo y directo.

Para entonces, 1977, la televisión ya se podía ver en el país. Fue impactante realizar el relato, junto a Simón Durán, desde el estadio Pascual Guerrero de Cali, Colombia. Fue histórico ver a Brasil ganar a Perú 1-0. A partir de ese momento la imagen deportiva reclamó un espacio en la televisión. La realización de los Juegos Bolivarianos de La Paz en octubre de 1977, los partidos contra Hungría en Budapest y La Paz, el Mundial de Fútbol Argentina 78, todo en directo, fue el despegue imparable, del que nos sentimos testigos y protagonistas.

El primer gol relatado en vivo y directo nos remonta al 10 de julio de 1977. El partido Brasil – Perú por la liguilla clasificatoria al Mundial Argentina 1978, se jugó en el estadio Pascual Guerrero de Cali, Colombia. El único gol fue anotado por Gil de Brasil. Fue un domingo para recordar.

El cambio de sistema PAL* a NTSC* y la televisión a colores en enero de 1980, contribuyeron a un sostenido e influyente crecimiento de este importante medio de comunicación.

Durante 43 años las exigencias y demandas por seguir al fútbol boliviano en las pantallas de televisión, fueron una constante. El sistema analógico tuvo presencia por más 30 años, hasta la aparición de la era digital. La calidad mejoró enormemente y la tecnología puso a disposición los mejores recursos para tener una señal en audio y vídeo que pongan en el mismo escenario a los televidentes desde sus casas.    

Los partidos del fútbol boliviano, pagando los derechos que correspondían, comenzaron a transmitirse en la década de los años 90. La primera experiencia fue traumática para la red ATB que puso al aire la primera temporada sin éxito y dio un paso al costado.

Había poco interés de parte de la población y por su lado, la Federación Boliviana de Fútbol, decidió vender en “combo” los partidos de la clasificación al Mundial de Francia 1998 y los torneos del futbol profesional en las gestiones 1996-1997- 1998. La empresa argentina PRODUFE, asociada a TELEFE, se hizo del paquete. En realidad, les interesaba tener los derechos universales de la selección boliviana, razón por la que concedió a Deporte Total y Bolivisión, la autorización de producir y transmitir el torneo nacional.

Allí comenzó a proyectarse a la televisión como el gran apoyo económico para el fútbol. Fue una gestión exitosa, tanto así, que la cadena televisiva Unitel obtuvo los derechos, en la primera licitación pública. Hasta entonces, solo se transmitían los partidos más importantes de cada fecha. Una gran limitación era la técnica, ya que las producciones de los partidos se apoyaban en los equipos técnicos de cada canal, además que los costos de transmisión satelital limitaban más la posibilidad de distribuir señales simultáneas de los diferentes partidos.

Al inicio de este nuevo siglo, los sistemas de cable cobran una importancia que supera todo cálculo, la demanda del mercado crece y el fútbol en directo es la mejor opción para captar una mayor cantidad de abonados.

La asociación ENTEL- Atb – Bolivia Tv, obtiene los derechos de transmisión y asume la tarea de producir, emitir y comercializar el evento. Todavía la señal era analógica, pero ya asomaba la alta definición, HD. La empresa Sports Tv Right adquirió los derechos y se los vendió a Tigo quien toma el control y con la novedad de estar en las canchas y con unidades móviles de una empresa argentina y después una portuguesa, levantan el nivel y calidad de las transmisiones.           

Es bueno destacar que en Bolivia se superaron las etapas con mucha voluntad y las empresas que se encargaron de producir la señal cumplieron su cometido, con los equipos que podían contar. El reto está en alcanzar el mismo sentido profesional en la organización de los campeonatos, para lo que se requiere un trabajo conjunto entre los clubes y la Federación Boliviana de Fútbol.

Los 10 cambios que revolucionaron el fútbol en televisión.
Entre 8 a 12 cámaras en cancha.
Hasta 4 partidos en HD en simultáneo.
Transmisiones digitales, vía fibra óptica.
Cámaras en alta definición HD, cada una con su sistema de repetición. 
Lentes pesados para tener mejores tomas de larga distancia.
Microcámaras en las porterías.
Registro estadístico de desempeño de los equipos y jugadores en tiempo real (wTVision).
Relatos desde cabina en cada estadio.
Super Slow (slow motion).
Steady cam  

Comparte y opina:

LA UNIVERSIDAD PRIVADA BOLIVIANA (UPB) AFIANZA SU OFERTA ACADÉMICA

La institución académica apuntala su oferta académica y sus plataformas de educación virtual.

/ 14 de julio de 2021 / 00:00

La Universidad Privada Boliviana (UPB) se encuentra en el tramo final del primer semestre de la gestión 2021. Su reacción eficiente y responsable ante la emergencia sanitaria ha vuelto a situar a la UPB en la cúspide académica del país. Sin embargo, esta eficiencia y fortaleza no nacieron de un día para otro, sino de una apuesta profunda por los estudiantes y emprendedores de Bolivia.

La UPB es una institución educativa sin fines de lucro que busca la excelencia académica en todos los niveles: pregrado, posgrado e investigación. Esta casa de estudios brinda un aprendizaje de calidad internacional en base a un firme compromiso de responsabilidad social. 

La Visión de la UPB es llegar a ser la mejor universidad del contexto nacional, y ser un referente en la región. Su Misión es optimizar el conocimiento mediante la investigación y transmitirlo en procesos de enseñanza y aprendizaje. Es reconocida por el compromiso y garantía de excelencia académica, calidad de gestión, ética, desarrollo sostenible, competitividad y libre empresa.

La UPB ofrece 20 carreras repartidas en dos áreas: por un lado, Ciencias Empresariales y Derecho; por el otro, Ingenierías y Arquitectura. Asimismo, cuenta con tres facultades de posgrado: Olave School of Business, Posgrado de Ingeniería y Tecnología y la Escuela de Graduados en Gestión Pública (EGEP).

Cabe destacar que la universidad ha logrado una gran repercusión en rankings especializados a nivel nacional e internacional. Asímismo, la significativa inversión en infraestructura puede apreciarse en los tres campus de Cochabamba, La Paz y Santa Cruz, todos equipados con aulas multimodales, diseñadas para brindar clases presenciales y online.

Futuro

La UPB ha lanzado un moderno modelo académico multimodal y ha ampliado su oferta de becas de estudio en todo el país para que los estudiantes destacados de los colegios, puedan acceder a una mejor educación. Además, se ha trazado la meta de apuntalar la eficacia docente y la competencia emocional, un factor esencial por la situación de encierro y ansiedad que ha generado la pandemia tanto en estudiantes como docentes.

Un nuevo contexto

La nueva oferta académica de la universidad está pensada de acuerdo al calendario académico modular, y se implementará de forma adaptativa, según las circunstancias de la emergencia sanitaria. Aún así, las clases a distancia llegaron para quedarse más allá de las restricciones de la pandemia mundial, pues garantizan la llegada a un mayor número de estudiantes y la actualización de los métodos de enseñanza.

El programa modular (parcialmente virtual) fue diseñado para que pueda seguirse desde cualquier lugar de Bolivia o desde el exterior. Todas las carreras de la UPB están disponibles, aunque algunas requieren una mayor carga presencial. El calendario académico modular es adaptativo y se irá aplicando según los avances en la situación de pandemia.

La prioridad es proteger a la comunidad UPB hasta que la situación de pandemia mundial se vea realmente superada.

Las inscripciones para el segundo semestre del año ya están abiertas. Para mayor información, visitar las plataformas de redes sociales o la página oficial de la Universidad Privada Boliviana: https://www.upb.edu

Comparte y opina:

RAZONES QUE DAN PESO AL TÍTULO UPSA

/ 14 de julio de 2021 / 00:00

Hay argumentos esenciales y detalles que dan valor y peso a un título otorgado por la Universidad Privada de Santa Cruz de la Sierra, UPSA.  La Universidad ha decidido darle un enfoque integral diferenciador, desde la formación profesional a la humana, que le ha merecido ser reconocida por séptimo año consecutivo, como la primera en el Sector Formación en el país, según el ranking Internacional de Reputación MERCO – Informe Bolivia.

Un directorio integrado por probos profesionales y empresarios bolivianos, se encuentra a la cabeza de la UPSA, que encomienda una formación de calidad y una gestión transparente a las autoridades académicas y administrativas de esta institución educativa. 

En 37 años de vida institucional, se han graduado 9.700 profesionales que se encuentran desempeñándose en los cinco continentes, ocupando cargos de liderazgo o son emprendedores con visión innovadora. Este común denominador de impactar en las sociedades donde trabajan, es un sello UPSA que se gesta por el cuidado y fortalecimiento de cada uno de los actores en la formación.

Comenzando por la calidad humana y profesional de los docentes, formado en diversas universidades del mundo, fortalece la visión global del estudiante y se destacan por su vocación, trayectoria, actualización y especialización. Ellos están comprometidos con su vocación de formador y guía del estudiante. Su capacitación pedagógica permanente y la relación docente-estudiante -como elemento central de la formación- permiten alcanzar altos estándares de calidad educativa.

Un grupo de docentes realiza tareas de formación e investigación y otros, cuya experiencia profesional, fortalece el vínculo universidad-empresa-sociedad. Este empeño diario se ve reflejado desde el primer semestre con la calidad de los trabajos que presentan los estudiantes de las 19 carreras.

El sistema semestral que aplica la universidad es otro de los porqués sus títulos son de peso. Este sistema, incluso el anualizado que se aplica en las carreras de Arquitectura y Diseño Industrial, son los utilizados por las más prestigiosas universidades europeas. Básicamente se trata de entender la fase formativa (entre 18 y 22 años) como un proceso gradual, por eso se van dando los cocimientos de forma paulatina, generando una mejor asimilación. Otro factor importante del sistema semestral es que se enseña a pensar (el ser reflexivo) antes del hacer. Cuando el aprendizaje es gradual y evolutivo se genera conocimiento de calidad. El sistema modular se aplica luego que se pasó la parte formativa, de ahí es que los posgrados se aplican en esta modalidad.

Todo el entorno generado por el eco Campus UPSA está creado para brindar una experiencia universitaria plena. Son 66.000 metros cuadrados de un minibosque con muchos jardines, árboles, canchas deportivas, patio de comidas y espacios de estudios al aire libre que crean sintonía personal y social. El equipamiento está sobre una construcción de 22.000 m2, con aulas, laboratorios, bibliotecas, talleres, salas de estudios, coliseos, centro de convenciones y salones auditorios, dotando al estudiante de todas las herramientas para su aprendizaje y con alrededor de 50 servicios académicos.

La interconexión generada por el sistema presencial, completamente sintonizado a las plataformas virtuales propias en constante evolución, forma el equilibrio entre la tecnología y la humanización. En la UPSA se aplica la máxima de que, las relaciones humanas se generan los grandes cambios. Y ese es otro porqué del título de peso: la vinculación empresarial y entre compañeros que se cuida y potencia, mediante la inclusión y el convenio con más 100 empresas nacionales y las oportunidades de pasantías internacionales.

La formación profesional se fortalece con la experiencia internacional. La UPSA tiene convenios con prestigiosas universidades de 32 países y una Unidad que se dedica a orientar al estudiante dónde hacer los intercambios de acuerdo con sus intereses y proyectos. Pero las fronteras de la internacionalización llegan más allá, con la opción de obtener una doble titulación en 10 carreras, gracias a convenios con la Rennes School of Business (Francia) y la Universidad de Génova (Italia). En el año 2020 la UPSA tuvo su primera doble titulada en Arquitectura, Gabriela Crapuzzi, quien se graduó con máximos honores en Génova.

El destaque de los estudiantes se corrobora en cada experiencia internacional o en participación de eventos competitivos que demuestran la capacidad académica y habilidades sociales que la UPSA internaliza y fomenta en cada uno de los que deciden optar por una educación bajo la cultura UPSA.

Temas Relacionados

Comparte y opina: