martes 2 jun 2020 | Actualizado a 05:16

Hugo Palenque: ‘Hasta el último día de vida me acordaré de esa hazaña’

El exdefensor de Mariscal Braun, Hugo Palenque.

/ 31 de marzo de 2020 / 21:26

El exdefensor de Mariscal Braun y de 31 de Octubre dice que los jugadores de esa época cumplieron con la selección y que desde sus equipos le ponían alma, vida y corazón a la camiseta que defendían.

“La verdad es que me iré feliz cuando Dios me llame, porque me tocó traspirar la Verde, esa es una de las cosas más grandes que me pasó como futbolista. Hasta el último día de vida me acordaré de esa hazaña del 63, es imborrable de mi mente”, sostiene Hugo Palenque, integrante del seleccionado boliviano campeón Sudamericano.

El exdefensor de Mariscal Braun y de 31 de Octubre dice que los jugadores de esa época cumplieron con la selección y que desde sus equipos le ponían alma, vida y corazón a la camiseta que defendían.

“En serio, cuando nos toque irnos, pienso que será con mucha alegría, porque le cumplimos al país. Yo creo que el triunfo no solo fue de esos 22, sino de todo el país, porque los dirigentes planificaron bien las cosas, nosotros nos entrenamos bien y el pueblo y el periodismo, todos apoyaron como uno solo”.

Recuerda que en el caso de los jugadores, ellos se concentraron de manera cerrada como cinco meses antes en la Clínica de Los Remedios en Cochabamba. “Entrenamos como soldados, todos dormíamos en camas iguales, comíamos lo mismo, trabajábamos duro. El técnico (el brasileño Danilo Alvim) fue como nuestro padre. Pese a los diferentes pensamientos, todos soñábamos con lo mismo”.

“Tantos meses juntos, estar todo el día con diferentes temperamentos, no fue fácil. Le pusimos mucho corazón y ya digo, lo maravilloso fue vestir la casaca Verde, esa por la que damos nuestra vida. Ese 63 fue de muchas anécdotas y cosas que nos marcaron a todos”.

Palenque recuerda que ya ser convocado a la selección “era maravilloso y un orgullo” para cualquier futbolista boliviano.

“Una de las anécdotas fue que en la concentración en la clínica, en la puerta colgaba una pizarra en la que se colocaba el nombre del jugador que iba a ser separado y cada mañana mirábamos de reojo para saber si estaba nuestro nombre”.

El mundo saluda el regreso del fútbol; las estrellas del Bayern entran en acción

En búsqueda de un octavo título consecutivo, el club bávaro jugará a las 16.00 GMT en Berlín contra el FC Unión.

/ 17 de mayo de 2020 / 09:08

Los asientos en la tribuna cubiertos con camisetas del equipo antes del partido de fútbol de la Bundesliga de la primera división alemana.

Por AFP

El planeta fútbol saluda este domingo el exitoso regreso el sábado de la Bundesliga, el primer gran campeonato en reanudarse tras el parón por el coronavirus, y espera la puesta en acción del líder Bayern Múnich, a las 16.00 GMT en Berlín contra el FC Unión.

Los riesgos de infección, el estricto protocolo sanitario y el mal humor de los ultras, opuestos a los partidos a puerta cerrada, parecen haber pasado a un segundo plano, pese a que el comentarista estrella del canal Sky, el exinternacional Dieter Hamann, resumió de manera expresiva la situación del fútbol, calificándolo de «baile en el filo de la navaja».

Dispuesto siempre a exacerbar el orgullo nacional, el diario sensacionalista Bild tituló su portada del domingo: «íAsí es cómo el mundo celebra nuestra Bundesliga!».

Y varias estrellas del balón se expresaron en las redes sociales para celebrar el regreso del fútbol.

«Lo dicen y lo hacen. íGracias Bundesliga!», escribió Zlatan Ibrahimovic, la estrella sueca ahora en el AC Milan.

El francés Kylina Mbappé aseguró que seguiría la jornada del sábado y el alemán del Manchester City Ilkay Gündogan destacó: «Primer balance tras 90 minutos, fue extraño sin aficionados, como se preveía, pero pese a todo da gusto volver a ver fútbol después de tanto tiempo».   Otros, como el colombiano del Galatasaray Radamel Falcao se preguntaba si las medidas sanitarias no eran exageradas: «¿Existirá una razón técnica para que no se permita el abrazo en los goles? Durante todo el partido estamos en constante contacto. íEn un tiro de esquina están los defensores encima tuyo!. En las barreras están todos juntos».

«Wunderbar»

En la prensa internacional también se vivía con entusiasmo el regreso a la «normalidad» cuando buena parte del mundo inicia planes de desconfinamiento. «Wunderbar» («Maravilloso»), tituló en alemán el diario británico Mirror on Sunday.   El francés L’Equipe consagró seis páginas a la Bundesliga y dio voz al exinternacional Bixente Lizarazu: «Lo alemanes se prepararon rápido mientras que nosotros estábamos discutiendo», declaró la exestrella del Bayern Múnich en referencia a los actores del fútbol francés, cuya liga, a diferencia de Alemania, fue cancelada.

El regreso del fútbol, no obstante, no ha sido sencillo tras más de dos meses de confinamiento y en esta nueva cotidianidad han aparecido nuevos reflejos.

Con cierto humor, el director deportivo del Eintracht de Fráncfort, Fredi Bobic, comentó los dos goles en los primeros siete minutos que recibió su equipo en la derrota contra el Mönchengladbach (3-1): «En los primeros minutos estábamos con el estado de espíritu del coronavirus y respetamos las reglas de distanciamiento social. «¡Lo estúpido es que lo hayamos hecho en nuestro área!».

Este domingo serán las estrellas del Bayern de Múnich las que tendrán que tendrán que demostrar que están ya en modo competición.

En búsqueda de un octavo título consecutivo, el club bávaro jugará a las 16.00 GMT en Berlín contra el FC Unión con el objetivo de continuar su marcha triunfal de 15 victorias en 16 partidos (todas las competiciones incluidas), interrumpida en marzo con la suspensión de las competiciones por el coronavirus.

«Carácter»

«Todo vuelve a cero y esperamos que al final tendremos más puntos que nuestros adversarios», declaró el entrenador Hansi Flick, prudente ante las nuevas condiciones, que en su opinión harán que el campeonato sea «diferente».

El Bayern deberá entrar rápidamente en competición, ya que sólo dispone de un punto de ventaja sobre el Borussia Dortmund, que el sábado goleó 4-0 al Schalke en un Derbi del Ruhr disputado por primera vez a puerta cerrada. Y en menos de 10 días los dos grandes del fútbol germano se verán las caras en el ‘Klassiker’ (26 de mayo).

Los muniqueses han aprovechado el paro forzoso para recuperar a su goleador Robert Lewandowski, lesionado en una tibia. El polaco tiene al alcance batir su récord personal de goles en una Bundesliga (30), tras haber anotado ya 25 en lo que se ha disputado de temporada.

Los dos extremos, Serge Gnabry y Kingsley Coman, están también en plena forma, según el club.

Pero el talento no es garantía de título, ha advertido el técnico Hansi Flick: «Nuestras cualidades futbolísticas no bastan por sí solas. Tendremos que mostrar carácter. Si nos contentamos sólo con jugar bien al fútbol, íno ganaremos los últimos nueve partidos!».

Comparte y opina:

Se reanuda la Bundesliga; el fútbol vuelve a Europa

Los partidos se disputan a puerta cerrada. El plato fuerte de la jornada: Derbi del Ruhr vs. Borussia Dortmund

/ 16 de mayo de 2020 / 09:55

El mediocampista alemán del Schalke Daniel Caligiuri (C) dispara un tiro libre durante el partido de fútbol de la primera división alemana de la Bundesliga BVB Borussia Dortmund v Schalke. La temporada se reanudó después de una ausencia de dos meses debido a la pandemia de coronavirus COVID-19.

Por AFP

El balón por fin echó a rodar: la Bundesliga alemana se convirtió este sábado en la primera gran liga europea en reanudarse con cinco partidos en juego, una situación observada por todo el mundo, pero con un silencio perturbador, el de las gradas vacías.

A la hora prevista, las 13.30 GMT, el sonido de los silbatos se hizo más perceptible que nunca en Augsburgo, Düsseldorf, Hoffenheim, Leipzig y Dortmund, poniendo la piel de gallina a todos los amantes del fútbol, que llevaban esperando más de dos meses a ver un partido cuando la mayoría de torneos quedaron suspendidos a mediados de marzo por la pandemia del nuevo coronavirus.

Primeros pases, primeras consignas de los entrenadores y primer choque en el Dortmund-Schalke, el tradicional Derbi del Ruhr: el fútbol está de vuelta, aunque es imposible entusiasmarse completamente, ya que la crisis sanitaria está visible en todos los sitios.

Los jugadores del Schalke entraron en el Signal Iduna Park con mascarillas, el ‘muro amarillo’, la famosa tribuna del antiguo Westfalenstadion, está completamente vacía, sin la presencia de los miles de hinchas que dan ese color tan especial a los partidos del Dortmund e, incluso, los banquillos de suplentes están sólo ocupados uno de cada dos.

Esto es lo que espera este fin de semana a las estrellas de la Bundesliga, el líder Bayern jugará el domingo en la 26ª jornada del campeonato, una extraña situación que se prolongará durante meses.

Ni música ni saludos

Sin ceremonia ni música, los equipos entraron por separado en la cancha. No hubo saludos entre los jugadores, ni niños acompañándoles, como tampoco ninguna subida de adrenalina sonora cuando llegaron las primeras acciones. En Leipzig, que recibe al Friburgo, algunos jugadores incluso mantuvieron las mascarillas durante el calentamiento.

Esas mismas escenas se habían producido antes, con cuatro partidos de la segunda división que comenzaron a las 11h00 GMT, con el mismo protocolo sanitario estricto.

En Dortmund, el ambiente de la ciudad no tiene nada que ver con el habitual en un día de partido, constató un periodista de la AFP.

Varias furgonetas de la policía estaban posicionadas, sobre todo en las afueras de la estación de tren, para evitar la concentración de aficionados. La policía hizo un llamado para instar a los hinchas a quedarse en casa.

 «Más vale partidos a puerta cerrada para frenar la progresión de la epidemia que una catástrofe sanitaria», admitió Nicole Bartelt, de 44 años y aficionada del Dortmund, reconocible por vestir la camiseta del BVB, que verá el partido de su equipo en casa de unos amigos, respetando las medidas de distanciamiento que exigen las autoridades.

Espejo para otros campeonatos

Pionera en Europa entre los grandes campeonatos, sobre la Bundesliga recae la responsabilidad de mostrar el camino: el éxito o fracaso de su intento de retomar y terminar la competición puede ser determinante para los planes de otros países.

Si consigue disputar las nueve jornadas que le quedan para el final, Alemania habrá demostrado al mundo que el deporte profesional de primera línea puede sobrevivir a la COVID-19, pero una nueva interrupción antes del final lanzaría un mensaje muy negativo.

Los jugadores y miembros del cuerpo técnico se someten a test regulares y han tenido que estar concentrados y aislados toda esta semana.

Dos entrenadores de clubes de la primera división alemana no podrán vivir en el banquillo este fin de semana de regreso de la Bundesliga por haber violado esa cuarentena.

Se trata de Heiko Herrlich (Augsburgo), que salió del hotel para comprar pasta de dientes y una crema dermatológica, y Urs Fischer (Unión Berlín), que abandonó voluntariamente la concentración por el fallecimiento de un familiar.

«El mundo entero nos mira»

«El mundo entero nos mira», constató el viernes el entrenador del Bayern de Múnich, Hansi Flick. «Puede ser una señal para todas las demás ligas y puede permitir al deporte regresar en todas partes», apuntó.

El regreso del fútbol «es una buena señal», destacó este sábado el presidente de la UEFA Aleksander Ceferin. «No sólo es fútbol. La gente está deprimida por el confinamiento y la incerteza. El fútbol trae una cierta normalidad y energía positiva. Hace más fácil quedarse en casa cuando puedes ver deporte» por televisión, declaró al canal BeIn Sport.

Pero en Alemania, una mayoría de la opinión pública no es favorable a esta reanudación del campeonato: un 56% de las personas preguntadas al respecto en un sondeo esta semana se mostraba en contra.

«Tenemos una responsabilidad gigantesca», reconoció el viernes el presidente del Borussia Dortmund, Hans-Joachim Watzke.

Comparte y opina:

Nació Mila Dellien Giangreco, ¿será de tal palo tal astilla en el tenis?

Es la primera hija de la pareja de tenistas, el número uno de Bolivia Hugo Dellien y la paraguaya Camila Giangreco.

/ 26 de abril de 2020 / 15:29

Hugo Dellien y su esposa Camila Giangreco. Foto: Familia Dellien

Mila tiene apenas un día de vida, vino al mundo el sábado 25 de abril en Asunción, es la primera hija del matrimonio de dos tenistas internacionales, el número uno boliviano Hugo Dellien y la paraguaya Camila Giangreco.

Hugo Dellien

«Está muy feliz. Está prendido al teléfono con la mamá todo el día”, cuenta Hugo Dellien Bause, padre del mejor tenista del país en la actualidad, quien no pudo viajar a Paraguay debido a la cuarentena por la pandemia del coronavirus.

Don Hugo da detalles: Mila nació a las 13.50 con 2 kilos y 850 gramos, además de 50 centímetros de estatura.

«Ella se encuentra muy bien, al igual que la mamá”, agrega el abuelo.

“Estoy muy dichoso pese a la distancia, queriendo conocerla muy pronto. Ya la pudimos ver por fotografías. Mi esposa (Silvana Velasco) está enloquecida, con el deseo de conocerla, de ir a verla, pero debemos esperar”.

Por el momento no hay planes de viajar a Paraguay para conocer a la pequeña Mila no solo por la cuarentena, sino por “la salud de la niña, pues acá, en Trinidad, se están incrementando mucho los casos (de Covid-19), así que hay que tener un poquito de paciencia”.

El tenista de 26 años, quien actualmente ocupa el puesto 94 del ranking ATP, no prevé dar declaraciones sobre el nacimiento de su hija, pero en una entrevista exclusiva con Marcas de La Razón que se publicó el 5 de abril enfatizó: “estoy con la expectativa de ser un gran padre”.

La pequeña Mila Dellien Giangreco

(26/04/2020)

Comparte y opina:

Colombiano Mena está en Oruro solo, extraña a su familia y San José lo ha abandonado

El futbolista asegura que el club le debe ocho meses de salarios. Por falta de recursos no pudo viajar.

/ 14 de abril de 2020 / 17:23

El colombiano mena durante un partido por Copa Libertadores. Foto: Archivo

Por Rafael Sempértegui

“Triste en todos los sentidos” es la situación del zaguero colombiano de San José, César Mena, quien está solo en Oruro, lejos de su familia que radica en Medellín y sin ningún ingreso, porque el club no le paga hace rato.

“Todo se complicó, estoy solo, sin que de San José aparezca alguien y me diga algo. Cómo creerán que estoy en el día a día, sin paga de sueldo. Y lo más importante es que mi familia me hace falta. Extraño mucho a mi esposa y a mi hijo, es que no tuve recursos para volver a mi país”, declaró el defensor.

Mena es uno de los 10 jugadores a quienes el club santo les adeuda sueldos desde el año pasado. “Me deben ocho meses de sueldos, desde cuando fuimos campeones en 2018. Imagínate eso, quién puede estar sin cobrar casi un año. Nunca me había pasado algo así en mi carrera”, lamentó el jugador.

El colombiano está bien de salud, pero en el sentido emocional no, porque está lejos de su familia. La cuarentena la pasa en un hotel con lo justo y necesario porque el presidente y el resto de dirigentes “están desaparecidos”.

Mena en un hotel de Oruro. Foto: César Mena

“Ya no sé a dónde puede dirigirse un trabajador de fútbol en esta situación. La otra vez tuvimos el apoyo de los colegas y de Fabol, pero eso es hasta que se vuelva a jugar; en cambio, ahora quién nos ayuda en estos instantes cuando más lo necesitamos”.

Mena aclaró que su idea no es iniciar alguna demanda, pero sí busca certezas, que alguien responda por lo que le debe San José y le comience a pagar.

“Me dijeron que hay un inversor que no me tiene en planes, y bueno… pero que no nos hagan estas cosas de dejarnos huérfanos en medio de esta cuarentena. Paso una situación que nunca imaginé”, enfatizó.

Entre los futbolistas del plantel orureño, la mayoría fuera de ese departamento, tratan de contactarse con el presidente Huáscar Antezana, pero éste no responde los llamados.

Comparte y opina:

El Papirri celebra su pasión por The Strongest con un segundo concierto virtual

El cantautor boliviano invita a sus seguidores a cantar y a gritar junto a él ¡K'alatakaya Huarikasaya, hurra, hurra!, en honor a los 112 años del Tigre

/ 8 de abril de 2020 / 19:29

El Papirri

Por Naira de la Zerda

El club aurinegro cumple 112 años desde su fundación este 8 de abril y uno de sus más grandes fanáticos, Manuel Monroy Chazarreta, cantautor y escritor paceño, los celebrará con el recital Mis canciones para el Tigre. El concierto virtual será transmitido desde su página oficial de Facebook y comenzará a las 19.30.

El músico vuelve a la escena virtual luego de haber realizado un concierto de cerca de una hora el 2 de junio. En aquella ocasión decidió interpretar sus piezas más alegres para darle un momento de esparcimiento a sus fanáticos, alejarlos del estrés y el caos cotidiano que implica la cuarentena actual por la pandemia del COVID 19. Tocó Samba Geisha, Maribel, Alasita y Metafísica Popular, con frases nuevas referentes a la coyuntura actual.

“Estoy asustado y preocupado por aquellos que trabajan al día. Por mis compañeros músicos que no pueden trabajar, por los migrantes que están esperando en la frontera. Pero no encuentro que sea momento para el cuestionamiento, sino para mantener una actitud positiva que nos ayude a sobreponernos” comentó en aquella ocasión.

El 28 de marzo estrenó Quédate en casa, una canción que motiva a la población a cuidarse y respetar el autoasilamiento que él lleva desde su casa en Cochabamba. Primera experiencia que lo impulsó a realizar los conciertos siguientes.

Comparte y opina: